¿Cómo prevenir la intolerancia a la lactosa?

Antes de que la lactosa se absorba en el torrente sanguíneo, primero debe ser degradada por la lactasa, una enzima que se encuentra en el intestino. El intestino produce lactasa durante la infancia, ya que el recién nacido debe poder digerir la leche materna para sobrevivir. A medida que el cuerpo del niño se prepara para digerir otros alimentos, los genes responsables de la producción de lactasa se desactivan gradualmente.

Por lo tanto, incluso los bebés que tienen la capacidad de digerir la lactosa desde el principio crearán gradualmente intolerancia a la lactosa. Finalmente, el cuerpo ya no puede digerir la lactosa y su consumo puede precipitar una amplia gama de síntomas. La lactosa no digerida es una excelente fuente de nutrientes para las bacterias intestinales, que aprovechan la oportunidad de multiplicarse rápidamente en nuestro tracto digestivo. La lactosa se descompone en diferentes ácidos y la fermentación produce varios gases. Este proceso causa varios síntomas que varían en intensidad de una persona a otra. Los síntomas incluyen problemas digestivos como hinchazón, calambres y diarrea, así como una serie de dolencias no específicas como fatiga o problemas dermatológicos.

La mayoría de las personas en el mundo son intolerantes a la lactosa. Sin embargo, los genes que continuaron produciendo lactasa durante la infancia y la edad adulta se propagaron a través de poblaciones de pueblos antiguos que criaron ganado. Como resultado, la mayoría de los adultos en poblaciones con un historial de producción de leche tienen la capacidad de digerir la lactosa.

Una dieta libre de lactosa puede prevenir todos los síntomas de intolerancia a la lactosa. Las personas deben familiarizarse con los alimentos que contienen lactosa. Lamentablemente, a menudo la intolerancia a la lactosa se diagnostica erróneamente durante años, ya que la gravedad de los síntomas depende de la cantidad de lactosa que consume el individuo. Dado que los síntomas de la intolerancia a la lactosa a menudo se malinterpretan como trastornos digestivos en general, las pruebas genéticas para determinar la intolerancia a la lactosa pueden ayudar a aclarar cualquier intolerancia personal que pueda tener y prevenir futuras complicaciones.

Más del 99% de los casos de intolerancia a la lactosa son causados ​​por una variación genética del gen LCT / MCM6. Si el gen está presente como un duplicado, el portador probablemente desarrollará intolerancia a la lactosa en algún momento de su vida.

¿Cómo prevenir la intolerancia a la lactosa?

Según sus genes, tiene un mayor riesgo de intolerancia a la lactosa. La mayoría de las personas con sus características genéticas desarrollan intolerancia a la lactosa en algún momento de sus vidas. Sin embargo, el desarrollo suele ser un proceso lento.

Por lo tanto, sería aconsejable observar su dieta prolongada y ver si los alimentos que contienen lactosa desencadenan algunos de los síntomas descritos anteriormente. Si este no es el caso, no se necesitan más cambios en su dieta. Si ya sufre de molestias, se pueden evitar más complicaciones con una dieta controlada. En su plan nutricional personal, es de primordial interés reducir el consumo de lactosa o incluso evitarla por completo. Por esta razón, es importante que se familiarice con todas las fuentes de potenciales de lactosa.

Los alimentos comunes que contienen lactosa son:

  • Leche y productos lácteos.
  • Embutidos embalados y embutidos.
  • Sopas y cremas
  • Productos de panadería
  • Pasteles
  • Potenciadores del sabor del chocolate y de muchos dulces.
  • Productos de comida rapida
  • Algunos medicamentos.

La aparición y la gravedad de los síntomas dependen de varios factores, como la cantidad de lactosa consumida, la cantidad y el tipo de otros alimentos consumidos, la salud física y mental en general y la deficiencia de enzimas personales. Dado que los productos lácteos son una fuente de nutrientes esenciales como el calcio, varias vitaminas, hierro y magnesio, debe asegurarse de que su dieta contenga suficiente cantidad de estos nutrientes. Por lo tanto, se recomienda una dieta rica en calcio. Coma muchos vegetales ricos en calcio. Los suplementos de lactasa también son una solución potencial para usted. Contienen las enzimas que necesita y son un buen sustituto de los alimentos que contienen lactosa.

Conclusión

La intolerancia a la lactosa es una condición común, y los síntomas solo aparecerán si se consumen productos lácteos. Cuando aparezcan los síntomas y qué tan graves serán, dependerá de muchos factores. No hay manera de prevenirlo ya que el factor genético está involucrado.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment