¿Qué puede causar dolor de espalda mecánico y cómo se trata?

El dolor de espalda mecánico es más comúnmente la parte baja de la espalda, que ocurre como resultado de los músculos tensos de la espalda. La columna vertebral está soportada por músculos y tejidos blandos. El estrés indebido en estos músculos y tejidos blandos puede dañar el soporte muscular.

El dolor de espalda mecánico puede ser a corto plazo (agudo) o duradero (crónico) en la naturaleza y se puede ver comúnmente en individuos jóvenes.

¿Qué puede causar dolor de espalda mecánico?

El dolor de espalda mecánico generalmente es causado por problemas mecánicos en los huesos, articulaciones, músculos y tejidos relacionados con la columna lumbar. Algunas causas de dolor de espalda mecánico incluyen:

  • Lesión traumática de cuerpos y articulaciones vertebrales.
  • Esguince de músculo o ligamento debido a caídas, golpes o accidentes.
  • Esfuerzo o espasmo de los músculos de la espalda debido a una postura anormal oa levantar pesos pesados.
  • El prolapso del disco intervertebral o la hernia pueden causar dolor de espalda mecánico.
  • Fracturas mecánicas y otras lesiones de los cuerpos vertebrales.
  • Actividades o deportes extenuantes que causan daño a las articulaciones y músculos de la espalda.

A veces, ciertos trastornos congénitos o deformidades de la espalda pueden hacer que el área sea más vulnerable al dolor de espalda mecánico. Cifosis escoliosis y deformidades similares, si la condición es grave puede aumentar el riesgo de lesiones y dolor de espalda.

Síntomas del dolor de espalda mecánico

El dolor de espalda mecánico se ve más comúnmente como un dolor de espalda baja . El dolor de espalda mecánico a menudo se siente en la región posterior, alrededor de los músculos que rodean la espalda, las caderas y las nalgas. El dolor de espalda puede ser un dolor sordo, como si los músculos estuvieran rígidos o pueden ocurrir repentinamente dificultando su movimiento.

Uno de los síntomas del dolor de espalda mecánico es que el dolor a veces puede incluso irradiarse a las nalgas, los muslos, las piernas y a los pies Esto ocurre comúnmente cuando el nervio ciático que alimenta las piernas se comprime, lo que produce dolor en la parte posterior de los muslos y las piernas. Tal dolor puede estar asociado con entumecimiento y hormigueo en las piernas y los pies. Ocasionalmente, también se puede sentir sensación de ardor o cambios en la sensación de calor o frío.

El dolor empeora al inclinarse hacia adelante, torcer la espalda, levantar pesas, sentarse o estar de pie por mucho tiempo o demasiado. El dolor puede aliviarse descansando sobre la espalda, aplicando calor o compresas frías y con ejercicio físico terapéutico.

Diagnóstico de dolor de espalda mecánico

El dolor de espalda mecánico debe evaluarse exhaustivamente teniendo en cuenta el historial médico y las quejas presentadas. Se debe tomar una historia detallada o lesiones, accidentes, cirugías e historial de cualquier trastorno médico.

El examen clínico de la región dolorosa de la espalda puede revelar sensibilidad en el área. El dolor de espalda mecánico, en comparación con el dolor de espalda inflamatorio, puede no presentar signos de inflamación.

Se pueden realizar investigaciones como rayos X y MRI para identificar fracturas, cambios en el hueso y signos de lesión, tensión muscular o ligamentosa y lesión nerviosa . Si hay otros síntomas asociados, que deben descartarse, se pueden solicitar exámenes adicionales.

¿Cuál es el tratamiento para el dolor de espalda mecánico?

El tratamiento del dolor de espalda mecánico por lo general incluye el descanso durante un período específico junto con medicamentos para aliviar el dolor y relajantes musculares. El reposo en cama por lo general se recomienda solo durante unos días, hasta que desaparecen los espasmos musculares y el dolor intenso.

Se puede recomendar compresas frías o compresas frías durante la fase aguda del dolor de espalda mecánico para aliviar la tensión muscular. Se pueden recomendar compresas calientes para relajar los músculos tensos. Las compresas alternas frías y tibias también ayudan a aliviar el dolor de espalda mecánico y deben practicarse según lo recomendado por el médico.

Terapia física para el dolor de espalda mecánico: PT y se puede recomendar el movimiento después el dolor inicial se reduce La actividad física promueve una mejor curación de los músculos tensos y mejora la circulación sanguínea. La terapia física y las técnicas de rehabilitación ayudan a aliviar la tensión muscular y reducir el dolor de espalda mecánico.

Reanudar el trabajo y realizar actividades regulares después del dolor de espalda mecánico depende de la gravedad de la afección. La mayoría de los casos de dolor de espalda se recuperan en pocos días o semanas y se pueden realizar actividades regulares. Sin embargo, es mejor evitar las actividades físicas extenuantes, doblarse y levantar pesas pesadas si uno sufre de dolor de espalda mecánico. Es aconsejable buscar una opinión médica antes de involucrarse en deportes, actividades recreativas y juegos de aventura.

Se pueden prevenir episodios adicionales de dolor de espalda siguiendo una rutina saludable, ejercicios físicos regulares y una dieta saludable. Evite fumar limitar alcohol beber más agua y mantener el peso para mantenerse sano.

Ejercicios para el dolor de espalda mecánico

Los ejercicios para el dolor de espalda mecánico deben realizarse bajo supervisión y según lo recomiende el médico.

Encuentre algunos de los mejores ejercicios de fortalecimiento de espalda que pueden ser útiles para el dolor de espalda mecánico.

Acuéstese boca arriba con las rodillas levantadas y Pies en el piso y realice lo siguiente:

  • Ejercicio estático de espalda – Presione la región lumbar, de modo que toque el piso; sostenga y suelte.
  • Puente pélvico – Levante la cadera y la porción pélvica, sostenga y suelte.
  • Rodilla contra el pecho – Doble una rodilla y acerquela para tocar el pecho. Repita lo mismo con la otra rodilla. Realice lo mismo con ambas rodillas juntas.

Estiramiento de la vaca de gato – Acuéstese a cuatro patas. Aprieta la espalda para formar una curva de la espalda y luego suelta.

Caminar en la piscina y los ejercicios acuáticos también ayudan a aliviar el dolor de espalda mecánico y se deben realizar según lo recomendado.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment