Síndrome post-polio: causas, síntomas, tratamiento, pronóstico

¿Qué es el Síndrome Post-Polio?

El Síndrome Post-Polio es una colección de síntomas severamente incapacitantes que ocurren en personas que han tenido un ataque de polio en sus primeras etapas de vida. El Síndrome Post-Polio generalmente ataca entre 30 y 40 años después del ataque inicial de la polio. En estos días, con el advenimiento de las vacunaciones contra la polio, hay casos muy raros de polio, pero las personas que han tenido polio antes de la introducción de estas vacunas corren el riesgo de desarrollar el Síndrome Post-Polio.

Se cree que el síndrome de Polio es causado por la degeneración de las células nerviosas que se dañaron durante el ataque inicial de la polio. Los síntomas de esta condición pueden variar desde la debilidad muscular progresiva a la atrofia muscular y la fatiga generalizada. No existe una cura permanente para el Síndrome pospoliomielitis, pero el tratamiento se dirige principalmente a controlar los síntomas y hacer que el paciente sea lo más cómodo e independiente posible.

¿Cuáles son las causas del síndrome pospoliomielítico?

No hay una clara causa de corte para el Síndrome Post-Polio, pero se cree que ocurre debido a la degeneración de las células nerviosas que pueden haber sido dañadas durante el ataque inicial de la polio. A partir de ahora, la causa más aceptada para el Síndrome Post-Polio es esto solamente. Esta teoría se explica porque cuando el virus de la polio afecta al cuerpo, tiende a dañar las neuronas motoras de la médula espinal.

Estas neuronas motoras son responsables de llevar mensajes entre el cerebro y varios músculos del cuerpo. Debido al virus de la polio, estas neuronas se dañan o destruyen. Para compensar la grave escasez de neuronas para llevar a cabo las instrucciones, las neuronas que permanecen comienzan a producir nuevas fibras nerviosas y, por lo tanto, las unidades motoras se agrandan. Esto puede llevar a la recuperación del funcionamiento muscular, pero con el tiempo a medida que aumenta la presión sobre estas neuronas llega una etapa donde las neuronas no son capaces de manejar la presión sostenida o el estrés provocado por las nuevas fibras nerviosas que produce la degeneración del neuronas que producen síntomas de fatiga y debilidad muscular y eso es lo que llamamos Síndrome de Post-Polio.

¿Cuáles son los síntomas del Síndrome Post-Polio?

Algunos de los síntomas del Síndrome Post-Polio son:

  • Debilidad muscular y articular progresiva junto con dolor
  • Fatiga generalizada
  • Agotamiento con actividad física mínima
  • Atrofia muscular
  • Dificultades respiratorias
  • Disfagia
  • Apnea del sueño
  • Intolerancia a temperaturas más frías.

¿Cómo se diagnostica el síndrome post-polio?

Para confirmar un diagnóstico de Síndrome post-polio, el médico busca tres factores que son:

Detallada Historia de Polio: Se requiere una historia detallada del paciente en la que se debe mencionar claramente que el paciente tiene un historial de ataque de polio previamente. Esto le dará al médico una señal de que los síntomas experimentados por el paciente pueden ser un signo del Síndrome Post-Polio.

Intervalo de tiempo para la recuperación después del ataque inicial: El segundo factor para diagnosticar el Síndrome Post-Polio es el momento intervalo requerido por el paciente para recuperarse del ataque inicial. Por lo general, las personas que se recuperan de un ataque inicial de polio llevan una vida normal sin más síntomas durante muchos años y si los síntomas comienzan a recurrir, esto apunta definitivamente hacia un Síndrome Post-Polio.

Comienzo gradual de los síntomas: El tercer y más importante factor que busca el médico es la aparición de los síntomas. Si la aparición de los síntomas ha sido gradual y durante un período de tiempo, junto con los factores anteriores, se obtiene evidencia concluyente de que el paciente padece el Síndrome Post-Polio.

El médico realizará otras pruebas para descartar otras afecciones que puede causar síntomas similares como artritis fibromialgia o síndrome de fatiga crónica.

Estudios adicionales en forma de MRI, CT, EMG, estudios de conducción nerviosa y una biopsia muscular para reglamentar otras condiciones que causan síntomas similares a los del síndrome post-polio.

¿Cómo se trata el síndrome post-polio?

Como los síntomas del síndrome post-polio son tan variables, no hay un tratamiento específico para esta condición. El objetivo del tratamiento es controlar los síntomas y hacer que el paciente sea lo más cómodo e independiente posible. Algunos de los métodos de tratamiento usados ​​para tratar el Síndrome Post-Polio son:

Conservación de la Energía: Dado que los pacientes con Síndrome Post-Polio se agotan muy fácilmente, por lo tanto es muy imperativo que conserven tanta energía como sea posible. Para esto, es muy importante que se tomen descansos frecuentes al hacer una actividad física para recuperar la fuerza. El paciente también necesita evitar una prolongada deambulación y, si es necesario, puede usar dispositivos de ayuda como un bastón o un andador o incluso una silla de ruedas para conservar la mayor cantidad de energía posible que puede utilizarse para otras tareas. Una visita a un terapeuta puede brindarle al paciente diferentes maneras de conservar energía en diversas formas.

Terapia física : Este es el aspecto más importante del tratamiento del Síndrome Post-Polio. El terapeuta recomendará ejercicios que le permitirán al paciente fortalecer los músculos sin fatiga muscular. Algunos de los ejercicios que se pueden prescribir son natación o aeróbic acuático. Es importante que el paciente con Síndrome Post-Polio mantenga un nivel adecuado de condición física. El terapeuta también puede recomendar ciertos ejercicios para mantener al paciente en forma sin ejercer demasiado y sin causar una tensión excesiva en los músculos.

Terapia ocupacional: Este es también un aspecto importante para tratar el Síndrome Post-Polio. Un terapeuta ocupacional puede recomendar ciertos cambios al entorno del hogar que pueden hacer que sea conveniente para el paciente alcanzar los objetos sin tener que ejercer mucho. Esto puede incluir la instalación de barras de agarre y barandas y otros objetos que pueden facilitarle al paciente hacer sus tareas domésticas sin ningún problema.

Terapia del habla: Esto es importante para un paciente con -Síndrome de Polio para controlar y hacer frente a la disfagia causada por el Síndrome Post-Polio.

Medicamentos: Medicamentos para el dolor pueden administrarse para controlar el dolor muscular y causado por el Síndrome Post-Polio.

¿Cuál es el pronóstico del Síndrome Post-Polio?

El pronóstico del Síndrome Post-Polio depende de la extensión de los síntomas experimentados y del daño causado por el ataque original. de la polio al paciente y el nivel de discapacidad que tiene el paciente debido al ataque inicial de la polio, así como al Síndrome Post-Polio. Los pacientes que han sufrido daños leves por el ataque inicial de la polio no se ven muy afectados por el Síndrome Post-Polio. Las personas gravemente afectadas por el ataque inicial de la polio pueden experimentar más síntomas del Síndrome Post-Polio.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment