¿Qué conduce al síndrome de dolor miofascial?

Varios factores están involucrados en el desarrollo del dolor miofascial. Algunos están directamente relacionados, mientras que los otros están indirectamente relacionados. En la mayoría de los pacientes, la condición resulta en un dolor generalizado, mientras que en algunos pacientes, junto con el dolor, también puede ocurrir depresión y estrés emocional.

¿Qué conduce al síndrome de dolor miofascial?

El dolor miofascial se asocia generalmente con el desarrollo del punto gatillo. La forma y las condiciones que causan el desarrollo de estos puntos de activación permanece sin respuesta. Se pueden describir varios factores que aumentan el riesgo de desarrollo de un punto de activación que conduce al dolor miofascial. El punto de activación hace que el dolor en otros órganos haga que la situación sea más compleja. A continuación se presentan las diversas causas del dolor miofascial:

Lesión a las fibras musculares. Cualquier lesión en las fibras musculares o traumatismo puede resultar en el desarrollo de un punto de activación. Las bandas tensas se forman en los músculos y los músculos están sensibles al tacto. La lesión de los músculos da como resultado la degradación de las proteínas, el acortamiento del sarcómero y la hinchazón de miofibras, lo que resulta en un estado de hipercontracción en los músculos. Existe un estrés metabólico en las fibras musculares junto con el agotamiento de ATP.

La inactividad física. La obesidad y la inactividad física dan como resultado el desarrollo de puntos de activación que conducen al dolor miofascial. Las condiciones tales como el brazo roto en el cabestrillo también producen dolor miofascial.

Movimientos musculares repetitivos. Los movimientos musculares repetitivos son una de las principales causas de dolor miofascial. Los movimientos repetitivos pueden deberse a un hábito o se ven en personas que realizan una ocupación particular. Los movimientos repetitivos resultan en la cascada de cambios en la fisiología muscular. Por lo tanto, la persona que realiza movimientos repetitivos debe descansar entre el trabajo para reducir el riesgo de desarrollar puntos miofasciales. (2) (1)

¿Cuáles son los factores que contribuyen?

Aparte de las causas conocidas del síndrome de dolor miofascial, diversos factores también contribuyen al desarrollo de esta afección. Estos factores son:

Desequilibrios posturales. Los desequilibrios posturales desempeñan un papel importante en el desarrollo del punto de activación. La mala postura causa un estrés excesivo en los músculos que llevan a la ruptura muscular. El daño muscular conduce al desarrollo de un punto gatillo.

Estrés emocional . El estrés psicológico, como la ansiedad y la depresión, puede empeorar los síntomas del dolor miofascial.

Insomnio . El insomnio, así como la falta de sueño, agravan los síntomas del dolor miofascial. El paciente con insomnio experimenta mayor dolor.

Deficiencia de vitaminas y minerales. Los estudios indican que la deficiencia de vitaminas y minerales causa dolor miofascial. Un estudio concluye que la deficiencia de vitamina D y magnesio produce dolor miofascial, ya que son importantes en el manejo del dolor.

Enfermedad degenerativa de la columna vertebral. Las personas con la enfermedad degenerativa espinal progresiva tienen un alto riesgo de desarrollar dolor miofascial debido a que la enfermedad neurodegenerativa puede resultar en el desarrollo de bandas tensas del síndrome de dolor miofascial.

Enfermedad crónica. Las enfermedades crónicas causan un mal funcionamiento de la placa motora que conduce a cambios neuronales. Estos cambios neuronales, si existen durante un período prolongado, pueden provocar daño muscular y fibrosis. Varias afecciones médicas, como irritación gástrica y trastornos cardiovasculares, también pueden causar el síndrome de dolor miofascial.

Estres mecanico. El movimiento muscular es frecuente y repetitivo debido a factores estresantes mecánicos. El movimiento repetitivo es la causa conocida para el desarrollo del punto de activación. El estrés mecánico es creado por la presión, el frío o el calor. (1)

El síndrome de dolor miofascial causa varios síntomas. Los puntos de activación son visibles; sin embargo, los síntomas experimentados por los pacientes con dolor miofascial son similares a otras lesiones musculares. Los puntos gatillo se localizan mientras que el dolor es generalizado. El punto de activación es sensible al tacto y el paciente siente una contracción muscular cuando se aplica presión sobre el punto de activación. Los pacientes también experimentan fatiga y angustia emocional junto con trastornos del comportamiento.

Conclusión

Los factores directos para desarrollar el síndrome de dolor miofascial incluyen lesiones musculares, inactividad física y movimientos musculares repetitivos. Los factores indirectos que agravan los síntomas incluyen deficiencia de vitaminas, factores mecánicos estresantes, enfermedades crónicas y desequilibrios posturales.

Referencias:  

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment