¿Cómo hacer frente al síndrome de dolor miofascial?

El síndrome de dolor miofascial es una condición dolorosa caracterizada por dolor, malestar, sensibilidad y espasmos en los músculos. Afecta la fascia (tejido conectivo alrededor de los músculos) de los músculos esqueléticos. Causa inflamación de la fascia. Su dolor se localiza e induce cuando los puntos de activación en varias partes de nuestro cuerpo están presionados o bajo una presión repetitiva. También puede causar dolor referido en áreas no afectadas y no relacionadas. Sus causas incluyen una mala postura, sueño perturbado, lesiones directas o indirectas, lesiones en la columna y muchas más. Se puede manejar con medidas de cuidado personal que se pueden seguir con un tratamiento regular.

Table of Contents

¿Cómo hacer frente al síndrome de dolor miofascial?

El síndrome de dolor miofascial puede ser frustrante. Su tratamiento es posible, pero puede requerir más de un modo de tratamiento para el alivio completo de los síntomas. Las medidas de cuidado personal son necesarias para mantenerse saludable y para hacer frente a la enfermedad. Incluye-

Ejercicios: el síndrome de dolor miofascial causa ejercicios suaves que se recomiendan para lidiar con la restricción en el movimiento de las partes del cuerpo. Ayuda a lidiar con el dolor. Mejora el rango de movimiento de uno. Es recomendable realizar ejercicios de estiramiento para obtener más beneficios. Mantenerse activo puede reducir la limitación del movimiento.

Relajación : el estrés desencadena el síndrome de dolor miofascial. Es necesario reducir el estrés para deshacerse del síndrome de dolor miofascial. Cuando el estrés aumenta, el dolor también aumenta. Existen muchas técnicas mediante las cuales se puede controlar el estrés. La meditación es una de las mejores maneras de aliviar el estrés. Escribir o leer libros también es útil para liberar el estrés. Calmar el estrés puede alterar su percepción del dolor.

Dieta nutritiva: un equilibrio de frutas y verduras saludables revive su salud y lo ayuda a enfrentar el síndrome de dolor miofascial. También mejora el sueño para que puedas descansar mejor. A su vez, mejora el síndrome de dolor miofascial. (1)

Alcohol y fumar: el alcohol y el fumar sensibilizan el sistema nervioso central que acelera la excitabilidad de los nervios. Por lo tanto, irrita los puntos gatillo que resultan en el síndrome de dolor miofascial. Por lo tanto, el alcohol y el hábito de fumar deben reducirse o dejarse de lado para evitar esta excitabilidad.

El sueño-sueño influye directamente en su nivel de dolor en el síndrome de dolor miofascial y viceversa. Por lo tanto, se deben hacer esfuerzos para dormir en una posición adecuada para relajar cuerpo y mente. Puede probar el colchón ortopédico para dormir o dormir en diferentes posiciones por la noche para dormir bien.

Postura: una postura pobre irrita directamente los puntos de activación. Por lo tanto, debe tratar de mantener una postura adecuada en cada posición. Por ejemplo, si está trabajando demasiado tiempo en una posición sentada, intente cambiar su silla en una posición cómoda y también tome un mini descanso a intervalos regulares para evitar el exceso de tensión en los músculos.

El calor-calor alivia el dolor en el síndrome de dolor miofascial. Puedes optar por un baño caliente o una almohadilla térmica para esto; Relaja los músculos contraídos y alivia el dolor. (2)

El síndrome de dolor miofascial es una condición dolorosa que involucra músculos y fascias musculares. La fascia es la cubierta más externa de los músculos. El síndrome de dolor miofascial afecta los músculos esqueléticos. Afecta ya sea a un solo músculo o grupo de músculos. Se desarrolla cuando el músculo o grupo de músculos se contraen en repetición. Sus otras causas son una lesión directa o indirecta, sueño perturbado, mala postura, fatiga generalizada, problemas estomacales y problemas mentales como el estrés, la depresión o la ansiedad. Sus síntomas aparecen cuando se contraen los músculos o se presionan los puntos de activación. Sus síntomas incluyen dolor, sensibilidad o molestia en el área afectada o en otras áreas, fatiga, entumecimiento, hormigueo, dolor de cabeza, y sueño perturbado. A medida que pasa el tiempo, el dolor y la incomodidad empeoran y persisten. Requiere un tratamiento adecuado.

Conclusión

El síndrome de dolor miofascial está indicado por dolor, sensibilidad y malestar en las áreas afectadas. El dolor puede ser leve o severo. Los métodos de afrontamiento del síndrome de dolor miofascial son ejercicios regulares, hábitos de alimentación saludables, control del estrés, sueño adecuado, dejar de fumar o fumar, el mantenimiento de la postura y el calor.

Referencias:  

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment