Aptitud y Ejercicio

¿Caminar bien por la estenosis espinal?

La estenosis espinal es una afección médica que afecta la espalda. Por lo general, afecta a adultos mayores de 50 años. La estenosis espinal se caracteriza por el estrechamiento del canal espinal que provoca dolor de espalda y molestias extremas. Esto también puede afectar las actividades físicas y limitar las actividades de la vida diaria. La columna vertebral está formada por una serie de huesos más pequeños apilados uno sobre el otro. Estos se conocen como vértebras. Hay discos entre las vértebras que actúan como discos amortiguadores y proporcionan soporte a la espalda. La médula espinal corre en el canal espinal formado por los huesos vertebrales y los discos de absorción de choque colocados uno encima del otro. En la estenosis espinal, hay un estrechamiento del canal espinal debido al desplazamiento o ruptura de los discos. Esto también puede llevar a la compresión de los nervios que salen a través de esta área debido a la compresión. Esto a su vez puede provocar dolor, entumecimiento y malestar en la espalda y otras áreas irrigadas por el nervio afectado.

La mayoría de las personas afectadas por la estenosis espinal llevan una vida normal. No existe una cura específica para la estenosis espinal; sin embargo, el individuo afectado puede considerar cierta modalidad de tratamiento no quirúrgico y ejercicios para el manejo de los síntomas.

Table of Contents

¿Es bueno caminar para la estenosis espinal?

Los pacientes con estenosis espinal con episodios recurrentes de dolor de espalda pueden considerar caminar para mejorar los síntomas. Caminar es una forma de ejercicio aeróbico de bajo impacto con muchos beneficios para la salud. Caminar es una forma única de ejercicio con una combinación de beneficios tales como mejora en el rango de movimiento, fortalecimiento muscular, mejora de la resistencia y mejora de la estabilidad general.

La ventaja de caminar de forma regular se detalla a continuación:

  • Fortalecimiento muscular: Caminar regularmente durante un período de tiempo mejora la estabilidad y el soporte de la columna vertebral, además de fortalecer los músculos de las caderas, el torso y las extremidades inferiores. Esto a su vez ayuda a mantener una posición erguida y reduce el estrés y la tensión sobre la espalda. La posición erguida también ayuda a abrir los espacios intervertebrales y, por lo tanto, reduce la compresión nerviosa.
  • Caminar proporciona nutrición a las estructuras vertebrales: La marcha regular mejora la circulación y aumenta el suministro de sangre al área. Esto a su vez conduce al bombeo de nutrientes a los tejidos blandos en esta área y también ayuda a drenar las toxinas dañinas.
  • Caminar mejora la flexibilidad y la postura general: Como se mencionó anteriormente, caminar ayuda a mantener una posición erguida . Además de esto, caminar proporciona un estiramiento que mejora el rango de movimiento y la flexibilidad. Esto ayuda a llevar a cabo actividades de la vida diaria con facilidad y también reduce la susceptibilidad de futuras lesiones. [Caminarfortaleceloshuesosyprevienelapérdidadedensidadósea: Caminar ayuda a fortalecer los huesos, lo que a su vez reduce el riesgo de desarrollar condiciones como la osteoartritis.
  • Ayudas para caminar en la pérdida de peso: Caminar también ayuda a perder peso y mantener un peso saludable. Esto reduce la sobrecarga de peso sobre la columna vertebral y ayuda a reducir los síntomas de la estenosis espinal.
  • Caminar como un ejercicio de desestresante: Caminar ayuda a mantener el bienestar emocional y mental, que es muy importante mientras lucha contra cualquier tipo de problemas de salud. Actúa como una actividad desestresante y puede mejorarse escuchando música mientras camina o caminando con un compañero.

Conclusión

Caminar es una opción adecuada de ejercicio en caso de estenosis espinal, ya que es baja la forma de impacto del ejercicio y el ritmo de la caminata se pueden controlar fácilmente según sea necesario. No necesita ningún equipo especializado, y uno puede ir a caminar en cualquier momento (tal vez en su pausa para el almuerzo, después de la cena, el trabajo posterior, etc.). Si caminar al aire libre tiene limitaciones, uno puede considerar caminar sobre una cinta de correr. En algunos casos, caminar puede agravar el dolor. En tales casos, se puede considerar la terapia de agua / terapia de piscina como el jogging acuático. Es un ejercicio de caminar especializado hecho debajo del agua. La ventaja de este tipo de ejercicio sobre la marcha convencional es que permite que la flotabilidad del cuerpo reduzca la compresión sobre la parte inferior de la espalda, aumentando así el umbral para el movimiento sin dolor.

Se recomienda consultar a un médico o fisioterapeuta. antes de introducir caminar o cualquier otra forma de ejercicio como actividades de rutina en caso de problemas anteriores. En algunos casos, caminar puede no ser aconsejable ya que puede empeorar la condición. Se debe tener cuidado de usar calzado apropiado al caminar, ya que el uso de calzado inadecuado puede empeorar la afección. Si caminar conduce a la amplificación del dolor y otros síntomas, se debe suspender inmediatamente y se debe tomar un consejo médico de un profesional lo antes posible.

Lea también:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment