Cáncer

Linfoma esplénico: causas, síntomas, tratamiento, pronóstico

Acerca del linfoma esplénico y sus causas

El linfoma esplénico o el linfoma de la zona marginal esplénica es un tipo raro de cáncer de bazo y médula ósea. Hay dos tipos de linfomas, linfoma no Hodgkin y linfoma de Hodgkin; y el linfoma esplénico es linfoma no Hodgkin de células B.

El bazo se encuentra en el lado izquierdo del abdomen en el cuerpo humano. Es el principal órgano del sistema inmune. El linfoma es el cáncer de los linfocitos, que se produce cuando los linfocitos se multiplican incontrolablemente. Los linfocitos son el tipo de glóbulos blancos que ayudan al cuerpo a combatir cualquier forma de infección. Un tipo de fluido llamado linfa que fluye a través del sistema linfático transporta estas células. Hay dos tipos principales de linfocitos, a saber, los linfocitos B y los linfocitos T. Los linfocitos de células B están presentes en el margen del bazo y otro tejido linfoide. El linfoma esplénico es básicamente un linfoma de células B.

El linfoma esplénico es una forma rara de cáncer. Esta condición generalmente se desarrolla en personas mayores de 60 años, y afecta a los hombres más que a las mujeres. No se ha identificado aún ninguna causa específica para el desarrollo de linfoma esplénico. Personas que padecen enfermedades como la infección por el virus de Epstein-Barr, Hepatitis C, malaria, Helicobacter pylori (H. pylori), macroglobulinemia de Waldenstrom, enfermedades autoinmunes como VIH lupus sistémico El síndrome de Sjogren el eritematoso, etc. tienen más probabilidades de desarrollar linfoma esplénico. Además, factores como el tabaquismo, algunos trastornos genéticos como síndrome de Down la exposición a toxinas ambientales, pesticidas y productos químicos peligrosos como el benceno, la exposición a la radiación y la quimioterapia, y un historial familiar de esta enfermedad, se sabe que aumentan el riesgo individual de desarrollar linfoma esplénico Además, otros cánceres como el cáncer de pulmón, cáncer de mama y el melanoma, pueden diseminarse al bazo y causar linfoma del bazo.

¿Cuáles son los síntomas del linfoma esplénico?

La mayoría de los pacientes que padecen linfoma esplénico se encuentran asintomáticos, es decir, no muestran ningún síntoma de la enfermedad. Sin embargo, en ciertos casos, el médico accidentalmente encuentra la condición mientras examina el abdomen del paciente por algún otro motivo. Durante el examen, se observa un bazo visiblemente agrandado que en terminología médica se conoce como esplenomegalia.

Si el paciente que padece linfoma esplénico tiene un bazo extremadamente agrandado o demasiado grande, tienden a quejarse de dolor abdominal constante y malestar. Los síntomas del linfoma esplénico, si están presentes, incluyen anemia que conduce a fatiga extrema y falta de aliento. El linfoma esplénico también se caracteriza por una caída en el recuento de plaquetas, lo que resulta en moretones y hemorragias fáciles por grietas y fisuras en el cuerpo. Otros signos de linfoma esplénico son infecciones frecuentes, dolor de espalda, presión arterial baja, pérdida anormal de peso, picazón e hinchazón en las piernas.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para el linfoma esplénico?

Análisis de sangre, prueba de médula ósea, pruebas de imágenes como MRI PET o Tomografía computarizada de abdomen, ultrasonido e incluso puede ser necesario realizar una biopsia de un ganglio linfático para diagnosticar el linfoma esplénico. Una vez que se detecta el linfoma esplénico, el tratamiento se determina en función de si los síntomas causan problemas o no. El tratamiento del linfoma esplénico también depende de la salud general del paciente. La mayoría de los casos de linfoma esplénico no manifiesta ningún síntoma. Si el paciente no experimenta ningún síntoma, entonces el médico elegiría simplemente monitorear al paciente y aferrarse a esperar y observar el enfoque. Solo cuando se desarrollan los síntomas, el médico comenzaría con un tratamiento adecuado. En el caso de pacientes con un problema subyacente como hepatitis C, el linfoma se puede eliminar simplemente tratando la afección subyacente específica y no se necesitaría ninguna terapia adicional en dicha situación.

El tratamiento para el linfoma esplénico solo es requerido por los pacientes si sus síntomas son problemáticos o su recuento sanguíneo es persistentemente bajo. En tales casos, la extirpación quirúrgica del bazo se considera la mejor forma de tratamiento para el linfoma esplénico. Esta cirugía de extirpación del bazo se llama esplenectomía. Solo se realiza si el paciente se considera apto para la operación. De lo contrario, tratamientos alternativos como radioterapia, quimioterapia o terapia de anticuerpos se usan para este propósito.

¿Cuál es el pronóstico del linfoma esplénico?

Si se diagnostica en su etapa temprana y se trata adecuadamente, el pronóstico para un paciente con linfoma de bazo es altamente positivo. En caso de una recaída, es posible que el paciente deba someterse a quimioterapia para tratar la enfermedad y evitar nuevas recurrencias.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment