Neuralgia Pudendal: Causas, Síntomas, Tratamiento

¿Qué es la Neuralgia Pudendal?

La afección en la que una persona experimenta dolor crónico relacionado con el nervio pudendo se conoce como Neuralgia Pudendal. El nervio pudendo viaja desde la parte inferior de la espalda, a lo largo de los músculos del piso pélvico y hacia el perineo que es la piel que se encuentra entre el cóccix y el hueso púbico. Nervio pudendo suministra la piel entre el clítoris (pene en los hombres), el ano, los músculos del ano y uretra .

Los nervios presentes en nuestros cuerpos son comúnmente elásticos y bastante flexible. Tienen la capacidad de deslizarse suavemente a medida que avanzamos en nuestra vida cotidiana. Por ejemplo, cuando levantamos los brazos por encima de la cabeza, los nervios también se estiran la misma longitud. También tendemos a aplastar nuestros nervios un poco antes de darnos cuenta de ello a través de indicaciones, como la sensación de “brazo muerto”, que es una sensación de alfileres y agujas. Una persona también se recupera rápidamente de ese tipo de sensación. La irritación de los nervios se produce cuando nuestro cuerpo sufre un gran trauma, como aterrizar en una superficie dura o someterse a un trabajo difícil. Otros pequeños traumatismos repetitivos y crónicos, como los ejercicios físicos repetitivos y pesados, el estreñimiento estreñimiento etc., también pueden causar irritación de los nervios. Esto aumenta la sensibilidad del sistema nervioso debido a que el dolor se puede sentir incluso cuando el estímulo es menor con una mayor intensidad. Es como si el volumen estuviese lleno de dolor. Entonces, cuando el nervio pudendo sufre algún trauma, produce neuralgia del pudendo. El nervio pudendo también puede comprimirse o irritarse debido a los músculos voluminosos del piso pélvico o de los ligamentos apretados.

Causas de la neuralgia de Pudendal

Existen múltiples causas para la neuralgia del pudendo e incluyen:

  • Colo-rectal o ginecológico cirugía.
  • Trauma incurrido durante el trabajo de parto / parto.
  • Ejercicio físico excesivo.
  • Traumatismo previo en la región pélvica o perineal.
  • Ciclismo .
  • Esfuerzo.
  • Lesión / trauma.
  • Problemas relacionados con el sistema musculoesquelético.
  • Mala postura .

La neuralgia del pudendo es causada comúnmente por una combinación de algunos de los factores anteriores. En algunos casos, no se puede encontrar una causa específica; sin embargo, la neuralgia de Pudendal es tratable.

Signos y síntomas de la neuralgia de Pudendal

  • El dolor es el síntoma principal de la neuralgia de Pudendal.
  • Los síntomas del dolor en la neuralgia del pudendo varían y pueden ser de naturaleza diferente, como puede sentirse como una descarga eléctrica quema disparos dolor punzante y adolorido.
  • Los síntomas de la neuralgia poddenal también pueden sentirse como una sensación cruda en el clítoris, la vagina, los labios y para los hombres, en el pene.
  • El dolor también se siente en la uretra, el perineo, el recto o el ano.
  • El paciente también puede sentir irritación de la vejiga y el intestino. Esta irritación también se puede sentir sin dolor agudo.
  • También puede haber dificultad para sentarse debido al dolor de la neuralgia de Pudendal.
  • Puede haber una sensación de plenitud en el recto o la vagina.
  • Dolor también puede irradiarse a las nalgas, las piernas y los pies.
  • Aparte de esto, el paciente también puede tener problemas intestinales, de vejiga y sexuales asociados.

Diagnóstico de la neuralgia de Pudendal

Se realizan diferentes exámenes y pruebas para confirmar el diagnóstico de neuralgia del pudendo. El examen físico y el historial médico del paciente se toman para llegar a un diagnóstico correcto y de acuerdo con el diagnóstico, se establece un plan de tratamiento para el paciente.

  • En el examen físico, la función musculoesquelética y neurológica de las piernas, la pelvis y el perineo se evalúa mediante el control de las articulaciones, los músculos, la postura y los reflejos.
  • El bloqueo del nervio pudendo es un procedimiento en el que se inyecta anestesia local en el conducto por donde pasa el nervio. Esto causa entumecimiento y si hay una disminución del dolor o si el dolor desapareció por completo, significa que el nervio pudendo está involucrado en el síndrome del dolor y su neuralgia pudendo.
  • RM del nervio pudendo es otra prueba que se puede realizar para diagnosticar la neuralgia pudenda y ayuda a brindar información detallada sobre las estructuras anatómicas que rodean el nervio pudendo.
  • Se puede hacer una ecografía de los ligamentos y articulaciones sacroilíacas para llegar al diagnóstico. Se ponen muchas tensiones en estas estructuras bajo ciertas circunstancias, tales como caídas en las nalgas, durante el embarazo, actividades físicas extremas, etc., por lo que un ultrasonido ayuda a detectar la causa raíz del dolor.
  • Ecografía del piso pélvico los músculos ayudan a dar información sobre los músculos vaginales, los músculos del piso pélvico y el músculo aductor de la pierna.

Tratamiento para la neuralgia pudendal

El tratamiento para la neuralgia pudenda se compone de medicamentos, fisioterapia y cambios en el estilo de vida. Algunos de los tratamientos comunes para la Neuralgia Pudendal incluyen:

Tratamiento Conservador de la Neuralgia Pudendal

El tratamiento conservador es muy beneficioso para reducir el dolor de la neuralgia pudenda. La autogestión es importante y también puede ser necesaria la consulta con diferentes especialistas. El objetivo principal del tratamiento en la neuralgia pudenda es reducir la irritabilidad del nervio pudendo. Hacer algunos cambios en la vida diaria ayuda a lograr esto. Incluso después de hacer cambios en el estilo de vida, el nervio toma tiempo para tranquilizarse y sanar. Comprender y evitar el factor desencadenante del dolor nervioso ayuda a controlar la neuralgia del pudendo. Aprender cómo modificar la vida de uno alrededor del dolor hace que sea más fácil hacer frente a esta condición. Provisto del conocimiento correcto, se puede lograr una reducción significativa del dolor de la neuralgia pudendal y el paciente puede vivir una vida normal y funcional.

Algunos de los cambios en el estilo de vida que se deben realizar incluyen:

  • Intestino y Control de la vejiga en la neuralgia de Pudendal: Esto se puede lograr evitando forzar al orinar o vaciar los intestinos mientras se esfuerza por estirar y pone tensión innecesaria en el nervio pudendo. Laxantes estimulantes también deben ser evitados. La fisioterapia también ayuda a desarrollar buenos hábitos intestinales y vesicales.
  • Se deben evitar las actividades físicas que alteran la neuralgia del Pudenda evitando actividades que irritan el nervio pudendo, como pasar tiempo excesivo a caballo o en una bicicleta de presión. Otras actividades que deben evitarse o reducirse son: press de banca, saltos de trampolín y ejercicios musculares excesivos. La fisioterapia y la osteopatía ayudan a identificar movimientos específicos que deben reducirse durante un período de tiempo para aliviar el dolor de la neuralgia pudendal.
  • Las modificaciones en la postura, como evitar presionar el perineo, ayudan a prevenir la compresión del nervio pudendo . Se puede usar un cojín especial de espuma con corte de cóccix al sentarse, lo que ayuda a prevenir cualquier presión o peso en el perineo al sentarse. Disminuir la cantidad de tiempo que nos sentamos también ayuda. Esto se puede hacer levantándose y poniéndose de pie periódicamente en el escritorio y trabajando manteniendo la computadora portátil en una mesa portátil.
  • Hacer cambios en la vida sexual también ayuda, ya que en algunos pacientes, el sexo puede aumentar la neuralgia del pudendo. Consulte a su médico sobre cómo hacer esto.

Medicamentos para tratar la neuralgia pudendal

Los medicamentos orales o cremas tópicas, que calman el sistema nervioso, ayudan a controlar la neuralgia del pudendo. El tejido nervioso es extremadamente sensible. El dolor crónico aumenta aún más la sensibilidad del sistema nervioso y desencadena o exacerba el dolor incluso con actividades muy leves o pequeñas. Los analgésicos se prescriben para ayudar a aliviar el dolor.

Osteopatía para tratar la neuralgia de Pudendal

Un osteópata puede ayudar a reducir la presión ejercida sobre el nervio pudendo. Cualquier tensión o estrés en los ligamentos de las articulaciones sacroilíacas puede ejercer presión sobre el nervio pudendo. Algunos músculos de las nalgas y las caderas pueden ejercer compresión sobre el nervio. La osteopatía ayuda a aliviar la tensión y la presión sobre el nervio pudendo al enseñar cómo hacer cambios en la marcha, la postura y el calzado para reducir la carga en las estructuras pélvicas y reducir así la irritación del nervio pudendo y el dolor de pudenda neuralgia.

Fisioterapia para la neuralgia pudendal

La ​​fisioterapia es beneficiosa para la neuralgia pudenda, ya que puede ayudar a estirar y relajar los músculos del piso pélvico, reduciendo así la tensión en ellos. Esto también ayuda a disminuir la presión sobre el nervio pudendo. Los puntos gatillo dolorosos en los músculos del piso pélvico también deben ser calmados. Esto se puede hacer usando una unidad TENS, que es una estimulación nerviosa eléctrica transcutánea. Ayuda a aliviar el dolor de la neuralgia pudendal. La fisioterapia que comprende estiramientos y ejercicios específicos, que corrigen la postura y evitan las actividades que desencadenan el dolor también son beneficiosas. La fisioterapia también ayuda a controlar y cultivar buenos hábitos intestinales y vesicales.

Acupuntura para la neuralgia pudendal

La acupuntura también puede ayudar con el dolor persistente en la región perineal debido a la neuralgia del pudendo, especialmente el dolor que ocurre en un parto difícil La acupuntura es especialmente una buena alternativa para pacientes que están teniendo efectos secundarios significativos de los medicamentos y otros tratamientos para la neuralgia pudendal.

Psicoterapia

Además de una buena salud física, tener una buena salud mental también es extremadamente importante, especialmente en el manejo de enfermedades crónicas. dolor, como dolor perineal que ocurre en la neuralgia pudenda. La terapia de comportamiento cognitivo la atención plena, la meditación y los ejercicios de relajación ayudan mucho a controlar no solo el dolor de la neuralgia del pudendo, sino también cualquier tipo de dolor.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment