¿Los adultos contraen el síndrome de Reye?

El síndrome de Reye generalmente se presenta en niños menores de 10 años. Se considera una enfermedad infantil que ataca sin previo aviso. El síndrome de Reye en un adulto es un fenómeno raro. Sin embargo, algunos casos ocurrieron en grupos de edad no pediátricos. A principios de la década de 1980, Reye se ve predominantemente en adultos jóvenes entre 18 y 46 años de edad. La incidencia en adolescentes jóvenes es diferente en varias regiones del mundo y depende de la susceptibilidad genética y de los sujetos exógenos. El diagnóstico y manejo de la enfermedad de Reye en adultos es problemático porque los médicos a menudo confunden con los síntomas del otro síndrome y requieren un alto índice de sospecha. En general, comienza con una infección viral seguida de vómitos y disfunción hepática asociada a encefalopatía. Por otra parte,

Diagnóstico diferencial de Reye en adultos

Los estudios de investigación realizados durante las últimas siete décadas han tensado la importancia del diagnóstico diferencial de la encefalopatía no resuelta y el síndrome de Reye. Hubo evidencia obtenida de un período entre 1976 y 1983, cuando Reye estaba en fase de declive. Pero, un experto posterior confirmó que Reye’s en adultos no era tan raro como se suponía anteriormente. Varicela zoster, citomegalovirus, influenza y B, y dengue fueron algunos de los virus que causaron la infección en adultos de entre 18 y 46 años de edad. Múltiples sobredosis de drogas, hepatotoxicidad por ácido valproico, abuso de alcohol con paracetamol, enfermedad del tejido conectivo con ingesta crónica de salicilato, deficiencia de ornitina transcarbamilasa, deficiencia sistemática de carnitina, pancreatitis crónica y obesidad con deshidratación son algunos de los factores desencadenantes diagnosticados entre los individuos adultos asociados con Reye.

Basado en el informe de diagnóstico diferencial, el experto confirmó que Reye era más difícil de identificar en adultos. Era un procedimiento complicado y la posibilidad de confusión era mayor. Pero una biopsia hepática percutánea fue muy útil en el diagnóstico del síndrome de Reye en adultos.

Disimilitud en el síndrome de Reye entre adultos y niños

La toxina ocupacional fue razonada para causar el síndrome de Reye en adultos. Urbano y suburbano no fueron de importancia etiológica. Las poblaciones rurales se vieron más afectadas. El pronóstico en adultos fue bueno en comparación con los niños. En muchos casos, se seleccionaron medicamentos en los que el nivel terapéutico del ácido acetoacílico fue positivo. Hipoglucemia encontrada comúnmente en niños y rara en adultos. Los pacientes han mostrado niveles altos de amoníaco en sangre que superan cinco veces a los individuos. Algunos casos de síndrome de Reye en adultos causaron comportamiento agresivo, deterioro neurológico grave, alto índice de depresión, ansiedad y lenguaje verbal ofensivo. También se encontraron casos de muerte entre adolescentes jóvenes y estado de coma cinco. Las víctimas en el estado I o II del coma eran tratables, pero la recuperación sin complicaciones y tiene una perspectiva pobre. En casos de no encefalopatía de Reye,

Evidencia del síndrome de Reye en adultos

El Centro para el Control de Enfermedades, EE. UU. Indicó en su publicación que el síndrome de Reye aparentemente ha cambiado la incidencia de su patrón de edad entre 1973 y 1978. Los niños y bebés menores de edad fueron los más afectados, pero luego los adolescentes y adultos jóvenes se vuelven vulnerables a esta enfermedad. Esto alertó al médico si algún paciente de edad presentaba encefalopatía. Uno de los casos asombrosos en el historial de incidencia de Reye fue que una mujer de 26 años de edad muestra el síndrome de Reye con SIDA. Por lo tanto, hasta ahora solo se ha informado un caso en la historia del caso de Reye, es decir, la asociación de la infección por hepatitis A.

Síndrome de Reye en los últimos años

El síndrome de Reye en los últimos años es extremadamente raro y la tasa de incidencia en adultos es muy inferior en comparación con los niños. Tal vez la inmunidad natural bien desarrollada sea la razón y la tasa de supervivencia ha aumentado más del 80%. La condición ya no es una amenaza si se diagnostica y se trata mucho antes.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment