¿Cuál es el pronóstico para el síndrome paraneoplásico?

Un síndrome paraneoplásico es un grupo de síntomas que surgen debido a la presencia de un tumor en el cuerpo que puede ser conocido o desconocido. Es una colección de varios tipos diversos de síntomas que ocurren fuera del sitio del tumor o cáncer y pueden o no estar relacionados con el tumor directa o indirectamente.

Dado que hay una gran cantidad y una gran variedad de síntomas que pueden presentarse como síndromes paraneoplásicos, el pronóstico no se puede explicar directamente y puede variar ampliamente. Puede variar desde tener un pronóstico muy bueno hasta un pronóstico casi fatal. Pocos de los síndromes paraneoplásicos pueden tener un pronóstico muy malo, como el lupus eritematoso, donde las posibilidades de que el síndrome sea fatal son muy altas. Por otro lado, puede haber otros síndromes paraneoplásicos que pueden tener un pronóstico muy bueno como la osteoartropatía hipertrófica [1] .

Como los síndromes paraneoplásicos se dividen en varias categorías; Los síndromes cutáneos, reumatológicos, gastrointestinales y paraneoplásicos misceláneos suelen tener una alta tasa de supervivencia y buen pronóstico, mientras que los síndromes paraneoplásicos que pertenecen a los tipos neuromuscular, renal, metabólico y hematológico tienen un pronóstico muy malo.

El pronóstico en el síndrome paraneoplásico generalmente depende de la participación del sistema, su funcionamiento y su importancia en el cuerpo. Por ejemplo, la categoría cutánea generalmente tiene un buen pronóstico, mientras que los neuromusculares y los cardiovasculares tienen el peor pronóstico debido a la participación de un órgano del cuerpo menos importante en los cutáneos, mientras que la insuficiencia cardíaca o la disfunción cerebral pueden conducir a enfermedades que amenazan la vida o incluso a la muerte.

Clasificación de los síndromes paraneoplásicos y su pronóstico:

Varios síndromes paraneoplásicos incluyen fiebre, anorexia , pérdida de peso , etc. que tienen un buen pronóstico. Estos son usualmente disminuidos por los antipiréticos y el tratamiento de la causa subyacente.

Los síndromes paraneoplásicos reumatológicos incluyen dolor articular , inflamación, erosión de las articulaciones, etc. que tienen un pronóstico bastante bueno y pueden tratarse con la ayuda de esteroides, agentes modificadores de la enfermedad como el metotrexato.

Los síndromes paraneoplásicos metabólicos o endocrinos incluyen hipercalcemia, hiperglucemia, hipernatremia, hipopotasemia, etc. que pueden tratarse fácilmente manteniendo los electrolitos adecuados en el cuerpo y el control regular, pero a veces se complica.

Los síndromes paraneoplásicos renales incluyen glomerulonefritis, insuficiencia renal, deficiencia de eritropoyetina, etc., de los cuales la insuficiencia renal puede provocar complicaciones graves e incluso la muerte. Otros pueden manejarse con eritropoyetina exógena o terapias específicas para las otras causas.

Los síndromes paraneoplásicos neurológicos incluyen miastenia grave, insuficiencia respiratoria, inestabilidad autonómica, etc., algunos de los cuales pueden causar muerte súbita como la insuficiencia respiratoria. La miastenia gravis puede ser tratada por los inhibidores de la acetilcolinesterasa.

Los síndromes paraneoplásicos cardiovasculares incluyen amiloidosis, cardiomiopatías, insuficiencia cardíaca congestiva, etc., que pueden conducir a complicaciones a largo plazo y, en ocasiones, la muerte también puede ocurrir en casos graves. De lo contrario, estos pueden ser manejados por bloqueadores beta, inhibidores de Ace, etc.

Los síndromes paraneoplásicos gastrointestinales incluyen diarrea , pérdida de peso, estreñimiento , etc., que generalmente son fáciles de manejar con una terapia de líquidos adecuada y un balance de electrolitos.

Los síndromes paraneoplásicos cutáneos incluyen picazón, pigmentación y nódulos, etc., que generalmente no requieren ningún tratamiento y desaparecen cuando se trata el tumor subyacente. La picazón se puede aliviar con el uso de loción de calamina, etc.

Los síndromes paraneoplásicos hematológicos incluyen lupus eritematoso, esclerodermia, vasculitis, etc., que generalmente tienen un mal pronóstico y una alta tasa de mortalidad debido a la afectación generalizada del sistema vascular en todo el cuerpo y el desarrollo de complicaciones. Estos se pueden administrar a veces con el uso de esteroides.

Conclusión

Dado que la participación de los órganos difiere con los diferentes tumores, los síndromes paraneoplásicos que están relacionados con los tumores también varían en consecuencia. El pronóstico puede variar según el grado de afectación del órgano por el tumor. En ocasiones, puede ser difícil atribuir si la muerte o una afección potencialmente mortal se debe al tumor o al síndrome paraneoplásico causado por el tumor. A veces ni siquiera se pudo encontrar un tumor y se observa el único síndrome paraneoplásico, lo que dificulta la detección de la causa de la muerte. El pronóstico no se puede describir con palabras claras sobre los síndromes paraneoplásicos debido a su gran variedad.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment