¿Qué causa el tumor neuroendocrino pancreático y es curable?

Los tumores neuroendocrinos son aquellos que surgen de las células neurales y las células productoras de hormonas del tejido [1] . Los tumores neuroendocrinos pancreáticos o PNET generalmente consisten en todos los tumores relacionados con las células productoras de hormonas del páncreas, incluidas las células alfa, beta, gamma y f por separado como cada tumor individual. El tumor neuroendocrino pancreático más común es el tumor de células beta conocido como insulinoma. Debido a la incidencia máxima de insulinoma en los tumores neuroendocrinos, estos se conocen generalmente como tumores de células de los islotes.

¿Qué causa el tumor neuroendocrino pancreático?

Los tumores neuroendocrinos pancreáticos son de origen idiopático en la mayoría de los casos. Las mutaciones genéticas y los factores hereditarios son causas comúnmente responsables de los PNET. Se han encontrado varias asociaciones sindrómicas con ellos.

El síndrome de cáncer más comúnmente asociado es la neoplasia endocrina múltiple tipo 1, también conocida como síndrome men1. Aunque el PNET más comúnmente asociado con el síndrome MEN 1 es el gastrinoma. Por lo general, se asocia con otros tumores, como las glándulas pituitaria y paratiroides. Otros síndromes relacionados con los PNET son el síndrome de von Hippel Lindau , la neurofibromatosis tipo 1, la esclerosis tuberosa, etc.

Los factores modificables responsables de los tumores neuroendocrinos pancreáticos son el tabaquismo , la obesidad , la diabetes mellitus , el consumo de alcohol, etc. [2] . La historia del daño por radiación, la inmunosupresión y la exposición a los rayos X, etc. son algunos de los otros factores responsables de estos tumores.

¿Es curable el tumor neuroendocrino pancreático?

El tratamiento y la curabilidad de estos tumores son muy variables e impredecibles. Debido a que este grupo está formado por muchos tipos de tumores que varían en su pronóstico, es muy difícil decir si habrá o no curables antes del diagnóstico exacto del tipo de tumor neuroendocrino pancreático. Si los tumores neuroendocrinos pancreáticos se detectan en etapas tempranas de su desarrollo o la asociación sindrómica se encuentra en edades tempranas, entonces el tratamiento profiláctico y la resección temprana de los tumores se pueden hacer para que sean curables.

El pronóstico de los tumores neuroendocrinos pancreáticos también depende del sitio del tumor en el páncreas. Los tumores que se producen en la región de la cola del páncreas tienen un buen pronóstico debido al éxito del tratamiento quirúrgico. Los tumores ubicados en la región de la cabeza y el cuello del páncreas tienen un pronóstico muy desfavorable debido al menor éxito del tratamiento quirúrgico, además de que se encuentran cerca de las estructuras vitales. La resección quirúrgica realizada en estos tumores es muy extensa, con altas tasas de morbilidad y mortalidad por sí misma.

El PNET más común es el insulinoma. Tiene una incidencia igual en la cabeza del cuerpo y la cola del páncreas. Para los tumores ubicados en la región de la cola del páncreas, el tratamiento quirúrgico se conoce como pancreatectomía distal, que incluye la extirpación del área defectuosa junto con los ganglios linfáticos drenantes asociados. Los tumores ubicados en la región de la cabeza del páncreas se tratan mediante un procedimiento quirúrgico conocido como operación de Whipple. Incluye la extracción de la cabeza pancreática, el cuello, la parte asociada del duodeno, el píloro, el conducto biliar común, etc.

Cuando el tumor está más allá del límite de resección de la cirugía o los síntomas sistémicos han aumentado, el tratamiento médico es la opción preferida. El fármaco más utilizado para estos tumores es octreotide. Se utiliza la forma recombinante de octreótido que disminuye el suministro de sangre del tumor para reducir sus síntomas y también ayuda a reducir el tamaño del tumor.

Conclusión

Los tumores neuroendocrinos pancreáticos no son tan comunes en su incidencia, pero si se detectan, se asocian principalmente con algunas neoplasias endocrinas múltiples, como el síndrome hereditario, la neurofibromatosis, etc. Las causas son desconocidas para estos tumores, pero son tumores muy molestos debido al desequilibrio hormonal creado por ellos.

La curabilidad de estos tumores depende no solo del diagnóstico y la estadificación de los tumores, sino también del tipo de tumorinoma. Los gastrinomas son los más malignos de todos, mientras que los insulinomas son los más comunes de todos los tumores neuroendocrinos pancreáticos.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment