¿Qué medicamentos pueden hacer que las enzimas hepáticas se eleven?

Las reacciones adversas que afectan al hígado se han establecido mediante reuniones de consenso e incluyen, al menos, una de las siguientes alteraciones de los análisis bioquímicos hepáticos:

  1. Aumento de alanina aminotransferasa superior al doble del límite alto de lo normal.
  2. Aumento de la concentración sérica de bilirrubina directa más del doble del límite alto de lo normal.
  3. Aumento de aspartato aminotransferasa (AST), fosfatasa alcalina y concentración total de bilirrubina, siempre que uno de ellos supere el doble del límite superior de normalidad.

La siguiente es una breve descripción de la evidencia existente sobre el desarrollo de la hepatotoxicidad con grupos farmacológicos de uso común:

Antiinflamatorios no esteroideos

Los AINE , el grupo farmacológico prescrito con mayor frecuencia en la práctica clínica diaria, se han relacionado con la inducción de hepatotoxicidad con una incidencia aproximada de 1 a 10 por 100,000 exposiciones por año. Aunque se han descrito reacciones hepatotóxicas con los AINE clásicos y con los inhibidores selectivos modernos de la ciclooxigenasa-2, el mayor número de incidentes reportados corresponde al diclofenaco y al sulindac.

Paracetamol

El paracetamol es un analgésico ampliamente utilizado con la capacidad de producir toxicidad hepática intrínseca o dependiente de la dosis. La intoxicación por paracetamol es la causa del 39% de los casos de insuficiencia hepática aguda en los Estados Unidos.

Medicamentos antimicrobianos

Los antibióticos, como grupo, tienen una incidencia estimada de hepatotoxicidad de 1 a 10 por 100,000 prescripciones.

Antibióticos Betalactámicos

Las penicilinas semisintéticas, ampicilina y amoxicilina, rara vez se han asociado con el desarrollo de lesiones hepatocelulares leves; sin embargo, este riesgo aumenta a 1.7 casos por 10,000 recetas con la combinación de amoxicilina y ácido clavulánico, y aumenta hasta 1 caso por 1,000 exposiciones en pacientes ancianos con exposición repetida al medicamento. Las oxibenzilinas o penicilinas resistentes a la beta-lactamasa, la oxacilina, la dicloxacilina y la flucloxacilina se han asociado con la aparición de hepatitis colestásica. Se han descrito casos aislados de hepatotoxicidad con lesiones mixtas secundarias a penicilinas de amplio espectro, ticarcilina y piperacilina; La producida por carbenicilina es más común.

Las reacciones hepáticas adversas secundarias a las cefalosporinas son raras, generalmente autolimitadas y mixtas o colestásicas.

Sulfonamidas

El cotrimoxazol es el antibiótico que se ha relacionado más frecuentemente con la aparición de hepatotoxicidad. Este medicamento puede causar desde elevaciones transitorias de transaminasas hasta hepatitis colestásica aguda.

Macrólidos

La eritromicina puede producir hepatitis colestásica aguda y colestasis prolongada con menor frecuencia y fallo hepático fulminante.

Tetraciclinas

Las tetraciclinas pueden causar esteatosis microvesicular aguda cuyos factores de riesgo son una dosis superior a 2 g por día, administración parenteral, embarazo, la existencia de enfermedad renal basal y el sexo femenino. Se han notificado casos de hepatitis autoinmune crónica secundaria a minociclina y ductopenia con colestasis prolongada debida a doxiciclina.

Quinolones

Las fluoroquinolonas de segunda generación (ciprofloxacina, norfloxacina, ofloxacina y pefloxacina) pueden producir elevaciones discretas de la transaminasa en 2 a 3% de los pacientes, pero se han notificado pocos casos de hepatotoxicidad clínicamente significativa.

Fármacos antituberculosos

El fármaco antituberculoso con mayor potencial hepatotóxico es la isoniazida, seguida por la pirazinamida y la rifampicina.

Fármacos antidiabéticos

Dentro del grupo de antidiabéticos orales, acarbosa, sulfonilureas, metformina y la última generación, tiazolidinedionas, se han implicado en casos de hepatotoxicidad.

Drogas hipolipemianas

La dislipidemia y sus consecuencias cardiovasculares son muy frecuentes en la sociedad actual. Se han descrito casos de hepatotoxicidad con inhibidores de la CoA reductasa (estatinas), con niacina y más raramente con fibratos.

Fármacos cardiovasculares

Los fármacos antihipertensivos y antiarrítmicos que requieren monitoreo de las enzimas hepáticas por su riesgo de causar hepatotoxicidad son el labetalol y la metildopa.

Drogas psicotropicas

Los fármacos antipsicóticos clásicos, la clorpromazina, el haloperidol, la proclorperazina y la sulpirida pueden causar lesiones hepáticas colestásicas mediante un mecanismo idiosincrásico.

Fármacos antiepilépticos

La fenitoína produce principalmente lesiones citotóxicas con un aumento significativo de las transaminasas, compromiso multisistémico y mal pronóstico (mortalidad del 30%). El ácido valproico con frecuencia causa una elevación de las enzimas hepáticas en los primeros 2 meses de tratamiento, no necesariamente acompañado de una lesión hepática. Felbamate, un fármaco indicado en las epilepsias refractarias, se ha relacionado con casos de insuficiencia hepática aguda .

Conclusión

La hepatotoxicidad representa un importante problema de salud en las últimas décadas, ya que es una de las principales causas de muerte secundaria a las drogas y es la causa principal de abstinencia, suspensión de la comercialización y restricción de indicaciones de productos farmacológicos en este mercado en Europa y los Estados Unidos .

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment