Artritis reumatoide frente a artritis reumatoidea: diferencias que vale la pena conocer

Osteoartritis y Artritis reumatoide son ​​dos tipos de artritis y ambas difieren entre sí de manera significativa. El primero es el tipo más común de artritis, mientras que el último es reconocido como el tipo de artritis más invalidante o discapacitante. Más acerca de las diferencias entre estos dos tipos de artritis se mencionarán en las siguientes matrices del artículo.

Osteoartritis contra artritis reumatoide: diferencias que vale la pena saber

Osteoartritis vs. Artritis reumatoidea: diferencias básicas

La osteoartritis es la forma más común de artritis que implica el desgaste del cartílago que tapa los huesos en las articulaciones de un individuo. Esto también se conoce como enfermedad articular degenerativa o artritis por desgaste. Por lo general, la osteoartritis comienza en una sola articulación.

La artritis reumatoide es un tipo crónico e inflamatorio de artritis que también se clasifica como una enfermedad autoinmune o en la que las células inmunes del cuerpo unen los tejidos sanos del cuerpo. En caso de artritis reumatoide, las membranas sinoviales que protegen y lubrican las articulaciones se inflaman, causando dolor e hinchazón. También puede haber erosión articular con la artritis reumatoide. Aquí, la mayoría de las articulaciones están involucradas.

Osteoartritis versus artritis reumatoide: diferencias en función de su prevalencia

Más de 27 millones de personas en los Estados Unidos se ven afectadas por la osteoartritis. Es más común en personas mayores de 65 años. Se encuentra que todas las razas en los Estados Unidos se ven afectadas por igual por la osteoartritis. Según el Colegio Americano de Reumatología, el 70% de las personas mayores de 70 años tienen evidencia de osteoartritis por rayos X.

Se estima que en los Estados Unidos, aproximadamente 1,5 millones de personas tienen artritis reumatoide y alrededor del 1-2% de las La población total del mundo se ve afectada por la artritis reumatoide. Se observa que aproximadamente el 75% de los pacientes con artritis reumatoide son mujeres. Sin embargo, debe mencionarse que hombres, mujeres y niños pueden desarrollar artritis reumatoide. Por lo general, la aparición de la artritis reumatoide se produce entre las edades de 30-60 años.

Osteoartritis contra artritis reumatoide: diferencias basadas en la edad a la que comienza

La osteoartritis por lo general comienza en una edad posterior de la vida en un individuo. Sin embargo, la artritis reumatoide puede comenzar en cualquier momento de la vida.

Osteoartritis contra la artritis reumatoide: diferencias basadas en la velocidad de inicio

La osteoartritis se desarrolla lentamente a lo largo de los años, mientras que la artritis reumatoide se desarrolla relativamente de manera rápida y en semanas o meses.

Osteoartritis contra artritis reumatoide: diferencias basadas en el síntoma articular

Sin embargo, en el caso de la osteoartritis; las articulaciones de las personas afectadas son dolorosas, hinchadas y rígidas.

En caso de que la persona sufra de artritis reumatoide, los síntomas comúnmente experimentados serían dolores en las articulaciones, pero tienen muy poca o ninguna inflamación.

Osteoartritis contra la artritis reumatoide: diferencias Según el patrón de articulaciones afectadas

En el caso de la osteoartritis, los síntomas a menudo comienzan en un lado del cuerpo y luego pueden extenderse al otro lado. Aquí, los síntomas generalmente comienzan de forma gradual y, en la mayoría de los casos, se limitan a un conjunto de articulaciones; por lo general, las articulaciones de los dedos que están más cerca de los pulgares o las uñas.

En el caso de la artritis reumatoide, la afección afecta principalmente a las articulaciones pequeñas y grandes en ambos lados del cuerpo. Aquí el patrón es simétrico, como ambas manos, ambas muñecas, o ambos codos o bolas de ambos pies.

Osteoartritis contra la artritis reumatoide: diferencias basadas en la duración de la rigidez matutina

Generalmente, la rigidez matutina dura menos de una hora, en el caso de la osteoartritis. La rigidez vuelve al final del día o después de los períodos de actividad.

Sin embargo, en el caso de la artritis reumatoide, la rigidez matutina generalmente dura más de una hora.

Osteoartritis contra la artritis reumatoide: diferencias basadas en la presencia de síntomas que afectan a todo el cuerpo

En el caso de la osteoartritis, los síntomas están presentes en todo el cuerpo. Sin embargo, en caso de artritis reumatoide, hay una fatiga frecuente y una sensación normal de estar enfermo, están presentes en el individuo afectado.

Osteoartritis frente a artritis reumatoide: diferencias según la ubicación de los síntomas

La osteoartritis afecta a las articulaciones que soportan peso, como la espalda, rodilla, caderas, etc., junto con el cuello, las articulaciones de los dedos pequeños y el dedo gordo.

La artritis reumatoide hinchazón en pares de articulaciones, especialmente en las articulaciones más pequeñas, como tobillos, manos, etc.

Osteoartritis contra la artritis reumatoide: diferencias basadas en las causas

La osteoartritis es una enfermedad articular que afecta el cartílago. Uno puede sufrir de osteoartritis simplemente debido al desgaste y a los efectos del envejecimiento. Algunos otros factores que pueden aumentar el riesgo de aparición de osteoartritis incluyen sobrepeso, genética o antecedentes familiares de osteoartritis, lesiones articulares, etc.

La artritis reumatoide es un trastorno autoinmune anormal y su causa aún no se ha encontrado. Sin embargo, las teorías comunes apuntan a una predisposición genética y un evento desencadenante.

Osteoartritis contra la artritis reumatoide: diferencias basadas en su diagnóstico

El diagnóstico de osteoartritis y artritis reumatoide puede incluir radiografías de las articulaciones afectadas, artrocentesis, extracción de líquido articular y análisis de fluidos en conjunto, etc. son algunos de los procedimientos de diagnóstico que pueden ayúdenos a saber sobre la osteoartritis o la artritis reumatoide. Los análisis de sangre pueden no diagnosticar definitivamente la osteoartritis, sin embargo, se puede utilizar para descartar otras afecciones, como la artritis reumatoide.

Las pruebas de laboratorio comúnmente utilizadas para diagnosticar la artritis reumatoide incluyen proteína C reactiva, factor reumatoide, prueba de anticuerpos anti-CCP, velocidad de sedimentación globular etc.

Osteoartritis contra la artritis reumatoide: diferencias basadas en sus tratamientos

El tratamiento de la osteoartritis se centra principalmente en el alivio del dolor y la restauración de la función de la articulación afectada en el individuo. Comúnmente, la osteoartritis se trata con medicamentos. Los analgésicos, los antiinflamatorios no esteroideos y las inyecciones de esteroides se usan para tratar el dolor y la inflamación en la osteoartritis. Existen ejercicios especializados de fisioterapia que se enfocan en fortalecer y estabilizar la articulación, soporte o arriostramiento, descanso y reducción de peso, etc., todos son importantes para un tratamiento exitoso de la osteoartritis. Terapia de masaje acupuntura etc. son algunas de las terapias alternativas para la osteoartritis.

La artritis reumatoide se trata principalmente con medicamentos. Hay principalmente 5 categorías de medicamentos utilizados para tratar la artritis. Corticosteroides como prednisona, FAME o fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad como metotrexato, productos biológicos como Enbrel, Rituxan, Humira, etc., AINE como Celebrex y Naproxeno. Además de los medicamentos, también hay tratamientos alternativos o complementarios o inyecciones locales de esteroides que pueden ayudar a reducir el dolor en la artritis reumatoide.

Las cirugías como artroscopia, artroplastia o reemplazo articular son opciones de último recurso para la osteoartritis y la artritis reumatoide.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment