¿Qué tan común es la ARVD?

¿Qué tan común es la DAVD?

La ARVD o la displasia arritmogénica del ventrículo derecho es una afección rara de la miocardiopatía. No es una enfermedad típica. La aparición de la condición ve el reemplazo del músculo cardíaco ventricular derecho por el del tejido fibroso o la grasa. Debido a esto, el cuerpo del contrato del ventrículo derecho. Como consecuencia, el corazón ve una reducción en el bombeo de sangre según sea necesario. Los pacientes diagnosticados de displasia ventricular derecha arritmogénica a menudo sufren arritmias, lo que aumenta la amenaza de paro cardíaco repentino.

Todavía se desconoce qué causa la displasia arritmogénica del ventrículo derecho. Según los investigadores, la ocurrencia es rara y afecta solo a una de cada 5,000 personas. Es posible que un individuo muestre síntomas de displasia ventricular derecha arritmogénica sin antecedentes familiares. Sin embargo, todavía puede ocurrir. La DAVD diagnosticada debido a antecedentes familiares está presente en al menos el 50% de los casos. Debido a esto, fue necesario realizar una evaluación para que los familiares de primer y segundo grado verificaran la presencia de una miocardiopatía incluso si no mostraban ningún síntoma.

Los dos patrones de herencia de la DAVD son:

Autosómico dominante – donde la herencia es de uno de los padres y es más frecuente en algunas ubicaciones geográficas

Autosómica Recesiva – la caracterización se debe a los síntomas de la DAVD como se describió anteriormente y una forma es la enfermedad de Naxos donde la piel de las plantas de los pies y las manos se vuelven gruesas.

Síntomas de la displasia ventricular derecha arritmógena

El diagnóstico de displasia arritmogénica del ventrículo derecho ayuda a prevenir la muerte cardíaca. Los síntomas incluyen:

Diagnóstico

Diagnóstico médico para la displasia ventricular derecha arritmogénica basada en el examen físico, el historial médico del paciente y algunas pruebas, como la resonancia magnética cardíaca cardíaca CT escáner ecocardiograma monitor Holter y pruebas de electrofisiología. La mayoría de los médicos opta por la resonancia magnética cardíaca, ya que ayuda en la visualización de las sustancias fibro-grasas presentes en el miocardio ventricular derecho. La prueba además ayuda a mostrar las dimensiones del ventrículo derecho y las anomalías de movimiento de la pared. Como la calidad de la imagen difiere en función de los ritmos cardíacos, el médico también le pidió al paciente que se sometiera a una tomografía computarizada cardíaca para confirmar la presencia de la enfermedad o descartar la misma.

Tratamiento de la displasia ventricular derecha arritmogénica

No existe un tratamiento definitivo para curar la displasia arritmogénica del ventrículo derecho. Los médicos a menudo se enfocan en controlar los síntomas experimentados por el paciente. En muchas de las situaciones, el tratamiento tiene como objetivo controlar las arritmias ventriculares, lo que ayuda a prevenir la insuficiencia cardíaca. Es posible utilizar la ablación por radiofrecuencia para tratar las arritmias ventriculares frecuentes. Cuando los médicos señalan que un paciente tiene un alto riesgo de muerte súbita, trate la enfermedad eligiendo un desfibrilador implantable.

El tratamiento farmacológico implica la supresión de la arritmia y la prevención de la formación de trombos. Los bloqueadores beta son los medicamentos convencionales prescritos por el médico. Un médico realiza una serie de monitorización Holter ambulatoria para asegurarse de que haya una reducción en los eventos arrítmicos. Dependiendo de la mejora mostrada por el paciente, el médico altera los medicamentos en consecuencia.

Cuando los medicamentos convencionales fallan, los médicos eligen la ablación con catéter, que tiene una alta tasa de éxito del 90%. Sin embargo, optar por el tratamiento se vuelve difícil porque la displasia arritmogénica regular es progresiva. Además, la recurrencia es estándar debido a la creación de nuevos focos arritmogénicos.

Un desfibrilador cardioversor implantable es una herramienta útil contra el paro cardíaco repentino. Sin embargo, debido al costo de los ICD, los médicos no lo colocan en todas las personas diagnosticadas con displasia arritmogénica del ventrículo derecho.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment