¿Es peligrosa la linfadenitis mesentérica?

La linfadenitis mesentérica es causada principalmente por una infección y también es causada por varias otras afecciones. Es la inflamación de los ganglios linfáticos presentes en el área mesentérica presente en el sistema abdominal. Cualquier infección, cuando no se trata, se trata mal o se diagnostica de forma incorrecta, puede dar lugar a consecuencias peligrosas ya veces fatales. Los síntomas de la linfadenitis mesentérica incluyen dolor abdominal , cuya razón debe diagnosticarse adecuadamente para diferenciarlo de la apendicitis aguda. Otros síntomas son fiebre alta, pérdida de peso , fatiga , diarrea , náuseas y vómitos.. Las causas de la linfadenitis mesentérica son la infección, la inflamación y el cáncer. La infección se debe a enterocolítica, salmonela, estreptococos y estafilococos. El cáncer incluye cáncer de páncreas o cáncer gastrointestinal. La inflamación responsable de la linfadenitis mesentérica es la diverticulitis o pancreatitis .

¿Es peligrosa la linfadenitis mesentérica?

La linfadenitis mesentérica es causada por la inflamación de los ganglios linfáticos. Estos nodos están inflamados debido a la infección en la región mesentérica. Es el área que conecta la pared abdominal con el intestino. Cuando hay una infección en el área, los ganglios linfáticos se activan y luchan contra la infección que causa inflamación en los ganglios. Sin embargo, si la infección sigue sin ser tratada o no se trata, puede provocar complicaciones en los órganos abdominales y también puede afectar al cuerpo en su totalidad. Las siguientes son las consecuencias peligrosas que pueden ocurrir debido a una linfadenitis mesentérica:

Diarrea y desequilibrio electrolítico : la infección en la región abdominal causa diarrea severa en muchos casos, lo que resulta en un grave equilibrio electrolítico en el cuerpo. Esto resultará en fatiga y dolor muscular junto con el efecto sobre el funcionamiento de órganos vitales como el corazón. Esto también puede conducir a un shock hipovolémico que no se puede manejar con la terapia de reemplazo de líquidos.

Peritonitis : el peritoneo es la membrana que cubre los órganos abdominales. Si la infección es grave y no se maneja adecuadamente, causa inflamación de la pared peritoneal, que es una afección potencialmente mortal.

Sepsis : cuando la infección es tan grave que comienza a acercarse a otras partes del cuerpo a través de la sangre, los resultados son fatales. El tratamiento es muy complejo en caso de sepsis y requiere terapia agresiva.

Formación de abscesos: hay una formación de abscesos en los ganglios linfáticos que produce hinchazón y dolor. A veces se realiza cirugía para drenar el absceso, que tiene sus propias complicaciones. El absceso puede incluir glóbulos blancos, bacterias o virus, células de pus y líquido.

Artralgia : la infección no tratada puede causar artralgia al invadir las articulaciones. La infección también puede causar tenosinovitis o sarcoilitis.

Enfermedad de Whipple : Otra consecuencia peligrosa de la linfadenitis mesentérica es su asociación con la enfermedad de Whipple. La enfermedad es fatal cuando no se maneja adecuadamente.

Tipos de linfadenitis mesentérica

La linfadenitis mesentérica es el proceso por el cual los ganglios linfáticos se inflaman e inflaman. Sobre la base de la aparición del proceso inflamatorio, la linfadenitis mesentérica se divide en dos tipos:

Linfadenitis mesentérica primaria : es la afección que se diagnostica cuando tres o más ganglios linfáticos del cuadrante inferior derecho (RLQ) están inflamados con o sin engrosamiento de la pared ileal. Es causada principalmente por una infección bacteriana o viral. Generalmente se considera como condición autolimitada.

Linfadenitis mesentérica secundaria : en este tipo de linfadenitis mesentérica, existe un proceso inflamatorio subyacente, como en el caso de pancreatitis, enfermedad de Crohn o diverticulitis.

Conclusión

La linfadenitis mesentérica rara vez es grave y generalmente no es peligrosa, ya que es más comúnmente causada por una infección; se requiere un tratamiento adecuado. Si no existe un diagnóstico o tratamiento adecuado, la linfadenitis mesentérica se vuelve peligrosa, mortal y mortal. Se deben utilizar técnicas de diagnóstico sofisticadas y la enfermedad debe controlarse activamente. Si la enfermedad no se trata, los síntomas se vuelven más graves y surgen nuevos síntomas debido a la infección que se dirige a otros órganos distintos de la región gástrica. Las complicaciones que son peligrosas incluyen el shock hipovolémico, la diarrea severa resultante es un desequilibrio electrolítico inmanejable, peritonitis, formación de abscesos, sepsis y artralgia inespecífica. Si se trata adecuadamente, la linfadenitis mesentérica es curable.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment