¿Puede la fibromialgia afectar sus ojos?

¿Puede la fibromialgia afectar sus ojos?

La fibromialgia es una enfermedad crónica que causa problemas físicos y mentales que también incluyen angustia psicológica, dolor y fatiga . Un estudio reveló que alrededor de 6 millones de personas en los Estados Unidos padecen esta afección.

Según la Asociación Nacional de Fibromialgia, los síntomas relacionados con la afección incluyen trastornos del sueño, dolores de cabeza ojos secos, ya que la piel, mareos perdiendo la coordinación y el equilibrio, y problemas relacionados con la visión que eventualmente conducen a la ceguera. El efecto de la fibromialgia en los ojos tiene un impacto más significativo en el rendimiento del individuo al completar las actividades diarias.

¿Puede la fibromialgia afectar tus ojos?

¿Qué sucede con los ojos del paciente con fibromialgia?

Algunas de las instancias enumeradas a continuación se aplican a todas las personas con fibromialgia. Sin embargo, la gravedad aumenta con la aparición de fibromialgia. En algunas situaciones, los casos empeoran debido al uso de medicamentos para curar la fibromialgia.

Ojos secos

Los síntomas de los ojos secos pueden variar de leves a graves. La aparición de la fibromialgia causa sequedad en las membranas mucosas de la boca, la nariz y los ojos. Debido a esta condición, es imposible que el individuo use lentes de contacto. La producción de lágrimas aumenta debido a la ingesta nutricional reducida y el uso de medicamentos para la fibromialgia.

Sensibilidad hacia la luz

La presencia de fibromialgia hace que un individuo desarrolle sensibilidad hacia la luz. Debido a esto, es necesario que el individuo use gafas oscuras cuando están a punto de salir del interior. El desarrollo de la sensibilidad a la luz depende de la respuesta del hipotálamo. Además de eso, la luz emitida por la televisión o la pantalla de la computadora también afecta los ojos del paciente con fibromialgia.

Dolor

El dolor asociado con la fibromialgia es generalizado y crónico. Incluye el entorno de los ojos y dentro. Uno puede experimentar una escalada del dolor debido a la falta de sueño, estrés, ansiedad y fatiga. La aparición de la fibromialgia afecta los músculos oculares debido a que el individuo desarrolla desalineación de los ojos. Tal situación conduce a una visión borrosa o visión doble .

Visión borrosa

En algunas ocasiones, es posible que un paciente con fibromialgia desarrolle moco sobre los ojos. La presencia de la capa adicional provoca un deterioro de la visión y hace que sea difícil para el individuo realizar actividades suaves como conducir. La visión borrosa es un síntoma común entre los pacientes con fibromialgia. Los médicos también relacionan el signo con el vértigo y el mareo postural.

Sensibilidad hacia el tacto

Algunas personas diagnosticadas con fibromialgia desarrollan sensibilidad hacia el tacto. Debido a esto, se les hace difícil usar gafas, ya que el peso del vidrio provoca que los nervios en la cara y el cuello desarrollen un dolor excesivo. El dolor se irradia a la nariz, los dientes y las orejas.

Ceguera

Aunque la aparición de ceguera es poco frecuente, la fibromialgia posee la capacidad de causar ceguera . La afección desarrolla arteritis, una forma de inflamación que afecta las arterias temporales. Es necesario asistir correctamente y tratar con altas dosis de esteroides para prevenir la propagación de la inflamación al nervio óptico. Con la propagación de la inflamación que llega al nervio óptico, la acción resultante conduce a la ceguera.

Hacer frente a la fibromialgia

Aprender a controlar la fibromialgia será útil para prevenir su impacto en los ojos. La adquisición de datos sobre la fibromialgia es el primer paso para cualquier individuo. La información brindará la oportunidad de tomar medidas proactivas y centrarse en el desarrollo de la salud. Las siguientes estrategias serán útiles para sobrellevar la fibromialgia:

  • Minimizando el estrés.
  • Haciendo modificaciones en el lugar de trabajo.
  • Mejorando las habilidades de comunicación.
  • Aprendiendo a decir “no”.
  • Ejercicios regulares.
  • Eliminar la cafeína de la dieta.
  • Participar en las técnicas de relajación del cuerpo y la mente.
  • Prestar atención a las condiciones del sueño.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment