¿Es contagiosa la enfermedad pulmonar intersticial?

La neumonitis intersticial habitual (fibrosis pulmonar idiopática) no es contagiosa. Se produce una lesión en el alvéolo que estimula la fibrosis. La causa es desconocida, pero no se debe a una causa infecciosa, por lo tanto: no se propaga y se vuelve contagiosa.

Las enfermedades pulmonares intersticiales difusas (DILD) constituyen un grupo muy heterogéneo de afecciones que tienen manifestaciones clínicas, radiológicas y funcionales, en las cuales las principales alteraciones anatomopatológicas afectan las estructuras alveolointersticiales, lo que significa que afectan el epitelio, las paredes alveolares, el endotelio capilar y el tejido conjuntivo (perilinfático y perivascular) comprendido entre los septos y ubicado en el tejido peribronquiolar.

Se conocen más de 150 entidades, aunque solo es posible identificar el agente causal en aproximadamente un tercio de los casos. Se distinguen tres grupos. El primer grupo está constituido por neumonía intersticial idiopática, que es de causa desconocida. El segundo grupo incluye aquellas entidades de una causa conocida o asociadas con otras enfermedades, incluidas aquellas asociadas con enfermedades del colágeno, causadas por fármacos, polvo orgánico (alveolitis alérgica extrínseca), polvo inorgánico (neumoconiosis) y aquellas asociadas con enfermedades hereditarias. El tercer grupo consiste en un conjunto de entidades que, a pesar de ser idiopáticas, tienen características clínicas e histológicas bien definidas.

Patogenia

La mayoría de estas entidades tienen una patogénesis similar. Las teorías aceptadas en el pasado sostenían que, como consecuencia de la acción de un agente causal (conocido o no), las lesiones se producen a nivel del epitelio alveolar, activando las células inflamatorias (macrófagos, neutrófilos, eosinófilos, mastocitos, linfocitos) y células parenquimatosas (fibroblastos, células epiteliales) que secretan mediadores celulares (citoquinas, radicales libres …) que actúan de manera autocrina y / o paracrina, dando lugar a una inflamación alveolar crónica (alveolitis) y la aparición de fibrosis pulmonar.

En el caso de la fibrosis pulmonar idiopática, estudios recientes consideran que la inflamación es un fenómeno secundario. Las nuevas teorías postulan que el evento principal en el desarrollo de esta enfermedad sería la lesión celular del epitelio alveolar, que estimularía la proliferación de fibroblastos y el desarrollo de fibrosis. Esto explicaría de cierta manera la ineficacia de los tratamientos antiinflamatorios basados ​​en el uso de corticosteroides.

No todos los DILD conducen a fibrosis pulmonar, hay ciertos factores que modulan la evolución de la alveolitis a la fibrosis pulmonar.

Entre ellos, cabe destacar la naturaleza del agente etiológico, la integridad de la membrana basal del intersticio pulmonar, la predisposición genética y los factores hereditarios.

Características clínicas

Por lo general, se presenta después de 50 años, con un inicio insidioso, en forma de disnea progresiva y tos seca. En el examen físico, los médicos encontrarán velcro tipo crepitante en el 90% y acropachia en el 20-50% de los casos. Existe una forma de fibrosis pulmonar familiar que afecta a dos o más miembros de la misma familia, con características similares pero con un inicio más temprano.

Los estudios radiológicos muestran infiltrados en los retículos periféricos más marcados en las bases asociadas al panal y la pérdida de volumen de los lóbulos inferiores y la extensa distorsión arquitectónica.

Factores de riesgo

Tabaco : algunas entidades aparecen con más frecuencia en los fumadores, como neumonía intersticial descamativa, bronquiolitis respiratoria, enfermedad pulmonar intersticial e histiocitosis X. Los fumadores son menos susceptibles a presentar sarcoidosis o neumonitis por hipersensibilidad.

Una historia de tabaquismo puede llevar a la coexistencia de enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Edad y sexo : algunos DILD son más frecuentes entre los 20 y los 40 años, como es el caso de la sarcoidosis y la histiocitosis X. Por el contrario, la mayoría de los pacientes con fibrosis pulmonar idiopática (FPI) son mayores de 55 años. La linfangioleiomiomatosis ocurre exclusivamente en mujeres en edad fértil.

Ocupación, pasatiempos, viajes, medio ambiente : historial de exposición, su duración y si se realizó protección respiratoria.

Antecedentes familiares : el 5% de la IPF se puede transmitir en una familia. La microlitiasis alveolar, la esclerosis tuberosa y la neurofibromatosis son ejemplos de DILD con antecedentes hereditarios.

Tratamientos previos : quimioterapia , radioterapia. Existe una amplia lista de medicamentos capaces de causar enfermedades intersticiales.

  • El consumo de drogas.
  • Síntomas de enfermedades sistémicas.
  • Factores de riesgo para el VIH , debido a posibles enfermedades oportunistas.

Hay tres grupos bien diferenciados de enfermedades pulmonares intersticiales, la mayoría de ellas de causa desconocida.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment