Dolor de Ojo

¿Se hereda la enfermedad de ojos saltones?

El saliente o abultado de uno o ambos globos oculares se llama ojos saltones. También se conoce científicamente como proptosis o exoftalmos. Dichos pacientes tienden a parpadear menos e incluso pueden parecer como si estuvieran siempre mirando.

¿Qué causa los ojos saltones?

La razón más común detrás de los ojos saltones es el funcionamiento anormal de la glándula tiroides que causa la enfermedad ocular. Esta enfermedad ocular tiroidea también se conoce como La enfermedad de Grave la oftalmología de Grave o la orbitopatía de Grave. Esta es una afección autoinmune en la que el sistema inmunitario del cuerpo ataca los tejidos sanos alrededor del ojo, lo que provoca que el globo ocular avance y parezca abultado. Dichos pacientes también se quejan de síntomas oculares adicionales como enrojecimiento, sequedad, picor dolor, sensibilidad a la luz y visión doble .

La mayoría de los los pacientes con enfermedad ocular tiroidea padecen hipertiroidismo (glándula tiroides hiperactiva). Hubo pocos casos en que se encontró esta condición en pacientes con hipotiroidismo (glándula tiroidea hipoactiva) y en casos raros, se encontró en personas que tenían una función tiroidea saludable.

Además de la enfermedad ocular tiroidea , los ojos saltones también pueden afligirlo si sufrió una lesión ocular o un hifema experimentado (sangrado en los ojos), si desarrolló infecciones oculares graves o si hay tumores cancerosos en sus ojos.

¿Cómo se diagnostica un ojo protuberante?

Si un paciente sospecha que uno o ambos ojos están saltones, entonces deben consultar a un oftalmólogo. El oftalmólogo les preguntará acerca de sus síntomas ópticos, incluido el tiempo que estos síntomas han estado presentes y si ha habido algún cambio en la gravedad de los síntomas. En general, si los síntomas se han desarrollado durante unos días, es probable que los ojos saltones sean el resultado de una cirugía, lesión, infección o inflamación. Los síntomas que se han desarrollado y empeorado gradualmente durante algunos años probablemente se atribuyan a la enfermedad ocular tiroidea.

El oftalmólogo realizará un examen físico de los ojos del paciente con una lámpara de hendidura (un instrumento de diagnóstico que permite ver el ojo debajo aumento) para evaluar la agilidad de los movimientos oculares. Los movimientos oculares lentos generalmente se asocian con la enfermedad ocular tiroidea. Luego, el oftalmólogo usará un exoftalmómetro (un instrumento de diagnóstico para medir el tamaño de su ojo) para medir la extensión del abultamiento. Si se observa alguna anormalidad durante estos exámenes, se recomendará al paciente que se someta a una tomografía computarizada (TC) o a una resonancia magnética (IRM) para examinar más las cuencas oculares. El oftalmólogo también ordenará una prueba de sangre para verificar si hay alguna anormalidad en la función tiroidea. En base a una combinación de estos resultados, el oftalmólogo determinará si el paciente tiene ojos saltones o si es necesario realizar más exámenes para llegar a un diagnóstico.

Ojos saltones Enfermedad heredada?

En general, las personas corren el riesgo de heredar una enfermedad de sus padres o de alguien de su familia si esa afección tiene un vínculo genético. Las condiciones con un fuerte vínculo genético generalmente se heredan, mientras que las enfermedades no genéticas nunca se heredan. El exoftalamo es una afección que no está relacionada con la genética y no puede transmitirse o heredarse en la familia.

Sin embargo, la enfermedad de Grave (la principal causa subyacente) es una enfermedad autoinmune y existen factores genéticos que pueden predisponerlo a esta afección. eso eventualmente puede llevarte a desarrollar ojos saltones. Además, hay informes de casos raros en los que los bebés recién nacidos heredaron una anomalía genética que causó que los vasos que suministraban sangre a los ojos se distorsionaran o que tuvieran una anomalía en las cuencas de los ojos, lo que provocó que fueran muy superficiales. Esos bebés han desarrollado ojos saltones debido a la anormalidad genética preexistente en sus ojos. En tales casos, el tratamiento por lo general implica la cirugía para corregir la anomalía de la base para corregir la visión y evitar un mayor daño a los ojos.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment