¿Cómo se trata el síndrome mielodisplásico relacionado con la terapia?

El síndrome mielodisplásico es un grupo de trastornos que determinan la baja producción de células sanguíneas sanas debido a la médula ósea defectuosa. Las células sanguíneas que se producen en este proceso son inmaduras y no pueden realizar su función básica. Estas células crecen en un número anormal que puede dañar las células sanguíneas sanas y progresar a un estado canceroso. Este trastorno se desarrolla debido a mutaciones en el ADN de las células sanguíneas. Pocos casos de síndrome mielodisplásico se desarrollan debido a radioterapia previa o quimioterapia realizada para la leucemia linfocítica aguda, la leucemia de Hodgkin o no Hodgkin. El síndrome mielodisplásico relacionado con la terapia se puede tratar con quimioterapiay trasplante de médula ósea.

¿Cómo se trata el síndrome mielodisplásico relacionado con la terapia?

El síndrome mielodisplásico o MDS es un conjunto de trastornos que impiden el funcionamiento de la médula ósea. La función principal de la médula ósea es producir nuevos glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Con la médula ósea defectuosa, las células sanguíneas inmaduras circulan en la sangre y surgen los problemas como la anemia, los recuentos celulares bajos y otros problemas. En esta condición, el cuerpo no puede erradicar estas células sanguíneas inmaduras que puede hacer de manera eficiente en el estado saludable. Ocurre más en hombres que en mujeres. Su aparición se nota a la edad de 60 años. Rara vez se ve en los niños.

El síndrome mielodisplásico generalmente tiene antecedentes de leucemia linfocítica aguda. Ocurre debido a la exposición a radioterapia o quimioterapia realizada para el tratamiento de la leucemia. Sucede después de 1 a 15 años de estas terapias.

El síndrome mielodisplásico relacionado con la terapia puede tratarse mediante dos métodos, la quimioterapia y el trasplante de médula ósea o de células madre. Una clase de medicamentos de quimioterapia puede aliviar los síntomas del síndrome mielodisplásico de una manera modesta. Incluye agentes hipometilantes como Vidaza y Dacogen. Necesita terapia de apoyo para abordar los problemas relacionados con las células sanguíneas. Las transfusiones de sangre y plaquetas se realizan como terapia de apoyo para elevar los niveles de glóbulos rojos y plaquetas de acuerdo con los requisitos del paciente. Las terapias de quelación de hierro también se utilizan en estos casos para superar el riesgo de sobrecarga de hierro. Los agentes hipometilantes son útiles en los casos en que se necesita una transfusión de sangre frecuente.

Revlimid es un factor de crecimiento aprobado por la FDA que se usa para tratar el síndrome mielodisplásico que tiene una anomalía citogénica aislada del cromosoma 5. No es eficaz en todos los casos. Trata solo los casos en que el síndrome mielodisplásico es la enfermedad sensible a Revlimid. Su actividad en el síndrome mielodisplásico relacionado con la terapia es modesta. (1)

El trasplante de médula ósea o el trasplante de células madre es la mejor manera de curar el síndrome mielodisplásico, especialmente el síndrome mielodisplásico relacionado con el tratamiento. Es un procedimiento en el cual la médula ósea o las células madre nuevas reemplazan a la médula ósea o células madre defectuosas. La médula ósea alogénica se extrae del donante compatible. Se prefiere del pariente cercano del paciente. Sin embargo, es una posible opción curativa de este tipo de síndrome mielodisplásico, pero no siempre es seguro en todos los casos de síndrome mielodisplásico en todas las edades o con otras enfermedades médicas.

Las células madre se extraen de la sangre del donante a través de una máquina y el resto de la sangre se devuelve al donante. Luego, el paciente recibe quimioterapia o radioterapia para destruir células sanguíneas inmaduras o células cancerosas en la sangre. También se hace para hacer espacio para nuevas células madre durante el trasplante. (1)

Las células madre se inyectan en el torrente sanguíneo del paciente a través de IV. Se realiza a través de un catéter colocado en el vaso sanguíneo en el tórax. Las células madre inyectadas alcanzan la médula ósea y comienzan a producir nuevas células sanguíneas sanas. Las dosis se mantienen bajas para evitar efectos secundarios como fiebre, urticaria, dolor, etc.

Conclusión

El síndrome mielodisplásico relacionado con el tratamiento se desarrolla después de 1 a 15 años de radioterapia o quimioterapia recibida para la leucemia. Se puede tratar con una clase de medicamentos de quimioterapia de una manera modesta. El trasplante de médula ósea o de células madre es el modo más curativo de tratamiento para el síndrome mielodisplásico relacionado con la terapia.

Referencia:  

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment