7 formas naturales para aliviar los síntomas de la espondilitis anquilosante

Acerca de la espondilitis anquilosante

La espondilitis anquilosante es una forma de artritis que causa dolor intenso y rigidez en las articulaciones, especialmente en la parte posterior. Con el tiempo a medida que progresa la enfermedad, en realidad puede causar la fusión de los huesos de la columna vertebral. La espondilitis anquilosante también puede causar artritis en el área de la pelvis y la columna vertebral. Se denomina como una enfermedad inflamatoria crónica. La espondilitis anquilosante se ve más en hombres que en mujeres y es tan común como artritis reumatoide . Esta afección afecta a aproximadamente el 2% de la población total en los Estados Unidos.

Aunque la espondilitis anquilosante produce un dolor incapacitante severo en la espalda con un rango de movilidad restringido, existen ciertas formas naturales de aliviar los síntomas de la espondilitis anquilosante.

Formas naturales para aliviar los síntomas de la espondilitis anquilosante

Algunas de las formas naturales para aliviar los síntomas de la espondilitis anquilosante son:

Ejercicio: Esta es quizás la mejor forma de tratar los síntomas del anquilosamiento Espondilitis. Los médicos sugieren que es extremadamente vital para las personas con espondilitis anquilosante para mantenerlos activos y tener una rutina diaria de ejercicios en la que participan con diligencia. Mantenerse activo y tener un programa de ejercicio regular no solo ayuda a calmar la inflamación sino que también reduce el dolor de manera significativa. El ejercicio diario también ayuda a mejorar la postura y mejora la movilidad y la flexibilidad de la columna vertebral. Además, el ejercicio diario puede ayudar a un individuo a mantener bajo control su peso, reduciendo así cualquier posibilidad de empeoramiento de los síntomas de la espondilitis anquilosante.

Buena postura: Tener una buena postura es otra forma natural efectiva de ayuda a aliviar los síntomas de la espondilitis anquilosante. Tener una buena postura sentada ayudará a evitar que los huesos espinales se fusionen de forma anormal o deformada, lo que puede ser perjudicial para el individuo a largo plazo, tanto sintomáticamente como estéticamente, ya que la deformidad puede comenzar a hacerse visible. Hay bastantes ejercicios posturales que pueden realizarse dependiendo de los síntomas experimentados que pueden ayudar a mantener la forma de la columna erecta a pesar de la espondilitis anquilosante.

Terapia física: Una de las mejores maneras naturales de aliviar los síntomas del anquilosamiento La espondilitis es fisioterapia . Visitar a un fisioterapeuta es extremadamente beneficioso para las personas con esta afección, ya que el terapeuta formulará un régimen de ejercicio o modalidades de TP más adecuadas para la afección. Los ejercicios ayudarán a la movilidad y la flexibilidad de la columna y también fortalecerán la columna vertebral. Realizar ejercicios de PT regularmente no solo ayudará a aliviar los síntomas de la espondilitis anquilosante, sino que también evitará la fusión anormal de la columna.

Paquetes calientes y fríos: Esta es otra forma natural de calmar la inflamación y reducir síntomas de dolor El individuo debe aplicar compresas de hielo sobre la columna durante 15-30 minutos dos o tres veces al día durante unas semanas hasta que desaparezcan los síntomas. Esto se puede alternar con un paquete de calor que se aplicará sobre el área afectada durante 15-20 minutos dos o tres veces al día. Cabe señalar que tanto los paquetes fríos como los calientes no se deben aplicar simultáneamente, ya que pueden provocar el desarrollo de ampollas.

Unidad TENS: La unidad TENS también conocida como estimulación nerviosa eléctrica transcutánea es una máquina que se usa para aliviar el dolor El mecanismo de funcionamiento de una Unidad TENS es que el dispositivo envía impulsos a través de la piel hacia los nervios y evita que las señales de dolor lleguen al cerebro, proporcionando alivio del dolor. Aunque ha habido resultados mixtos cuando se trata de aliviar el dolor causado por la espondilitis anquilosante, las personas con esta afección pueden consultar con el médico tratante y solicitar información sobre la utilización de la Unidad TENS para aliviar los síntomas de la espondilitis anquilosante.

Acupuntura: Este tratamiento alternativo también puede ser bastante útil en el tratamiento de los síntomas de la espondilitis anquilosante en la que se insertan agujas a través de la piel en puntos específicos para aliviar el dolor. El efecto que la acupuntura tiene sobre el dolor causado por la espondilitis anquilosante puede ser limitado, pero el individuo puede acudir a un acupunturista por consejo de su médico tratante para probar la acupuntura como una forma de tratamiento para aliviar el dolor.

Dieta: Comer la dieta adecuada puede ayudar a reducir la inflamación y aliviar el dolor de la persona que padece esta afección. Los pacientes con espondilitis anquilosante deben abstenerse de tomar cualquier bebida alcohólica, comer mucha vitamina D y calcio para tener una buena salud ósea y llevar una dieta rica en frutas, verduras y granos integrales. Las grasas y los alimentos procesados ​​son algo que debe evitarse ya que pueden empeorar los síntomas de la espondilitis anquilosante.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment