¿Qué puede causar una tendinitis peroneal?

La tendinitis peronea es una condición de dolor que se produce cuando hay una inflamación de los tendones peroneos. Esto ocurre cuando hay un uso excesivo del tobillo y los tendones rozan el hueso. Este aumento de la fricción hace que los tendones se inflamen, lo que produce dolor, como se observa con la tendonitis peronea. La tendinitis peronea se observa con más frecuencia en atletas que realizan carreras y saltos competitivos.

La tendinitis peronea puede ser aguda, lo que significa que los síntomas aparecen repentinamente o pueden ser crónicos y se desarrollan gradualmente durante años. Un individuo con tendinitis peroneal se quejará principalmente de dolor detrás del tobillo que tiende a empeorar con la actividad y mejor con el descanso.

La rotación del pie también causa dolor en las personas con tendinitis peroneal. También puede haber una hinchazón notable detrás del tobillo en personas con tendinitis peronea.

Un individuo con tendinitis peroneal también puede tener inestabilidad de la marcha, ya que el tobillo no puede soportar todo el peso del cuerpo debido a la inflamación de los tendones peroneos. El área detrás del tobillo también estará caliente al tacto debido a la inflamación. Este artículo muestra algunas de las posibles causas de la tendinitis peroneal.

¿Qué puede causar una tendinitis peroneal?

Inflamación: se produce una inflamación del tendón peroneo en la mayoría de los casos debido al uso excesivo. Esto se ve en los corredores y corredores profesionales que ponen la carga máxima en el tobillo mientras corren, lo que con el tiempo hace que los tendones peroneos se inflamen y produzcan tendinitis peronea.

Actividades: Además, existen otros factores que contribuyen a aumentar la vulnerabilidad de un individuo frente a la tendinitis peronea. Estos factores son un aumento repentino en las actividades de carga de peso que ejercen una mayor presión en el tobillo, como saltar, correr y correr, lo que puede llevar a una forma aguda de tendinitis peroneal.

Métodos de entrenamiento: si un individuo emplea métodos de entrenamiento inadecuados, entonces él o ella es más vulnerable a la tendinitis peroneal.

Elección del calzado: el uso de calzado demasiado estrecho o, en el caso de las mujeres, tiene tacones altos, ejerce una presión extrema sobre la zona del tobillo y causa inflamación de los tendones peroneos.

Arcos de pie alto: un individuo con arcos de pie alto también ejerce un exceso de presión en el tobillo, lo que resulta en una tendinitis peroneal. Si hay un problema con el funcionamiento de los músculos y las articulaciones de las extremidades inferiores, también puede causar una tendinitis peroneal.

Desequilibrio muscular: el desequilibrio muscular en las extremidades inferiores es también una de las causas de la tendinitis peronea.

Recuperación incompleta de una lesión: además, después de una lesión en el tobillo como un  esguince de tobillo si una persona no cumple con las recomendaciones del médico y no completa el programa de rehabilitación, eso también puede resultar en el desarrollo de una tendinitis peroneal.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment