¿La enfermedad indiferenciada del tejido conectivo desaparece?

¿La enfermedad indiferenciada del tejido conectivo desaparece?

Sí, desaparece en algunas personas. La mayoría de los pacientes con enfermedad del tejido conectivo no diferenciado tienen un buen pronóstico. Los estudios realizados hasta el momento en pacientes con enfermedad del tejido conectivo no diferenciados han mostrado una tasa muy baja de afectación de los órganos y, debido a esto, el pronóstico de la enfermedad del tejido conectivo no diferenciado es bueno. 20-40% de los pacientes con enfermedad del tejido conectivo no diferenciados evolucionan hacia un tipo específico de enfermedad del tejido conectivo como el lupus eritematoso sistémico , la artritis reumatoide , la esclerodermia , el síndrome de Sjogreny otras enfermedades del tejido conectivo con el tiempo. El riesgo de evolución es alto en los primeros 3-5 años del curso de la enfermedad. Si la enfermedad ha estado presente sin cambios durante más de cinco años, la evolución es poco probable. Los títulos elevados de anticuerpos antinucleares, la presencia de citopenias en la línea de base y la progresión del patrón de capilaroscopia de las uñas durante el seguimiento son factores con mayor riesgo de evolución hacia una enfermedad definida del tejido conectivo.

Un estudio realizado en 94 pacientes con enfermedad del tejido conectivo no diferenciado encontró que el fenómeno de Raynaud, la artritis y la fotosensibilidad son factores predictores en el desarrollo de un tipo específico de CTD. En este estudio, solo el 13.8% de los pacientes evolucionaron a un tipo específico de enfermedad del tejido conectivo y de ese 8.5% desarrolló lupus eritematoso sistémico, el 4.2% desarrolló el síndrome de Sjogren y el 1.1% desarrolló artritis reumatoide. Todos estos pacientes tuvieron un buen pronóstico a pesar de que evolucionaron a un tipo específico de CTD.

Los pacientes que desarrollan un tipo específico de enfermedad del tejido conectivo más adelante, tienen una enfermedad muy leve, tienen menos efectos adversos y tienen un buen pronóstico.

Alrededor del 10-20% de los pacientes con síntomas y signos de enfermedad del tejido conectivo no diferenciados desaparecerán espontáneamente o entrarán en una etapa de remisión y nunca evolucionarán hacia un tipo definido de CTD. Los restantes mantendrán una UCTD leve o moderada con menos complicaciones.

La tasa de supervivencia de los pacientes con enfermedad del tejido conectivo no diferenciados es similar a los asociados con el lupus eritematoso sistémico y la artritis reumatoide.

Síntomas De La Enfermedad Del Tejido Conectivo Indiferenciado

Los síntomas comunes de la enfermedad del tejido conectivo indiferenciado son:

No hay órganos como el corazón, pulmón, hígado, riñón, cerebro o afectación del sistema nervioso.

El 80% de los pacientes con enfermedad del tejido conectivo no diferenciados tienen un perfil de autoanticuerpos simple y el anticuerpo más común encontrado es el anticuerpo anti-Ro / SSA y La / SSB.
La enfermedad del tejido conectivo no diferenciado (UCTD, por sus siglas en inglés) es un tipo de enfermedad del tejido conectivo (CTD). Es una condición autoinmune, donde el sistema inmunológico del cuerpo ataca las células normales del cuerpo. Cuando el sistema inmunológico ataca los tejidos conectivos, como las articulaciones, los músculos, los cartílagos y la piel, también los órganos como los pulmones, los riñones, el corazón, los ojos, la médula ósea , el sistema nervioso y los vasos sanguíneos, se conoce como enfermedad del tejido conectivo.

Existen ciertos criterios para diagnosticar una afección como un tipo específico de enfermedad del tejido conectivo. Si las características clínicas no cumplen con los criterios diagnósticos de un tipo específico de enfermedad del tejido conectivo, se clasifica como enfermedad del tejido conectivo no diferenciada. La terminología llegó en la década de 1980 cuando había pacientes con enfermedad del tejido conectivo pero no encajaban en un tipo particular y se creía que se encontraban en las primeras etapas de la enfermedad del tejido conectivo y se clasificó como tipo de enfermedad del tejido conectivo no diferenciado.

Conclusión

La enfermedad del tejido conectivo no diferenciado (UCTD, por sus siglas en inglés) es un tipo de enfermedad del tejido conectivo (CTD). Existen ciertos criterios para diagnosticar una afección como un tipo específico de enfermedad del tejido conectivo. Si las características clínicas no cumplen con los criterios diagnósticos de un tipo específico de CTD, se clasifica como enfermedad del tejido conectivo no diferenciado. Sí, la enfermedad del tejido conectivo no diferenciado desaparece en algunas personas. 20-40% de los pacientes con enfermedad del tejido conectivo indiferenciado evolucionan hacia un tipo específico de enfermedad del tejido conectivo como el lupus eritematoso sistémico, la artritis reumatoide, la esclerodermia, el síndrome de Sjogren y otras enfermedades del tejido conectivo con el tiempo. Alrededor del 10-20% de los pacientes con síntomas y signos de UCTD desaparecerán espontáneamente o entrarán en una etapa de remisión y nunca evolucionarán a un tipo definido de enfermedad del tejido conectivo. El resto mantendrá una enfermedad del tejido conectivo indiferenciada leve o moderada con menos complicaciones.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment