Intestino

¿Cómo Listeria causa aborto involuntario?

La listeria es una bacteria transmitida por los alimentos que se sabe que está presente en frutas y verduras crudas, carne sin procesar y productos lácteos sin pasteurizar.

¿Por qué la listeria es una amenaza más seria para las mujeres embarazadas? Las mujeres embarazadas deben tener especial cuidado con la infección por listeria. Se ha informado que esta infección causa resultados graves en las madres embarazadas y los recién nacidos.

Se recomienda a las madres embarazadas que eviten ciertos alimentos que tienen una mayor probabilidad de contener este organismo y provocar una infección por listeria. Los productos lácteos como la leche sin pasteurizar y ciertos tipos de queso, las frutas como el melón y las comidas preparadas preparadas tienen una mayor probabilidad de causar infecciones y deben evitarse.

En los casos en que la infección por listeria se contrae durante el embarazo, es más dañina para el feto que para la madre. Se sabe que causa aborto involuntario en los primeros meses y luego, hacia el final del embarazo, se informa que da lugar a mortinatos o parto prematuro.

Cuando el organismo Listeria ingresa a la futura madre a través de la comida consumida, va al estómago y al intestino. El organismo encuentra su camino en el torrente sanguíneo. Desde el torrente sanguíneo, el organismo encuentra su camino hacia la placenta (el tejido que conecta a la madre y el feto) y el endometrio (este es el revestimiento del útero). Estos tejidos contienen células inmunitarias especializadas que forman el sistema de defensa para el feto y evitan la transmisión de cualquier bacteria. La infección de estos tejidos produce efectos adversos inmediatos en el feto y contribuye enormemente a la causa del aborto espontáneo. Además, el crecimiento de la listeria en el cuerpo de la madre también activa su sistema inmunológico, lo que provoca una inflamación en los tejidos internos, lo que a su vez tiene un efecto adverso en la placenta.

Existen tratamientos disponibles para tratar la infección por listeria. El régimen eficaz de antibióticos tomado temprano en el embarazo puede resultar en curar esta infección y tener un embarazo y parto seguros. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los resultados no son favorables y producen efectos adversos en el feto. La razón principal de esto es que la infección generalmente no presenta síntomas físicos. Estos síntomas indistinguibles en combinación con la velocidad de esta infección bacteriana generalmente dan como resultado un mal pronóstico para el feto. Como el feto ya está infectado cuando se diagnostica la infección, es poco lo que se puede hacer para prevenir resultados adversos.

¿Por qué es difícil diagnosticar la listeria durante el embarazo?

Uno de los mayores desafíos en el tratamiento de la listeria durante el embarazo es el retraso en el diagnóstico de la infección. Dado que la mayoría de los síntomas comunes de la enfermedad se parecen a los experimentados por las mujeres durante el embarazo, a menudo no se diagnostica y no se trata. Sin ningún síntoma físico obvio, la única forma de detectar la infección es si se realizan investigaciones de laboratorio específicas extrayendo muestras de sangre y tejido. La Listeria se puede diagnosticar cuando crece un cultivo bacteriano Listeria monocytogenes de fluidos corporales o tejidos como la sangre, el fluido espinal o la placenta.

¿Quiénes son más sensibles a la infección por Listeria y, por lo tanto, con mayor riesgo?

La listeria es una bacteria transmitida por los alimentos y causa síntomas similares a la intoxicación alimentaria en la población infectada. En la mayoría de los casos, esto no es una amenaza grave para la salud del paciente y el pronóstico es bueno. Sin embargo, algunas poblaciones de pacientes son más sensibles a esta bacteria en comparación con la población general. En estos individuos, la infección puede tomar una forma mortal y provocar comorbilidades graves, incluida la muerte.

En la mayoría de los casos, pacientes ancianos, pacientes con enfermedades crónicas (como diabetes, enfermedad hepática y enfermedad renal terminal) pacientes con sistemas inmunitarios comprometidos (como los que tienen cáncer, VIH / SIDA, trasplantes de órganos y que toman inmunosupresores) y mujeres embarazadas Los bebés y los recién nacidos, se encuentran en esta categoría especial de población que tienen un mayor riesgo de listeria.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment