Dieta y Nutricion

¿Qué alimentos se deben evitar si tiene hepatitis autoinmune?

Se dice que un individuo tiene hepatitis autoinmune cuando, debido a un sistema inmunológico comprometido, las células sanas del hígado se dañan y se inflama. Por ahora no hay una causa definitiva, por eso la única solución es el tratamiento médico, ya que no existe una cura definitiva. Y precisamente debido a la presencia continua de medicamentos, es necesario que los pacientes con hepatitis autoinmune tengan una dieta saludable para una nutrición correcta que fortalezca el sistema inmunológico.

Se recomienda evitar los siguientes alimentos:

Alcohol. El cambio más importante para cualquier persona con hepatitis es la eliminación completa del alcohol .

Trigo y Gluten. El gluten es altamente inflamatorio; Es una serie de proteínas con muy poco valor nutricional que dificulta la digestión y la asimilación a través del hígado.

Los granos de cereales que han sido modificados genéticamente tienden a tener un alto contenido de gluten. La mayoría del trigo utilizado en la fabricación de harina se modifica genéticamente para que el trigo que se produce se vuelva resistente a los estresantes climáticos y pesticidas. Estas cepas son muy difíciles de digerir y, por lo tanto, inflamatorias. Por lo tanto, adaptarse a una dieta libre de gluten puede ser beneficioso para el hígado.

Comida chatarra. Estas son nuestras comidas favoritas, pero nuestro cuerpo no recibe una buena fuente de nutrición de la comida chatarra y, muy a menudo, están saturadas con todo lo que debemos mantener lejos del hígado, como grasas, azúcares, calorías, productos químicos y aditivos.

Productos lácteos. Los productos lácteos son difíciles de digerir. Aquellos que padecen una enfermedad hepática, específicamente la cirrosis, son vulnerables al sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado que aquellos que tienen un hígado que funciona normalmente. Esa es la razón por la que pueden experimentar síntomas de intolerancia a la lactosa más que otros.

Además, un número creciente de médicos clínicos reconocen que el consumo de productos lácteos puede provocar un crecimiento excesivo de bacterias intestinales y aumentar los problemas digestivos en pacientes con enfermedad hepática.

Jugos de fruta. Estas bebidas son altas en azúcar concentrada. El azúcar es malo para el hígado , agrega trabajo al proceso digestivo y también multiplica el trabajo del páncreas.

Edulcorantes artificiales. Estos edulcorantes son extremadamente difíciles de procesar para el hígado. Además del trabajo de rutina que el hígado tiene que hacer, los edulcorantes añaden una carga adicional enorme.

Además, el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa tampoco se considera saludable para el hígado. Aunque el azúcar no se considera bueno para el hígado, comer helado o dulces con moderación no afecta al hígado de ninguna manera.

Carne procesada. Retíralo completamente de la dieta diaria como carne picada o salchichas de cualquier tipo.

Contaminación de metales pesados. Esto debe evitarse. El metal pesado, como el mercurio, se encuentra en peces como el atún, el salmón, el pez espada o el marisco, y el arsénico se ve en abundancia en las algas y, por lo tanto, deben evitarse.

Evite los alimentos que acumulan muchos residuos de pesticidas. Principalmente las fresas. Si se consumen, se recomiendan silvestres, de cultivo propio del jardín sin el uso de productos químicos, o de cultivo ecológico. Las pieles de cítricos (que se consumen en infusiones) también contienen residuos de pesticidas.

Protocolo para la eliminación de alimentos en enfermedades autoinmunes.

-Eliminar cualquier alimento de la dieta no implica ningún tratamiento. Los cambios deben ir acompañados de otras terapias como la relajación, reducir el estrés, evitar fumar y, sobre todo, cumplir con el tratamiento médico indicado por el especialista.

-Se recomienda restringir todos los alimentos mencionados anteriormente durante al menos 20 días. Posteriormente, se pueden reintroducir, pero el protocolo exige la retirada temporal de estos alimentos y la evaluación por parte del médico de posibles mejoras y su reintroducción.

-La reintroducción de alimentos se llevará a cabo de manera lenta y progresiva cuando lo indique el médico o el nutricionista, se recomienda 1 alimento cada 3 días, observando las reacciones del cuerpo.

Conclusión

Las enfermedades autoinmunes siempre requieren tratamiento y control médico. Debido al carácter autoinmune, no realizar ningún tratamiento es perjudicial para nuestro organismo. Además de esto, es esencial seguir una dieta adecuada para fortalecer el sistema inmunológico, evitando los alimentos ya mencionados que dañan nuestro hígado altamente afectado.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment