Bursitis iliopsoas o bursitis iliopectineal: causas, síntomas, tratamiento, ejercicios

La bursitis podría explicarse como una inflamación de la bolsa que es un saco lleno de líquido adyacente a las articulaciones que actúa como un cojín para el articulación.

Una bolsa es un saco lleno de líquido lubricante que se encuentra entre los tejidos como los músculos, los tendones, la piel y los huesos, lo que reduce la irritación y la fricción entre los tejidos. La bursa causa dolor en la cadera cuando se somete a un trauma continuo que resulta en hinchazón e inflamación. Esto podría afectar fuertemente a atletas como corredores, futbolistas y jugadores de fútbol que frecuentemente ponen todo el peso de su cuerpo sobre sus caderas.

La bolsa más grande del cuerpo se conoce como iliopsoas bursa, que se encuentra entre el lado frontal de la articulación de la cadera y el músculo iliopsoas, es decir, un flexor de la cadera. La bursa iliopsoas reduce la fricción entre el músculo iliopsoas y el hueso del muslo. Cuando la bursa iliopsoas se inflama, la afección se denomina bursitis iliopsoas. Sin embargo, a veces esta condición también puede ser asumida erróneamente como artritis de la articulación de la cadera o tendinitis iliopsoas debido a la similitud de los síntomas. La bursitis iliopsoas a menudo ocurre debido a trauma y uso excesivo, que involucra flexión de la cadera como levantamiento de pesas y cuclillas resultando en desequilibrio o rigidez del músculo psoasilíaco, pero esto puede tratarse mediante ejercicios de fortalecimiento y estiramiento.

La bursitis iliopsoas también se conoce como iliopectíneo bursitis.

Causas y factores de riesgo de bursitis iliopsoas o bursitis iliopectínea

La bursitis iliopsoas o bursitis iliopectínea es causada por una lesión por uso excesivo, que resulta del frotamiento repetitivo del tendón del psoas iliaco. La bursitis iliopsoas es más común en los deportes, que involucran actividades repetitivas como natación y correr.

Otras causas de bursitis iliopsoas o bursitis iliopectínea pueden incluir:

  • Tendinitis iliopsoas.
  • Flexor apretado de la cadera músculos.
  • Osteoartritis .
  • Artritis reumatoide .
  • Problemas de cadera.
  • Lesiones recreativas como ballet, fútbol, ​​artes marciales y obstáculos con saltos.
  • Infección de la bolsa de la cadera.

Signos y síntomas de la bursitis iliopsoas o la bursitis iliopectínea

  • Uno de los síntomas comunes de la bursitis iliopsoas o bursitis iliopectínea es que el dolor se experimenta en el lado frontal de la cadera.
  • Radiación del dolor en la rodilla.
  • Sensibilidad en los cuádriceps superiores y en el frente el lado de la cadera también puede ser un síntoma de bursitis Iliopsoas o bursitis iliopectínea.
  • Radiación de dolor en la parte inferior de la espalda o nalgas.
  • Una sensación de chasquido en la parte delantera de la cadera.
  • Dolor en la flexión de la cadera resistida
  • Dolor en la extensión pasiva de la cadera.
  • Rigidez y dolor después del descanso o en las mañanas.
  • Agravación del dolor durante la realización de actividades.

Tratamiento de la bursitis iliopsoas o la bursitis iliopectínea

  • Descanso de actividades que agravan los síntomas de bursitis iliopsoas o bursitis iliopectínea.
  • Evitando actividades repetitivas.
  • La aplicación de hielo es un tratamiento efectivo para ayudar a aliviar la inflamación y el dolor asociados con bursitis iliopsoas o bursitis iliopectínea.
  • Los medicamentos antiinflamatorios como ibuprofeno, aspirina, Celebrex y naproxeno pueden ayudar a reducir la inflamación e hinchazón y aliviar el dolor asociado con la bursitis iliopsoas o la bursitis iliopectínea.
  • Otro tratamiento efectivo para la bursitis iliopsoas o la bursitis iliopectínea son las inyecciones de corticosteroides, donde el medicamento se inyecta en la bolsa, lo que no solo ayuda a reducir la inflamación y el dolor, sino que también alivia los síntomas.
  • Uso de muletas o bastón mientras camina durante aproximadamente una semana o más si es necesario.

Terapia física

El tratamiento de fisioterapia es importante para acelerar el período de recuperación de la bursitis de Iliopsoas o bursitis iliopectineal. La terapia física también disminuye la probabilidad de recurrencias en el futuro.

La fisioterapia para la bursitis iliopsoas o la bursitis iliopectínea puede incluir:

  • Aplicación de calor y hielo.
  • Electroterapia como TENS y ultrasonido.
  • Masaje de tejidos blandos .
  • Estiramientos.
  • Aguja seca.
  • Movilización conjunta.
  • Uso de muletas.
  • Corrección de la biomecánica anormal como el uso de ortesis.
  • Educación.
  • Consejos antiinflamatorios.
  • Ejercicios de los músculos y tendones que rodean el área para mejorar la fuerza y ​​la flexibilidad.
  • Modificación de la actividad y entrenamiento.
  • Plan apropiado para el regreso a la actividad.

Ejercicios para la bursitis iliopsoas o la bursitis iliopectínea

Ejercicio de flexión de la cadera para la bursitis iliopsoas o bursitis iliopectínea:

Este ejercicio se realiza colocando la rodilla de la pierna afectada en el piso de tal forma que toda la parte inferior la pierna debe estar directamente en el suelo. Ahora, doblando la otra rodilla, inclínate un poco hacia adelante hasta que sienta un estiramiento sin dolor en la parte frontal del muslo. Mantenga la posición durante aproximadamente 30 segundos y suelte. Realizar tres veces El ejercicio de flexión de la cadera para la bursitis iliopsoas o bursitis iliopectínea no solo ayuda a estirar el músculo psoasilíaco, sino que también mejora la rigidez de la articulación de la cadera.

Pierna recta aumenta ejercicio para bursitis iliopsoas o bursitis iliopectínea:

Este ejercicio para la bursitis iliopsoas o bursitis iliopectínea se realiza acostándose sobre la espalda y enderezando la lesión pierna. Ahora coloque el pie plano de la pierna sana en el suelo doblándose en la rodilla. Al apretar los músculos del muslo, levante gradualmente la pierna lesionada hacia arriba hasta que alcance el nivel del muslo en el lado opuesto. Mantenga la posición durante aproximadamente un segundo y suelte. Repite 10 veces Repita el mismo ejercicio en la pierna opuesta. La pierna recta levanta ayuda a fortalecer el músculo cuádriceps y el iliopsoas presentes en el muslo.

Ejercicio de flexión de cadera sentado para bursitis iliopsoas o bursitis iliopectínea:

Este ejercicio se realiza al sentarse en una silla o una mesa. Ahora doblando la rodilla derecha, levante gradualmente la rodilla derecha en la dirección ascendente lo más alto posible hasta sentir un estiramiento sin dolor. Mantenga la posición durante aproximadamente un segundo y suelte. Repite 10 veces Repita el mismo ejercicio en el lado izquierdo.

Ejercicio de flexión de cadera resistida en pie para bursitis iliopsoas o bursitis iliopectínea:

Este ejercicio para la bursitis iliopsoas o bursitis iliopectínea es realizado con la ayuda de la banda de resistencia de goma. Ate los dos extremos de la banda para hacer un loop. Al colocar la banda alrededor de la pata de una mesa, mantenga el pie en el bucle y manténgase de pie manteniendo el cuerpo alejado de la banda de manera que la banda se enrede alrededor del frente del tobillo. Ahora, al tensar los músculos de la cadera, tire gradualmente del pie hacia adelante. Realice 3 series de 10. La flexión de cadera con resistencia permanente también mejora la fuerza del iliopsoas.

Ejercicio de estiramiento glúteo para bursitis iliopsoas o bursitis iliopectínea:

Este ejercicio se realiza acostándose sobre la espalda. Con la ayuda de las manos, lleve la rodilla hacia el hombro opuesto hasta que sienta un estiramiento leve a moderado sin dolor a lo largo de las nalgas o en el lado frontal de la cadera. Mantenga la posición durante unos 15 segundos y suelte. Repita cuatro veces para asegurarse de que no haya una exacerbación de dolor.

Pruebas para diagnosticar bursitis iliopsoas o bursitis iliopectínea

En general, se realiza un examen físico, subjetivo y completo para diagnosticar la bursitis iliopsoas.

Otras pruebas que ayudan a descartar otros problemas pueden incluir:

  • Ultrasonido.
  • Radiografía.
  • Resonancia magnética.
  • Exploración ósea.

Lea también:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment