Dolor facetogénico lumbar: causas, síntomas, tratamiento

¿Qué es el dolor facetogénico lumbar?

El dolor facetogénico lumbar es una afección que se presenta en la columna lumbar como resultado de la degeneración gradual del cartílago articular debido a la edad. La función de la articulación facetaria lumbar es hacer que la espalda sea más flexible. Le permite a un individuo levantar, doblar, girar y girar día tras día. Sin embargo, como resultado de la edad, las articulaciones facetarias en la columna vertebral se deterioran gradualmente y pierden su capacidad de facilitar la flexibilidad normal de la columna vertebral. Esto es lo que se denomina una enfermedad facetaria.

La enfermedad de la faceta provoca gradualmente la descomposición del cartílago, lo que hace que los discos intervertebrales se froten unos contra otros y se produzca dolor. Esto es lo que se denomina dolor facetogénico lumbar.

Como resultado de los discos intervertebrales que se frotan entre sí, hay desarrollo de osteofitos que son el crecimiento de hueso extra que el cuerpo produce para soportar el hueso debilitado. Sin embargo, en lugar de ayudar a la columna vertebral a recuperar su flexibilidad, estos crecimientos óseos adicionales en realidad comprimen las raíces nerviosas adyacentes y causan dolor facetogénico lumbar.

¿Qué causa el dolor facetogénico lumbar?

Facetogénico como el nombre describe los tallos de las articulaciones facetarias. A medida que el individuo envejece, el cartílago de las articulaciones facetarias comienza a degenerar y los discos intervertebrales se frotan entre sí. Este roce constante de los discos intervertebrales da como resultado el desarrollo de osteofitos que a su vez comprime las raíces nerviosas adyacentes dando como resultado Dolor facetogénico lumbar.

¿Cuáles son los síntomas del dolor facetogénico lumbar?

La principal característica de presentación de un dolor facetogénico lumbar es el dolor de espalda persistente con entumecimiento y hormigueo que irradian hacia abajo de las extremidades inferiores. El individuo afectado también tendrá dificultades para doblarse, girar o girar hacia los lados como resultado del dolor.

La flexibilidad de la columna vertebral también se ve comprometida, lo que dificulta que el individuo se agache para recoger algo del cuerpo. piso. El individuo afectado también tendrá dificultad para pasar la aspiradora. A las personas que están involucradas en el levantamiento de objetos pesados ​​y moviéndolos repetidamente como parte de su trabajo también les será difícil completar sus tareas a tiempo debido al dolor facetogénico lumbar.

¿Cómo se trata el dolor facetogénico lumbar?

En la mayoría de los casos, el dolor facetogénico lumbar se trata de forma conservadora con el uso de AINE y analgésicos. Si no son efectivos, entonces el médico puede ordenar inyecciones en las articulaciones facetarias. En este procedimiento, se inyecta una inyección llena de medicamentos directamente en la articulación facetaria con fines diagnósticos y terapéuticos. El sitio de la inyección se identifica basándose en las radiografías, ya que la articulación que causa el dolor y luego el agente adormecedor se inyecta en la articulación afectada, lo que proporciona un alivio inmediato de los síntomas. Si la inyección de la articulación facetaria es útil, se pueden realizar en una serie con un intervalo mínimo de seis meses para el mejor beneficio.

Una vez que la eficacia de las inyecciones de la articulación facetaria comienza a disminuir, el médico puede recomendar mínimamente procedimiento invasivo en forma de ablación térmica facetaria donde el nervio que lleva a la articulación facetaria ofensora se destruye usando calor, proporcionando así un alivio completo del dolor.

También existen procedimientos quirúrgicos complejos como una facetectomía en la que se identifica la articulación facetaria ofensora y completamente eliminado. Este es un procedimiento bastante complejo y tiene un período de recuperación prolongado.

Sin embargo, con la introducción de técnicas mínimamente invasivas se ha vuelto mucho más fácil con pocas o ninguna hospitalización o reposo requerido después del tratamiento del dolor facetogénico lumbar.

Lea también:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment