Síndrome de lisis tumoral: síntomas, causas, tratamiento, pronóstico, factores de riesgo, epidemiología

Hay una alta tasa de proliferación para aquellos que han tenido tumores de gran masa y aquellos que son muy sensibles a los agentes citotóxicos y que sufren una constelación de trastornos metabólicos. Esto se conoce como Síndrome de lisis tumoral o TLS y ocurre cuando se inicia la terapia para el tumor o el cáncer. El resultado de este tratamiento del cáncer se asocia con la liberación de productos metabólicos de proteínas y ácidos nucleicos y cationes intracelulares rápidos, así como aniones, en el torrente sanguíneo. El síndrome de lisis tumoral ocurre principalmente en aquellos que tienen tumores que proliferan rápidamente, son voluminosos y responden al tratamiento. El espectro clínico que está asociado con el Síndrome de Lisis Tumor o TLS es causado por el mecanismo homeostático abrumado del cuerpo.

Un tumor es un crecimiento anormal de tejido resultante de la multiplicación incontrolada y progresiva de células que no tiene ninguna función. La lisis es el proceso de destrucción que disuelve las células del cuerpo a través de la acción de ciertos anticuerpos o lisinas. La lisina es el anticuerpo que altera la membrana celular. El síndrome por otro lado es un conjunto de trastornos.

Definición del síndrome de lisis tumoral:

El síndrome de lisis tumoral o TLS es una alteración metabólica en el cuerpo que tiene lugar cuando el contenido de las células tumorales se libera al torrente sanguíneo. La liberación de estos contenidos tumorales puede ser el resultado de una exposición espontánea de las células tumorales o una respuesta de la terapia.

En el Síndrome de Lisis Tumor, el espectro clínico de la afección se asocia con el proceso del cuerpo para excretar las cantidades excesivas de ácido úrico, potasio, fosfatos y urea que se concentra en el cuerpo debido a terapias contra el cáncer y abruma los mecanismos homeostáticos del cuerpo. Aquellos que ya han sido diagnosticados con cánceres hematológicos que son los cánceres relacionados con la médula ósea y el torrente sanguíneo, a menudo tienen este síndrome.

Fisiopatología y anormalidades médicas específicas asociadas con el síndrome de lisis tumoral:

Dado que el Síndrome de Lisis Tumor o TLS es una constelación de trastornos metabólicos, existen diferentes tipos de dificultades que están asociadas con anormalidades médicas específicas. Estos son –

  • Hiperuricemia- Disimilación de ácidos nucleicos y ácidos úicos que se precipitan en los tubos renales. Esto conduce a la insuficiencia renal.
  • Hipercalemia- Incremento de la precipitación de potasio. Esto causa disfunción neuromuscular y ritmos cardíacos irregulares.
  • Hiperfosfatemia- Aumento de la deposición de fosfato de calcio en los tubos renales, lo que lleva a una posible insuficiencia renal.
  • Hipocalcemia- Disminución del depósito de calcio. Esto puede resultar en una disfunción neurológica severa, efectos cardiovasculares, problemas relacionados con la salud ósea, etc.

Signos y Síntomas del Síndrome de Lisis Tumoral:

Puede haber diferentes signos y síntomas asociados con el Síndrome de lisis tumoral y la mayoría de ellos son específicos según la anormalidad médica específica o el tipo de dificultad que se haya producido. Al comienzo del Síndrome de Lisis Tumor, los síntomas pueden ser bastante leves. Pero a medida que la condición empeora, los síntomas se vuelven más fuertes debido al aumento de las sustancias anormales en el torrente sanguíneo. Estos síntomas incluyen:

Causas del síndrome de lisis tumoral o TLS:

El síndrome de lisis tumoral es una emergencia oncológica, un grupo de trastornos que se caracterizan por anormalidades electrolíticas severas y otras afecciones médicas. Los pacientes con tumores malignos linfoproliferativos son vistos principalmente por sufrir el Síndrome de Lisis Tumor ya que un desequilibrio de sustancias anormales ocurre en la sangre como un efecto posterior de la malignidad. No solo esto, sino aquellos que están en tratamiento o para aquellos, el procedimiento de tratamiento acaba de iniciarse, el Síndrome de Lisis del Tumor es una posibilidad. En palabras simples, cuando los tumores se tratan destruyéndolos rápidamente, las células de estos tumores y el contenido dentro del tumor ingresan al torrente sanguíneo y causan el Síndrome de Lisis Tumor.

Los diferentes tipos de tumores malignos y benignos, pero sólidos los tumores que pueden causar el Síndrome de Lisis Tumoral son –

  • Leucemia aguda
  • Trastornos mieloproliferativos
  • Linfoma no Hodgkin agresivo
  • Cánceres que causan insuficiencia renal o función renal deficiente
  • Tumores sólidos Como el neuroblastoma y el hepatoblastoma en etapa IV

En cada una de estas condiciones, el recuento de glóbulos blancos aumenta rápidamente. Incluso los tumores también tienen una gran cantidad de carga tumoral y sustancias anormales que pueden causar el desequilibrio metabólico en las células, dando lugar al Síndrome de Lisis Tumoral. La quimioterapia también es una de las principales causas de esta afección que puede hacer que el Síndrome de Lisis Tumoral ocurra a las pocas horas del inicio del tratamiento o incluso después de 48 a 72 horas. No solo la quimioterapia, sino también la radioterapia, la terapia hormonal, los corticosteroides y la terapia biológica también son posibles causas del síndrome de lisis tumoral.

Factores de riesgo del síndrome de lisis tumoral:

Hay algunos factores intrínsecos relacionados con el tumor que muestran claramente la alta posibilidad de un mayor riesgo de desarrollar síndrome de lisis tumoral. Los factores de riesgo más comunes y predominantes entre ellos son:

  • Carga tumoral grande o el peso del tumor, cuanto mayor es el tumor, mayor es la probabilidad de síndrome de lisis tumoral.
  • Tasa de proliferación celular tumoral alta
  • Rotación celular rápida de tumor de alto grado
  • Nivel aumentado de lactato deshidrogenasa
  • Sensibilidad del tumor a la quimioterapia o sus fármacos
  • Función renal deficiente
  • Presión arterial alta
  • Aumento de la edad

Aunque El Síndrome de lisis tumoral puede ocurrir como un efecto posterior de los tratamientos tumorales o contra el cáncer, existen algunos tipos de enfermedades, más bien tipos de cáncer, para los cuales la posibilidad de desarrollar el Síndrome de lisis tumoral es mayor. Estos incluyen ALL o leucemia linfoblástica aguda, linfoma de Burkitt, AML o leucemia mieloide aguda y también melanoma.

Epidemiología y pronóstico del síndrome de lisis tumoral:

Las evidencias clínicas han demostrado que del 3 al 7% de los casos de leucemia aguda han desarrollado el Síndrome de Lisis Tumor, mientras que del 4 al 11% de los casos de linfoma han desarrollado esta afección después de que los tumores y sus tratamientos han comenzado. Estas estadísticas están asociadas solo con aquellos casos en los que el Síndrome de Lisis Tumor ha sido clínicamente significativo. La aparición en el laboratorio del síndrome de lisis tumoral para los linfomas no Hodgkin de grado intermedio o alto ha sido del 42% y para la leucemia aguda del 70%. Puede haber un aumento significativo en la frecuencia de ocurrencia de esta condición en pacientes con cáncer o pacientes con tumores, ya que los regímenes de dosis altas de tratamiento son cada vez más comunes en la práctica. Los efectos o impactos del Síndrome de Lisis Tumoral pueden ser una amenaza para la vida, pero con la identificación adecuada de la enfermedad o con medidas preventivas adecuadas, puede ser bien manejado.

Diagnóstico del Síndrome de Lisis Tumoral:

Por lo general, el Síndrome de Lisis Tumor o TLS se diagnostica mediante los siguientes exámenes:

  • Hemograma completo
  • Análisis de orina
  • Química sanguínea y niveles de ácido úrico en la sangre

Dado que la rasburicasa está presente en la sangre de el paciente que actúa como ex vivo para convertir el ácido úrico en alantoína, es muy importante que se realicen rápidamente análisis de sangre en el laboratorio tan pronto como la muestra de sangre llegue al laboratorio. Si no se realizan pruebas rápidas, arrojará resultados de prueba falsos bajos. Se debe usar un tubo de sangre previamente congelado que contenga heparina para recolectar la muestra de sangre y la muestra debe sumergirse en un baño de agua helada. Dentro de las 4 horas de la recolección de la muestra, la prueba debe realizarse.

Para aquellos pacientes que ya han sido diagnosticados con Síndrome de Lisis Tumor y que están bajo tratamiento con dosis de rasburicasa, la sangre debe extraerse o recolectarse después de 4 horas de la dosis de rasburicase. El proceso de recolección de sangre y análisis debe continuarse cada 6 a 8 horas, hasta que se encuentre que el Síndrome de Lisis Tumor está completamente tratado. Las pruebas como los niveles de calcio, electrolitos, fósforo, pruebas de función renal y LDH también se realizan para evaluar el Síndrome de lisis tumoral.

Tratamiento para el Síndrome de Lisis Tumoral:

Dos formas de tratar el Síndrome de Lisis Tumor son comunes y efectivas y son:

  1. Medicamento para tratar el Síndrome de Lisis Tumoral – En este proceso, se administra alopurinol (Zyloprim) para evitar que el cuerpo produzca ácido úrico. Junto con esto, se administra Rasburicase (Fasturtec) para descomponer el ácido úrico ya formado para que el cuerpo pueda deshacerse de él. A veces, se administra bicarbonato de sodio o acetazolamida (Diamox) junto con los líquidos por vía intravenosa, de modo que los ácidos úricos no se cristalizan y el cuerpo puede deshacerse fácilmente de ellos. Esto no se recomienda si el paciente ya está tomando un medicamento Rasburicase.
  2. Diálisis – Si se produce insuficiencia renal, esta es la única forma en que los desechos pueden eliminarse del cuerpo.

Prevención del tumor Síndrome de lisis:

Los pacientes con cáncer, que están a punto de recibir tratamiento de quimioterapia y tienen un tumor canceroso con una alta tasa de proliferación celular y tasa de recambio, deben recibir profilaxis oral o intravenosa de Allopurinol o inhibidor de la Axantina oxidasa para prevenir la producción de ácido úrico. También se debe administrar una hidratación intravenosa adecuada para mantener una producción elevada de orina que supere los 2,5 litros por día. Para asegurarse de que el equilibrio electrolítico no se interrumpa, el potasio y otros electrolitos no se agregan al fluido IV. Los síntomas de edema periférico, aumento de peso, distensión de la vena del cuello y crepitantes pulmonares, así como síntomas de deshidratación como piel seca, membranas mucosas secas, pérdida de peso y sed deben controlarse regularmente.

El síndrome de lisis tumoral o TLS es un fenómeno común eso puede ocurrir en pacientes con células tumorales y malignas. La afección puede poner en peligro la vida y, por lo tanto, es muy importante que uno se someta a chequeos regulares para que la afección se pueda prevenir o diagnosticar en una etapa temprana.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment