¿Cuáles son los primeros signos del envenenamiento por plomo?

El plomo es un metal gris, suave y maleable, presente de forma natural en la corteza terrestre. Su uso generalizado ha tenido un gran impacto en la contaminación ambiental y, en consecuencia, un aumento considerable de su exposición a la población que ha generado graves problemas de salud pública.

La intoxicación por plomo es un problema de salud que merece la atención adecuada de todos los sectores de la sociedad, especialmente porque los efectos en los niños ocurren con menores concentraciones de plomo que en los adultos. Los efectos inmediatos del plomo son neurológicos, pero la intoxicación en la infancia puede originar problemas renales posteriores , presión arterial alta y problemas reproductivos.

La concentración de plomo en la sangre promueve manifestaciones clínicas particulares donde la progresión del daño en los bebés comienza con concentraciones más bajas que en los adultos. La intoxicación aguda por plomo se manifiesta con insuficiencia renal, encefalopatía y síntomas gastrointestinales. En la intoxicación crónica por plomo, que es más frecuente, los sistemas hematopoyético, nervioso, gastrointestinal y reproductor están comprometidos. Varios pacientes con envenenamiento por plomo informan los signos de dolor abdominal , astenia , irritabilidad y estreñimiento ; En algunos casos, se puede observar el “borde de Burton o la línea de sulfuro”, este es un borde violeta o negruzco ubicado en la parte más cercana de la encía con respecto a los dientes.

-En una situación de alta intoxicación por plomo, puede ocurrir una polineuropatía periférica (que consiste en una disfunción de una parte del sistema nervioso) que afecta a las extremidades superiores.

-La intoxicación aguda por plomo ocurre después de la exposición respiratoria a altas concentraciones, con encefalopatía (síndrome de disfunción cerebral), insuficiencia renal y síntomas gastrointestinales. La toxicidad crónica es la más frecuente y se manifiesta con compromiso multisistémico: sistema hematopoyético, nervioso, gastrointestinal, renal y reproductor.

-Los pacientes acuden a los servicios de salud por signos de dolor abdominal, astenia (sensación generalizada de fatiga, debilidad física y mental), dolor de cabeza, irritabilidad, dificultad en la concentración y estreñimiento, entre otros. El dolor abdominal se caracteriza por ataques de dolor con defensa abdominal; de hecho, algunos pacientes han sido operados con un diagnóstico de abdomen agudo y el dolor puede ceder con la presión abdominal.

-Los trabajadores expuestos durante mucho tiempo y sin medidas de protección personal pueden presentar signos de polineuropatía periférica, que afecta predominantemente a las extremidades superiores. La encefalopatía plumbica, caracterizada por trastornos sensoriales y convulsiones, se presenta en pacientes con plomo en sangre superior a 100 mg / dL.

Se han descrito anomalías espinales, atresia anal, cardiopatías, fístulas esofágicas, anomalías renales y anormalidades de las extremidades en un recién nacido de una madre con presión arterial alta durante el primer trimestre del embarazo.

Toxicocinética de la intoxicación por plomo

El envenenamiento por plomo puede afectar negativamente a los sistemas nervioso, inmunológico, reproductor y cardiovascular. La absorción depende del tránsito gastrointestinal, el estado nutricional y la edad; Se produce principalmente a través de los sistemas respiratorio y gastrointestinal; es mayor si hay deficiencias de hierro o calcio, en dietas ricas en grasas y durante la infancia (cuando es del 40 al 50%, mientras que en la edad adulta es del 10%). Después de la absorción, el 99% se retiene en la sangre entre 30 y 35 días; Durante las siguientes 4 a 6 semanas, se dispersa a otros sitios como el hígado , riñón,  médula ósea y sistema nervioso central. Después de 1 a 2 meses se difunde a los huesos donde es inerte y no tóxico.

La vida promedio del plomo en el tejido cerebral es de aproximadamente 2 años y en los huesos; Persiste durante 20 a 30 años, donde puede movilizarse en situaciones como el embarazo, el hipertiroidismo y la edad avanzada. Se ha informado de su capacidad para atravesar la placenta y la barrera hematoencefálica, por lo que se considera que daña la función neurocognitiva en bebés y niños pequeños que generan problemas de comportamiento, disminuyen el coeficiente intelectual y aprenden.

Finalmente, el plomo que se incorpora al cuerpo se excreta en la orina (90%) y en menor cantidad en bilis, piel, cabello, uñas, sudor y leche materna.

Diagnóstico de la intoxicación por plomo

El diagnóstico de envenenamiento por plomo suele ser difícil porque la presentación clínica es sutil y los síntomas no son específicos. Generalmente se realiza mediante mediciones de plomo en sangre y concentraciones de zinc-protoporfirina. El Centro para la Prevención y Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) recomienda la intervención profesional a concentraciones más altas de 5 μg / dL y 10 μg / dL de plomo en sangre en niños y adultos, respectivamente.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment