Dieta y Nutricion

¿Qué no comer cuando tienes un problema de hígado?

El hígado es un órgano muy importante de nuestro cuerpo. Se considera que es una fábrica química ya que realiza 500 funciones diferentes. 1 Algunas de sus funciones son el metabolismo, la producción de jugo biliar para la digestión de las grasas, la fabricación de proteínas importantes y la desintoxicación de sustancias químicas para su eliminación. Sin embargo, cuando uno experimenta un problema hepático, este órgano no es saludable para realizar sus funciones de manera óptima. Por lo tanto, el paciente con un problema hepático no debe consumir alimentos que sean duros para el hígado y le causen estrés. Por lo tanto, es esencial consumir una dieta saludable especial y evitar alimentos no saludables que dañarán aún más el hígado.

¿Qué no comer cuando tiene un problema hepático?

El paciente con problemas hepáticos debe comer sano y una dieta especial diseñada para aliviar y calmar el hígado. Hay ciertos alimentos que deben evitarse o limitarse en la dieta.

Evite el consumo de grasas no saludables cuando tiene un problema hepático:

El hígado produce el jugo biliar que se requiere para el metabolismo de las grasas. Debido a un problema hepático, se reduce su capacidad para producir bilis. Esto afecta la digestión y la absorción de las grasas. Además, hay pérdida de peso inexplicable debido a la pérdida de apetito. Por lo tanto, alguien con un problema hepático no debe dejar de tomar grasas por completo, en lugar de consumir alimentos saturados y que contienen grasas trans, uno debe elegir las grasas no saturadas. Por ejemplo, los alimentos que contienen grasas saturadas son leche entera, todos los productos de origen animal y mantequilla. Los alimentos fritos y procesados ​​contienen grasas trans. Mientras que los alimentos que contienen grasas insaturadas son aceite de oliva, aceite de maíz, aceite de girasol y aceite de canola requieren menos cantidad de bilis para descomponerlos. El consumo de grasas insaturadas saludables ayuda a ganar y mantener el peso.

Una persona con problemas hepáticos debe consumir líquidos y sodio en límites:

Debido a la enfermedad hepática, la proteína como la albúmina necesaria para mantener el equilibrio osmótico no se sintetiza. Esto conduce a una capacidad reducida para retener líquido en los vasos sanguíneos. El líquido se filtra y se acumula en el abdomen llamado As . Cuando este líquido se acumula en las piernas, los tobillos y otros tejidos, se llama edema. Por lo tanto, uno tiene que reducir la ingesta de sal y líquidos, que limita la retención de líquidos en el cuerpo. Uno debe evitar el consumo de alimentos con alto contenido de sal. Las carnes procesadas como las salchichas, el tocino y el salami, los bocadillos, las verduras enlatadas y las sopas y el queso no deben consumirse en exceso cuando se presentan problemas hepáticos. Uno debe tomar sodio de menos de 2.000 mg por día.

Consumir alimentos ricos en proteínas en los límites cuando tiene un problema hepático:

El hígado realiza el metabolismo de las proteínas, especialmente el catabolismo de las proteínas. Dado que el hígado está dañado, no puede procesar proteínas. Esto lleva a la acumulación de amoníaco en la sangre, lo que eventualmente puede afectar el funcionamiento del cerebro. Los alimentos que contienen cantidades muy altas de proteínas deben consumirse en los límites para evitar la acumulación de productos tóxicos. Los alimentos como la carne, el pescado, las aves de corral y los productos lácteos, las semillas y las legumbres deben consumirse en cantidades mínimas. Sin embargo, las proteínas no deben evitarse con la dieta, ya que ciertas proteínas proporcionan a nuestro cuerpo aminoácidos esenciales. Aproximadamente, debe consumirse 1 gramo de proteína por 1 kilogramo de peso corporal.

Evite el consumo de azúcar refinado en caso de problema hepático:

El hígado realiza el metabolismo del azúcar y sus alimentos relacionados en grasas. En caso de hígado dañado, consumir azúcar significa agregarle más estrés y los efectos son los que se observan en el caso de los diabéticos. Por lo tanto, es necesario evitar los alimentos que contienen azúcar, como pasteles, pasteles, galletas y bebidas de frutas.

Evitar el consumo de alimentos picantes, grasos y picantes:

Los pacientes con problemas hepáticos tienen piernas y pies hinchados que son causados ​​debido a la retención de líquidos. Comer cosas picantes de alimentos causa incomodidad al hígado. Además, la ingesta de alimentos picantes hace que uno beba más agua, lo que causa más retención de líquidos y aumenta la hinchazón.

En casos especiales, se debe evitar lo siguiente dependiendo de la condición:

Limite el consumo de hierro para la hemocromatosis:

La hemocromatosis es el daño al hígado debido a la acumulación aumentada de hierro en el hígado. Uno debe evitar comer tabletas, alimentos y frutas ricas en hierro. Se debe evitar hacer comida en ollas y sartenes de hierro. Se debe evitar comer mariscos crudos.

Limite el consumo de cobre para la enfermedad de Wilson:

La enfermedad de Wilson es un problema genético que conduce a la acumulación de cobre en el cuerpo, incluido el hígado. Por lo tanto, la persona que padece la enfermedad de Wilson debe evitar comer alimentos ricos en cobre como nueces, mariscos (ostras y almejas crudas y sin cocinar), hongos y no debe preparar los alimentos en recipientes de cobre.

Evitar los alimentos mencionados anteriormente ayudará a reducir incomodidad para el hígado y prevenir complicaciones.

Dieta para paciente con problema hepático

El paciente con problema hepático tiene que comer alimentos sencillos pero saludables para aumentar de peso. Debe ser una dieta bien balanceada que proporcione calorías, nutrientes y energía. 2 La dieta debe contener más cantidad de carbohidratos, cantidades moderadas de proteínas y poca cantidad de grasas saludables. Deben consumirse alimentos como granos, frutas, verduras, frijoles, aceites que contienen ácidos grasos insaturados y leche. Del mismo modo, los alimentos que contienen fibra se deben comer. Además, es necesario beber suficiente cantidad de agua. Los estudios de investigación científica sugieren que los componentes bioactivos de los alimentos y productos naturales como astaxantina, curcumina, arándano, silimarina, café, vitamina C, vitamina E, vitamina D, resveratrol, quercetina y epigalocatequina-3-galato son benifiales y tienen efectos antifibróticos en el hígado. 3

Junto con las restricciones dietéticas, el paciente con problema hepático debe dejar de hacer lo siguiente:

Es necesario evitar las cosas mencionadas anteriormente, ya que si continúan empeorarán el problema del hígado.

Conclusión

El hígado es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo. Muchos factores de riesgo causan problemas al hígado. Por lo tanto, solo obtener un tratamiento específico no es suficiente, ya que uno necesita seguir una dieta especial según lo recomendado por el médico. Esto permitirá que el hígado se recupere. Si no se siguen las restricciones dietéticas, los síntomas del hígado empeorarán y provocarán otros problemas de salud.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment