Dieta y Nutricion

¿Qué no comer cuando tienes síndrome metabólico?

La estrategia de manejo muy inicial para el síndrome metabólico es la dieta correcta y los cambios en el estilo de vida. Deben evitarse los alimentos que aumentan el riesgo de desarrollar síndrome metabólico o empeoran la condición.

Sodio: la dieta del paciente con síndrome metabólico o los pacientes con alto riesgo de síndrome metabólico no deben tener sodio. Los estudios han demostrado que los niveles más altos de sodio en los alimentos están directamente relacionados con el aumento de la presión arterial. Debe evitarse cualquier alimento salado envasado y evitar agregar sal de mesa después de la preparación de la comida. El queso, las verduras enlatadas y las nueces saladas contienen una gran cantidad de sal.

Grasas: las grasas trans en los alimentos aumentan el riesgo de aterosclerosis, aumentan el colesterol y aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares. La grasa Tran se agrega a los alimentos procesados ​​para aumentar la vida útil del producto. Los artículos fritos empacados contienen una gran cantidad de grasas trans. Otros alimentos que contienen grasas trans incluyen pizza congelada, papas fritas congeladas y productos fritos. Todo esto no debe ser consumido por pacientes con síndrome metabólico.

Alimentos azucarados: los alimentos azucarados aumentan el nivel de azúcar en la sangre y aumentan la obesidad . La comida azucarada aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 y el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Además, la dieta con bajo contenido de azúcar ayuda a reducir el peso y el nivel de azúcar en la sangre está bajo control. Los productos que contienen una gran cantidad de carbohidratos incluyen agua carbonatada que contiene azúcar, pan blanco y arroz blanco.

Edulcorante artificial: en el producto se usan varios edulcorantes artificiales para hacerlos comestibles para las personas que padecen diabetes. Los productos que contienen edulcorantes artificiales deben ser evitados por la persona que padece o tiene riesgo de síndrome metabólico, ya que los edulcorantes artificiales aumentan el riesgo de un nivel anormal de azúcar en la sangre y las posibilidades de contacto con la diabetes son mayores. Varios productos que contienen edulcorantes artificiales son agua dulce con gas y bebidas dietéticas. Los edulcorantes artificiales actualmente en uso son aspartamo, sucralosa y sacarina.

Alcohol: en la persona que sufre de síndrome metabólico o la persona que está en riesgo debe limitar la cantidad de alcohol. El alcohol aumenta la síntesis de triglicéridos en el cuerpo, lo que aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y aterosclerosis. Además, también aumenta el riesgo de resistencia a la insulina. Por lo tanto, el alcohol juega un papel importante en el aumento de la incidencia del síndrome metabólico.

Alimentos procesados: los estudios concluyeron que el alto consumo de alimentos ultraprocesados ​​aumenta la prevalencia del síndrome metabólico. Los alimentos altamente procesados ​​aumentan el riesgo de un mayor nivel de colesterol.

¿Qué comer durante el síndrome metabólico?

Potasio: El potasio y el magnesio actúan como un mineral de equilibrio entre sí. Mientras que el sodio aumenta la presión arterial, el potasio tiende a disminuirlo. Los alimentos ricos en potasio son tomate, naranja, plátano y lentejas.

Alimentos ricos en fibra: se sabe que las fibras reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Reducen la cantidad de lipoproteínas de baja densidad. Las fibras también reducen el riesgo de diabetes. Varias fibras que pueden incorporarse en la dieta del paciente incluyen avena, cebada, salvado y quinoa.

Ácidos grasos omega 3: los ácidos grasos omega 3 son un excelente complemento cuando se trata de regular el nivel de colesterol. Ayuda a aumentar la HDL en suero. Además, también es eficaz en el desarrollo del sistema nervioso y también cuida el corazón. Los ácidos grasos omega 3 importantes son EPA y DHA. Varios alimentos que contienen ácidos grasos omega 3 son aceite de semilla de lino, aceite de oliva, aceite de salmón y aceite de aguacate.

Complejo de vitamina B: el complejo de vitamina B ayuda a regular varias reacciones enzimáticas en el cuerpo que son importantes para llevar a cabo diversos procesos metabólicos. Por lo tanto, los alimentos que contienen derivados de la vitamina B deben incorporarse en la dieta.

Almendras: Las almendras son ricas en ácidos grasos omega 3 y deben incorporarse en la dieta de los pacientes con síndrome metabólico.

Espinaca: La espinaca reduce el riesgo de diabetes y también ayuda a reducir la grasa abdominal.

Brócoli: el brócoli normaliza el nivel de azúcar en la sangre y ayuda a controlar la obesidad.

Conclusión

Los alimentos que aumentan el riesgo de diabetes, aumentan la obesidad, aumentan las LDL y reducen las HDL, y se debe evitar aumentar la síntesis de triglicéridos Los alimentos tales como alimentos azucarados, grasas trans y alimentos procesados ​​no deben incorporarse a la dieta del paciente que padece síndrome metabólico.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment