¿Qué es Diastasis Recti y cómo puede ser administrado? Causas, Síntomas, Complicaciones De La Diastasis Recta

La condición de separación parcial o completa del recto abdominal, también conocida con el nombre de músculos de seis paquetes que se encuentran en la línea media del estómago, se denomina diástasis de recto. Esta condición no tiene un tratamiento específico, pero se puede controlar con rehabilitación y se puede prevenir con la atención adecuada. Es importante conocer las causas, síntomas, manejo y complicaciones de la diástasis del recto.

La diástasis del recto, comúnmente ocurre durante y justo después del embarazo, porque el útero estira los músculos abdominales para acomodar al bebé en crecimiento. Según un estudio, se encontró que el 60% de las mujeres experimentan diastasis recti al momento de su embarazo o durante el período posparto. Sin embargo, esta condición no solo se limita al embarazo, sino que puede afectar a cualquier persona, incluidos los hombres y los bebés recién nacidos. En ciertos casos, esta condición puede ocurrir por levantar objetos pesados ​​sin la técnica correcta o realizar ejercicios abdominales excesivos o peligrosos. Veamos las causas importantes de la diástasis, los síntomas, el manejo y las complicaciones.

Las causas de la diástasis de rectos;

Una de las principales causas de la diástasis del recto es la presión abdominal interna excesiva. Cuando la mujer está embarazada, hay un estiramiento gradual de los músculos del abdomen y los tejidos conectivos relacionados debido a la expansión del útero. Están apoyados por las hormonas del embarazo estrógeno y relaxina. Presionar durante el parto también puede dar lugar a diastasis recti.

También se puede experimentar cierta separación abdominal durante y después del embarazo. Anteriormente, el índice de masa corporal (IMC), el peso del bebé, el aumento de peso durante el embarazo y la edad materna se consideraron factores de riesgo para la diástasis de la diálisis. Sin embargo, en un estudio realizado en 2015, no se encontró ninguna conexión entre estos factores, y las mujeres embarazadas tenían más probabilidades de experimentar la enfermedad. Los bebés recién nacidos, especialmente los bebés prematuros, a veces nacen con diástasis recti porque sus músculos abdominales no están bien desarrollados y conectados. Estas también son algunas de las causas de la diástasis del recto. En tales casos, la condición generalmente se corrige por sí sola a tiempo.

Síntomas de la Diastasis Recta

Uno de los síntomas más evidentes de la diástasis de rectos es un bulto en el estómago que aparece especialmente cuando los músculos abdominales se contraen o se tensan. Otros síntomas incluyen hinchazón, estreñimiento , dolor de espalda baja, y la mala postura. Durante el embarazo, no aparecen síntomas notables de diástasis de rectos ya que los músculos abdominales se separan, pero a medida que el útero crece y la hembra se encuentra en el segundo o tercer trimestre, hay una protuberancia visible que se desarrolla arriba y abajo del ombligo. Se hace más evidente cuando la mujer intenta usar sus músculos abdominales para sentarse, pararse o acostarse. Se debe contactar al médico inmediatamente en caso de que la mujer experimente dolor de espalda, abdominal o pélvico. Estos podrían algunos de los síntomas de la diástasis de rectos. Después del parto, la aparición de una protuberancia en el área abdominal es el síntoma más prominente de la diástasis. Hace que la mujer se vea embarazada, incluso cuando no lo está.

Para realizar una autoevaluación de la diástasis del recto después del parto, las mujeres deben acostarse boca arriba con las piernas flexionadas y los pies apoyados en el piso. Luego, deben levantar sus hombros ligeramente por encima del piso, mientras sostienen su cabeza con una mano y luego se miran el vientre. Deben mover su otra mano por encima y por debajo de su ombligo, y a lo largo de la línea media de sus músculos abdominales, y tratar de encajar sus dedos en los huecos entre sus músculos. Si tienen una separación o separación de 1 o 2 dedos de longitud, es probable que tengan un caso de diástasis de recto a leve a moderado. Unas pocas semanas después del parto, esta separación se hace cada vez más pequeña a medida que los músculos recuperan la fuerza. El médico o el fisioterapeuta también pueden usar una herramienta de medición llamada calibrador o ultrasonido para diagnosticar la diastasis recti con mayor precisión.

gestión vertical de Diástasis

Esta condición se puede manejar bien con apoyos, ejercicios y rehabilitación. Estas son algunas de las formas más efectivas de manejo de la diástasis de rectos.

  • Aglutinantes abdominales: la presión interna excesiva en el abdomen es la causa principal de la diástasis del recto La mayoría de las mujeres tienden a experimentar un poco de separación abdominal durante el embarazo. Esto lleva al debilitamiento de su núcleo y espalda o dolor pélvico. Es posible que necesiten usar aglutinantes abdominales durante todo el día para sostener sus músculos centrales. Esta es una de las mejores maneras de manejar la diástasis de rectos.
  • Buena postura: los pacientes con Diastasis recti deben practicar una buena postura, apoyar su espalda baja cuando se sientan con una almohada o toalla colocada detrás de ellos, y evitar levantar pesos pesados ​​o forzar aún más sus músculos abdominales hasta después del parto. Mientras se levanta del piso o se levanta o se levanta de la cama, la persona debe doblar las rodillas, rodar y apoyarse con el brazo.
  • Ejercicios de fortalecimiento: durante el embarazo, uno puede continuar fortaleciendo su núcleo, pero debe seguir ejercicios modificados que sean seguros durante el embarazo para la diástasis de rectos. Para algunas mujeres, la diástasis del recto puede corregirse después del parto, ya que los músculos abdominales recuperan la fuerza. Si los síntomas o la separación aún se experimentan 8 semanas después del parto, los ejercicios pueden ser útiles para ellos. El tratamiento posparto para la diástasis de los rectos generalmente involucra ejercicios musculares del abdomen profundo y del suelo pélvico. Si bien ayudan en el manejo de la diastasis recti, se debe tener el cuidado adecuado.

Es necesario obtener la aprobación de su médico antes de comenzar con ejercicios después del parto. Deben seguir un entrenamiento especializado para diastasis rectos. Deben evitarse las abdominales, abdominales y tablas tradicionales después del parto, hasta que el abdomen se cure de la diástasis del recto, ya que estos ejercicios pueden empeorar la condición. También debe evitarse cualquier ejercicio extenuante en el que se abulten los músculos abdominales. También se debe evitar sostener al bebé en una cadera, toser sin apoyar los músculos abdominales y levantar o cargar cargas pesadas.

Complicaciones de la Diastasis Recta

Las complicaciones de la diástasis del recto incluyen dolor lumbar y pélvico , daño postural, estabilidad y movilidad del tronco comprometida, disfunción del suelo pélvico e incluso hernia, en casos graves. Vigile estas señales de advertencia y busque ayuda médica de inmediato.

Prevención de la Diastasis Recta

Prevención de la diástasis del recto, las mujeres deben practicar el fortalecimiento de su núcleo, incluido el suelo pélvico y los músculos oblicuos, durante el embarazo previo. La buena forma siempre debe mantenerse al realizar ejercicios abdominales. El control del peso y los músculos tonificados con ejercicios regulares también ayudan en la prevención de la diástasis recti.

panorama

La rehabilitación adecuada en la diástasis del recto ayuda a prevenir complicaciones y ayuda en la recuperación. El paciente puede buscar la guía de un fisioterapeuta que se especialice en la recuperación posparto de los ejercicios correctos para ayudar a mejorar los síntomas de la diástasis del recto. Un paciente debe hablar con su médico acerca de un plan de tratamiento que sea más adecuado para ellos. Si el dolor y los síntomas de la diástasis de los rectos interfieren con la capacidad del paciente para realizar las actividades cotidianas, el médico puede considerar la cirugía.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment