¿Puede el síndrome mielodisplásico desaparecer por sí solo?

La médula ósea es una parte esponjosa que está presente dentro de los huesos de los humanos. Esta parte esponjosa es responsable de producir células madre. Estas células madre son básicamente células sanguíneas inmaduras. Estas células madre inmaduras se convierten en células sanguíneas maduras.

En el síndrome mielodisplásico, esta capacidad del cuerpo para convertir células madre inmaduras de sangre en células sanguíneas maduras se pierde. Debido a esto, hay presencia de muchas células sanguíneas inmaduras, como glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Estas células sanguíneas inmaduras no son capaces de realizar su función normalmente y, por lo tanto, se producen los síntomas.

No, el síndrome mielodisplásico nunca puede desaparecer por sí solo. Una vez diagnosticada la enfermedad se queda para siempre hasta la muerte. Se pueden utilizar opciones de tratamiento de apoyo para facilitar la vida y aumentar la esperanza de vida del paciente. No existe cura para el síndrome mielodisplásico.

El cuidado de apoyo para esta enfermedad incluye:

  • Terapia de transfusion
  • Uso de agentes que estimulan la eritropoyesis.
  • Terapia antibiotica

La atención de apoyo es útil para ayudar a aliviar los síntomas de la enfermedad y también para mejorar la calidad de vida del paciente. La atención de apoyo no cura ni retrasa la progresión de la enfermedad, es solo un tratamiento paliativo. Con el fin de frenar la progresión de la enfermedad, se utiliza la terapia con medicamentos.

Terapia de transfusión:

La terapia de transfusión aquí se refiere como transfusión de sangre. En este caso, la sangre se transfunde al paciente para reemplazar todas las células sanguíneas que se han destruido debido a este trastorno. Los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas pueden administrar diferentes componentes de la sangre, según el tipo de células que tengan niveles bajos.

Cuando el paciente tiene síntomas de anemia (glóbulos rojos bajos) como sensación de cansancio todo el tiempo, falta de aliento , fatigabilidad fácil, solo se transfunden glóbulos rojos en estos pacientes. Si se observan síntomas de plaquetas bajas como hematomas fáciles, puntos rojos en el cuerpo, solo se transfunden las plaquetas. Igualmente solo las células requeridas son transfundidas al paciente.

Un efecto secundario de la transfusión de sangre es la toxicidad por hierro. Se debe a la deposición de hierro adicional en el cuerpo debido a las transfusiones repetidas. Esto puede ser tratado con la ayuda de la terapia de quelación de hierro. Esta terapia ayuda a eliminar el hierro adicional que se ha acumulado en las células. (2)

Uso de agentes que estimulan la eritropoyesis:

La eritropoyesis es un proceso mediante el cual los glóbulos rojos se fabrican en el cuerpo. Los agentes estimulantes de la eritropoyesis (AEE) son útiles para aumentar la cantidad de glóbulos rojos maduros.

Terapia antibiótica:

Se utilizan diferentes antibióticos para tratar las infecciones que padecen los pacientes. (2)

Diagnóstico Del Síndrome Mielodisplásico

Los siguientes exámenes y procedimientos de examen se utilizan para diagnosticar el síndrome mielodisplásico:

Historia. Se debe preguntar al paciente sobre sus enfermedades pasadas si hay antecedentes de quejas similares en el pasado.

Examen físico. El paciente debe ser examinado por la presencia de signos de esta enfermedad; otros signos, si están presentes, también deben verificarse si existe la posibilidad de alguna otra enfermedad.

Conteo sanguíneo completo (CBC). La sangre se extrae del cuerpo del paciente y se investiga. En este se debe verificar el número total de glóbulos rojos, glóbulos blancos, cantidad de hemoglobina presente en los glóbulos rojos, etc.

Cambios citogenéticos. Para buscar cambios citogenéticos, la muestra de sangre del paciente se observa bajo un microscopio para detectar anomalías cromosómicas.

Estudio de frotis de sangre periférica (PBS). En esto, la muestra de sangre del paciente se recoge y luego se coloca en un portaobjetos de vidrio y luego se observa bajo un microscopio. En este estudio, se comprueba la forma, el tamaño, el color y la cantidad de glóbulos rojos. Si hay sobrecarga de hierro en los glóbulos rojos, se puede detectar con la ayuda de esta prueba. (1)

Estudios bioquímicos de la sangre. En estos estudios, se verifica la cantidad de diferentes vitaminas como la vitamina B12, el folato, etc.

Conclusión

No, el síndrome mielodisplásico no puede desaparecer por sí solo. Debe tratarse de ciertas maneras para facilitar la vida del paciente. Existen diferentes terapias de atención de apoyo que pueden usarse para el tratamiento sintomático de la enfermedad. Pero esta enfermedad es una enfermedad de la vida y nunca se puede curar ni puede desaparecer por sí sola.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment