Remedios naturales para el síndrome de dolor miofascial

El síndrome de dolor miofascial es una enfermedad de larga duración que afecta los músculos del cuerpo. En esta enfermedad, hay presencia de dolor que tiene su origen en ciertos puntos de activación llamados puntos de activación miofascial. Estos puntos son hipersensibles y se encuentran en las placas terminales musculares formando bandas musculares tensas. Las causas comunes del síndrome de dolor miofascial son traumatismos, estrés repetitivo en los músculos, etc. Si esta enfermedad se produce debido a alguna otra causa, lo más importante es tratar esa causa. Pero si se desconoce la causa, solo se puede administrar un tratamiento sintomático. Sin embargo, no existe una prueba o investigación específica que pueda proporcionarle la causa exacta de esta enfermedad. (1)

Remedios naturales para el síndrome de dolor miofascial

Ejercicios de estiramiento : puede aprender los ejercicios de estiramiento para cada músculo individual para reducir el dolor en ese músculo. El ejercicio debe realizarse suavemente para liberar el dolor. Primero, puede haber un dolor leve durante el estiramiento, pero luego disminuirá lentamente con el tiempo a medida que continúe realizando ejercicios de estiramiento con regularidad.

Aplicación de calor: puede aplicar calor a las fibras musculares tensas en casa con la ayuda de compresas calientes o tomando una ducha de agua caliente o de vapor. El calor se abrirá paso para liberar la tensión en los músculos y relajar gradualmente el músculo.

Dieta adecuada: las personas con síndrome de dolor miofascial deben ingerir alimentos nutritivos regularmente. El paciente debe tener una dieta balanceada para prevenir cualquier deficiencia. Comer en cantidad adecuada y calidad adecuada será muy beneficioso para estos pacientes. Si su ingesta dietética es baja, entonces puede usar algunos suplementos artificiales a través de medicamentos multivitamínicos. (2)

Meditación : las personas que sufren de síndrome de dolor miofascial siempre enfrentan ira, depresión , trastornos del sueño, etc. Estos cambios de humor deben ser atendidos y la meditación es una de las mejores maneras de hacerlo. La meditación puede funcionar más eficazmente que la morfina para aliviar el dolor en estos pacientes. Meditar todos los días puede traer cambios drásticos en la vida del paciente. Con la ayuda de la meditación, los problemas del sueño como el insomnio también pueden reducirse. (3)

Yoga – El yoga juega un papel muy importante en el alivio del dolor debido al síndrome de dolor miofascial. Se han realizado estudios para descubrir los beneficios del yoga en esta enfermedad y se ha encontrado que el yoga ayuda a aliviar el dolor en el síndrome de dolor cervical miofascial. Junto con la meditación, el yoga puede funcionar como magia para reducir el dolor en el síndrome de dolor miofascial. Junto con los métodos terapéuticos como los medicamentos y la fisioterapia, el yoga ayuda mucho a mejorar las personas con síndrome de dolor miofascial. (4)

Opciones de tratamiento no farmacológico para el síndrome de dolor miofascial

Terapia física: la terapia física es una muy buena opción para tratar el dolor crónico debido al síndrome de dolor miofascial. Los fisioterapeutas trabajan en los músculos rígidos y débiles y los fortalecen gradualmente. Debido a esta terapia, la tensión en los músculos también se reduce. La capacidad de usar los músculos y hacer posibles los movimientos también mejora debido a esto. Se le enseñan ciertos ejercicios para aliviar el dolor, para fortalecer el músculo y estirarlo adecuadamente. El terapeuta también puede usar ciertos equipos o máquinas que se enfocarán en un grupo individual de músculos.

Inyección en el punto de activación : este método se usa para tratar el dolor crónico causado por los puntos de activación, como en el síndrome de dolor miofascial, donde el dolor se debe a los puntos de activación miofascial. En este proceso, el médico insertará una aguja en la banda muscular tensa o en el punto de activación e inyectará un anestésico local o una solución salina normal o, a veces, corticosteroides. Esto desactivará el punto de activación y hará que el dolor desaparezca. Estas inyecciones deben tomarse a intervalos regulares y solo por un médico. Esta opción de tratamiento se utiliza cuando todos los otros métodos han fallado. Por otro lado, no hay un resultado claro que indique que este método es absolutamente útil. (5)

Conclusión

El síndrome de dolor miofascial es una condición muy dolorosa. No hay cura para esta enfermedad, lo que la hace aún más irritante para el paciente porque tiene que vivir con ella para siempre. Así que, junto con el uso de métodos terapéuticos para tratar esta enfermedad, también se deben usar varios remedios naturales. Los remedios naturales que se pueden usar son: compresas de calor, yoga, meditación, dieta adecuada y ejercicios regulares. Especialmente el yoga y la meditación realmente pueden hacer una diferencia en tu vida si estás sufriendo con esta enfermedad.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment