¿Se puede curar la fibrosis quística?

La fibrosis quística se refiere a una condición médica hereditaria caracterizada por el daño a las células que producen mucosidad. Esta condición afecta principalmente a los pulmones, el sistema digestivo y otros órganos vitales del cuerpo. Las personas con fibrosis quística heredan un gen defectuoso que produce la mucosidad, que normalmente es un líquido delgado y resbaladizo, espeso que comienza a obstruir los conductos y arterias, especialmente en los pulmones.

Las personas con fibrosis quística pueden estar completamente discapacitadas ya que no tienen órganos vitales del cuerpo que funcionan normalmente, especialmente los pulmones. El pronóstico para los individuos con fibrosis quística es bastante pobre.

Sin embargo, con las mejoras en los tratamientos y la investigación continua, las personas tienen una calidad de vida mucho mejor, pueden obtener un empleo remunerado y pueden vivir una vida mucho más larga que antes.

Table of Contents

¿Se puede curar la fibrosis quística?

A partir de ahora, no hay cura para la fibrosis quística. El tratamiento está dirigido a calmar los síntomas y prevenir cualquier complicación que pueda surgir debido a esta enfermedad. Las personas con fibrosis quística requieren cuidado diario y una estrecha vigilancia. Cuanto antes se diagnostique la enfermedad, mejor será la calidad de vida del paciente.

Un paciente con fibrosis quística requerirá un enfoque multidisciplinario hacia el tratamiento. Los objetivos principales del tratamiento para la fibrosis quística incluyen prevenir la acumulación de mucosidad en los pulmones, controlar las infecciones especialmente en los pulmones y eliminar cualquier obstrucción que pueda estar presente en los intestinos debido al moco espeso. La nutrición adecuada es obligatoria para los pacientes con fibrosis quística.

Se administran medicamentos en forma de antibióticos para las infecciones pulmonares o intestinales que son bastante frecuentes en personas con fibrosis quística. Se prescriben antiinflamatorios para calmar la inflamación de las vías respiratorias, que también es bastante común en personas con fibrosis quística.

Los medicamentos utilizados para reducir el grosor de la mucosa se administran de tal manera que el paciente puede expulsar el exceso de mucosidad y mejorar la funcionalidad de los pulmones. También se suelen administrar broncodilatadores a los pacientes para mantener abiertas las vías respiratorias.

La rehabilitación pulmonar también se recomienda para pacientes con fibrosis quística. Este es un proceso a largo plazo y requiere mucha paciencia del paciente y de los cuidadores. La rehabilitación pulmonar consiste en ejercicios físicos para fortalecer los pulmones. Esto implica ejercicios de respiración para mejorar la respiración.

El asesoramiento nutricional se realiza cuando se prepara una tabla de dieta que mejor se adapte al paciente y que mejore la calidad de vida del paciente. Se brinda asesoría psicológica periódica al paciente y su familia para ayudar a enfrentar la condición de la enfermedad.

También hay ciertos procedimientos quirúrgicos que forman parte del plan de tratamiento para las personas con fibrosis quística. Estos procedimientos incluyen la extirpación de pólipos nasales para mejorar la respiración y la terapia de oxígeno para mejorar los niveles de oxígeno en el cuerpo. La acumulación de moco en los pulmones o el sistema digestivo se succiona a través de los tubos.

En las etapas finales de la enfermedad, el paciente necesita un tubo de alimentación para obtener apoyo nutricional. El trasplante de pulmón es otro procedimiento que es una opción reservada para los pacientes que tienen complicaciones graves de los pulmones debido a la fibrosis quística. El trasplante de pulmón puede ser algo efectivo, pero las complicaciones de la fibrosis quística siempre tienden a regresar incluso después de un trasplante exitoso.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment