Intestino

¿Puedes curar completamente la Listeria?

La listeria es una bacteria que se encuentra en el suelo, el agua y animales como el ganado y el pollo. Puede estar presente en la leche cruda, así como en productos elaborados con leche cruda. Esta bacteria también se puede encontrar en plantas de procesamiento de alimentos donde conduce a la contaminación de la carne procesada.

La Listeria es diferente de las otras bacterias transmitidas por los alimentos, ya que puede sobrevivir e incluso prosperar en temperaturas frías y en entornos salinos. Rara vez causa enfermedades graves en la población sana. Sin embargo, en algunas poblaciones como mujeres embarazadas, bebés y recién nacidos, ancianos, pacientes con sistemas inmunitarios comprometidos como aquellos con cáncer, SIDA, hígado o enfermedad renal, esta infección puede ser fatal.

¿Cuál es el tratamiento de la listeria y puede curarse de la infección? El tratamiento de la infección de listeria depende de la naturaleza de sus síntomas y de si usted forma parte de la población de pacientes con mayor riesgo de contraer bacterias.

Para la mayoría de la población, la infección por listeria desaparece por sí misma de manera similar a la forma en que el cuerpo combate el virus de la gripe. La mayoría de los pacientes experimentan una recuperación espontánea de aproximadamente siete días a unas pocas semanas con un descanso y cuidado adecuados. Sin embargo, para aquellos pacientes que tienen un riesgo mayor, es necesario un tratamiento médico rápido para prevenir, detener o retrasar el desarrollo de una enfermedad más grave. Especialmente en tales poblaciones de pacientes, el pronóstico depende de cuánto se ha propagado la infección antes de iniciar el tratamiento. Por ejemplo, en las mujeres embarazadas, si el tratamiento se inicia en una etapa en la que la placenta ya ha sido infectada con listeria, las posibilidades de mortalidad fetal y comorbilidades son mayores. Del mismo modo en otros pacientes inmunocomprometidos, Si la infección por listeria se ha diseminado a la región del cerebro y ha dado lugar a meningitis o encefalitis, se reduce la probabilidad de una recuperación exitosa. Sin embargo, si se inicia un tratamiento antibiótico por vía intravenosa desde el principio de la progresión de la enfermedad, las posibilidades de una recuperación completa son altas.

¿Cuáles son los síntomas de una infección por Listeria?

Las personas infectadas con Listeria generalmente muestran los signos y síntomas de un episodio típico de intoxicación alimentaria. Estos pacientes generalmente se quejan de fiebre con escalofríos y dolor muscular y rigidez. Algunos pacientes se quejan de síntomas similares a los de la gripe, como náuseas, vómitos y diarrea dolorosa y calambres abdominales. Hay momentos en que la infección se propaga al sistema nervioso y causa dolores de cabeza, confusión y desorientación. En las mujeres embarazadas, los síntomas de la infección se asemejan a los síntomas tempranos del embarazo de debilidad y náuseas matutinas. Esto hace que sea difícil de distinguir y por lo tanto causa un retraso en el diagnóstico en la población.

Si su proveedor de atención médica sospecha que usted tiene una infección de listeria, ordenará un cultivo bacteriano de su fluido biológico o tejidos para confirmar este diagnóstico.

¿Cómo se puede prevenir la listeria?

Si usted es parte de la población que tiene un mayor riesgo de contraer una infección por listeria, existen ciertas precauciones que puede tomar para evitar la infección. En primer lugar, no debe consumir leche sin pasteurizar o sus productos. Debe cocinar sus frutas y vegetales crudos, así como está listo para comer productos alimenticios a fuego alto (más de 74 ° C) por un período mínimo de dos minutos. Si usa un horno de microondas para calentar sus alimentos, asegúrese de calentarlos continuamente hasta que los alimentos estén bien calientes en lugar de calentarlos en pequeñas cantidades de 30 segundos.

Para aquellas frutas y verduras que deben consumirse crudas, debe lavarlas de una manera especial. Primero remoje o rocíe la comida con vinagre blanco. Después de unos minutos, rocíelos o sumérjalos en una solución de peróxido de hidrógeno. Finalmente, enjuague la comida con agua corriente del grifo y guárdela en el congelador. También debe aplicar esta mezcla de vinagre blanco y peróxido de hidrógeno en el mostrador de su cocina para desinfectarla y evitar futuras contaminaciones por listeria.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment