Salud mental

Osmophobia: causas, signos, síntomas, tratamiento, prevención, afrontamiento

Osmophobia es el miedo a los olores. Las personas con osmofobia muestran una ansiedad, disgusto y una súper sensibilidad psicológica a los olores y olores comunes. La fobia es tan extrema; hacer que las personas que están con él hagan cualquier cosa bajo su control para alejarse o evitar la ansiedad causada por olores y olores.

El mundo es rico en una variedad de olores, algunos dopantes son agradables, mientras que otros son desagradables y repelentes. En algunos casos, los olores específicos pueden iniciar una memoria, mientras que en otros casos; olores específicos pueden notificarnos de peligro probable, como humo  y gas. Sin embargo, hay una porción de la población mundial que sin saberlo relaciona el miedo con olores específicos.

La osfophobia también se conoce como olfactophobia, que es miedo, aversión o súper sensibilidad psicológica a olores / olores / olores. La osmophobia generalmente se observa en pacientes con migraña crónica  , que es probable que tengan migrañas que son alertados por el olor. Las migrañas se despiertan en su mayoría por los malos olores, pero la súper sensibilidad puede ser causada por todos los olores. Los hallazgos de un estudio muestran que el 25 por ciento de los pacientes con migraña tienen algún nivel de osmophobia.

La osmophobia también es probable que ocurra en personas que recientemente se han retirado de sustancias como medicamentos recetados,  alcohol o drogas ilegales y que es un síndrome de abstinencia de opiáceos específico, que está relacionado principalmente con náuseas y / o vómitos.

La mayoría de las personas con osmofobia no necesitan tratamiento, ya que evitar un objeto de su miedo es suficiente para minimizar el desafío.

Sin embargo, puede no ser posible evitar siempre fobias específicas . En tales casos, debe obtener asistencia y asesoramiento profesional para ayudarlo a encontrar información sobre las opciones de tratamiento.

Causas de Osmophobia

La causa exacta de la osmophobia es desconocida, pero la migraña  puede causar osmophobia. Normalmente, se reconoce que las fobias como la osmofobia surgen de eventos externos que son traumáticos combinados con predisposiciones internas que incluyen genética o genética. Las raíces de fobias específicas se remontan fácilmente a sus ciertas causas iniciadoras, que es principalmente una condición traumática a una edad temprana. El mayor desafío que experimentan la mayoría de los pacientes es la sensación de no poder alejarse de los olores que temen. El olor está en sus zapatos, ropa, refrigerador, habitación y algunas veces caminando más allá de su vecindario.

  • En ocasiones, la osmofobia puede ser causada por factores genéticos y ambientales.
  • Los niños con parientes cercanos que tienen un trastorno de ansiedad tienen un alto riesgo de desarrollar una fobia.
  • Además, las personas con problemas médicos continuos o de salud a menudo desarrollan fobias. Las incidencias de personas que desarrollan fobias después de lesiones cerebrales resultantes de un trauma van en aumento. Además, el abuso de sustancias y la depresión están relacionados con el desarrollo de fobias.

Signos y síntomas de osmophobia

Hay muchos signos y síntomas de osmofobia. La condición de osmophobia utiliza mucha de la energía al tratar de evitar los olores, además de dificultar la realización de las tareas y actividades diarias habituales. Para la osmophobia, los síntomas varían de un individuo a otro, dependiendo del nivel de su miedo. Una persona puede estar físicamente enferma de osmofobia, al igual que con cualquier fobia, cuando se combina con síntomas de ansiedad.

El sentido del olfato está muy personalizado, hasta el punto de que cualquier cosa que huele a tu ser puede oler mal a otra persona. Además, los recuerdos de experiencias pasadas están relacionados con los olores. Por ejemplo, si hueles el perfume favorito de tu abuela o las flores que brillan el día que proponías matrimonio con tu novia, puedes iniciar una avalancha de recuerdos positivos rápidamente. Del mismo modo, las personas que padecen osmofobia pueden desencadenarse fácilmente en una variedad de olores probables.

Los síntomas de Osfophobia pueden variar desde sentimientos de ansiedad y aprensión, hasta un mayor ataque de pánico. Normalmente, tus miedos aumentan con lo cerca que te encuentras de las cosas que te dan miedo. Además, los temores aumentan si no puedes moverte fácilmente de las cosas que te dan miedo. Los signos y síntomas físicos de osmophobia incluyen:

  • Dificultad respiratoria
  • El corazón late o corre fuertemente
  • Opresión o dolor en el pecho
  • Un individuo tiembla o sacude
  • Mareo
  • El estómago revuelve
  • Abundante sudoración
  • Flashes fríos y calientes

Los signos y síntomas emocionales de la osmophobia incluyen:

  • Una sensación abrumadora de ansiedad o pánico.
  • Un sentimiento intenso de necesidad de escapar.
  • Te sientes separado del verdadero tú.
  • Temes volverte loco o perder la calma.
  • Tienes la sensación de que podrías morir.
  • Reacciona exageradamente a sabiendas, pero tiene una sensación impotente para controlar su ansiedad.

Los posibles signos y síntomas que pueden ocurrir, independientemente del tipo de fobia que tenga, incluyen:

  • Cuando te enfrentas a la fuente de tu miedo, obtienes una sensación de terror incontrolable, pánico y temor.
  • Tienes la sensación de que debes usar cualquier medio posible para evitar cualquier cosa que temes.
  • Su ansiedad lo incapacita para trabajar normalmente.
  • Experimenta reacciones físicas y psicológicas, que incluyen: ritmo cardíaco acelerado, sudoración, dificultad para respirar y una sensación de pánico y ansiedad extrema.
  • A menudo sabes que tus miedos no son razonables o que son exagerados, pero te sientes impotente para controlar los miedos.
  • En otros casos, experimentas ansiedad y piensas solo en las cosas que temes.
  • Para los niños, existe la posibilidad de rabietas, aferrarse o incluso llorar.

¿Cuándo debería ver a un médico por Osmophobia?

Cualquier temor irracional es molesto. Por ejemplo, tomar escaleras en lugar de un ascensor puede ser molesto, pero no puede considerarse como una fobia hasta que afecte tu vida. Debe buscar medicamentos médicos o psicológicos, si su ansiedad debido a la osmophobia está afectando su capacidad para desempeñarse en el trabajo y socialmente. Sin embargo, a la mayoría de las personas se lo ayuda con el uso de la terapia.

Su médico puede hacerle algunas preguntas, las cuales debería estar listo para responder y centrarse en los puntos importantes que necesita cubrir en detalles. Estas preguntas relacionadas con la osmophobia incluyen:

  • ¿Usas alcohol o drogas ilegales y con qué frecuencia los usas?
  • ¿Alguna vez has pensado en hacerte daño?
  • ¿Alguna vez ha tenido algún medicamento sobre síntomas psiquiátricos o alguna enfermedad mental? En caso afirmativo, ¿qué tipo de terapia fue beneficiosa para usted?
  • ¿Alguna condición médica con la que ha sido diagnosticado?
  • ¿Tiene alguna preocupación de la que no hayamos hablado?
  • ¿Sus síntomas afectan su vida y las personas cercanas a usted?
  • ¿Hay algún lugar o situación que evites por temor a desencadenar tus síntomas de osmophobia?
  • ¿Hay algo que haga que tus síntomas de osmofobia sean mejores o peores?
  • ¿Cuándo ocurren los síntomas de osmophobia?
  • ¿Cuándo notó el primer síntoma de osmofobia?
  • ¿Has experimentado un hechizo o un ataque reciente que te hizo sentir ansioso, asustado o totalmente incómodo de repente?
  • ¿Te has sentido nervioso, nervioso o ansioso en los últimos tiempos?
  • Durante sus ataques de miedo y ansiedad, ¿alguna vez ha experimentado dificultad para respirar o algún dolor en el pecho?

Factores de riesgo para la osmophobia

Los factores que pueden aumentar sus riesgos de osmophobia incluyen:

  • La edad es un factor de riesgo para osmophobia. Se sabe que la fobia se produce a una edad temprana, que es principalmente de 13 años. Sin embargo, las fobias específicas se expresan en la infancia, normalmente a la edad de 10 años.
  • Si alguno de los miembros de su familia tiene cierta fobia, como el miedo a los olores, también tiene muchas posibilidades de desarrollar fobia. La situación puede ser una tendencia heredada, o mediante el aprendizaje, donde los niños aprenden observando a uno de los miembros de la familia como una respuesta osmofóbica a una situación o un objeto.
  • El temperamento de la persona puede ser un factor de riesgo para osmophobia. Si usted es más negativo, inhibido o sensible de lo normal, su riesgo de osmophobia podría aumentar.
  • Los eventos traumáticos pueden ser un factor de riesgo para la osmophobia. Si experimenta una situación traumática, como un ataque de un animal, olor a sangre, etc., puede iniciarse su desarrollo de osmophobia.

Complicaciones en Osmophobia

En algunos casos, la osmofobia puede parecer tonta para algunas personas, pero devastadora para las personas que la acompañan, lo que da lugar a problemas que pueden afectar sus aspectos de la vida. Algunas de las complicaciones de la osmophobia incluyen:

  • El aislamiento social es una complicación de la osmofobia. Al evitar los lugares que temes, puedes experimentar desafíos de relación, académicos y profesionales. Los niños que tienen osmophobia corren un mayor riesgo de sufrir desafíos académicos y soledad, ya que es posible que no desarrollen habilidades sociales de calidad.
  • La depresión puede ser una complicación de la osmofobia. Se sabe que la mayoría de las personas con fobias tienen depresión y otros trastornos de ansiedad.
  • Puede abusar de una sustancia, como resultado de vivir con osmophobia.
  • El suicidio es también una posible complicación de la osmofobia. Algunas fobias ciertas ponen a las personas que viven con ellos en riesgo de suicidarse.

Pruebas para diagnosticar la Osmophobia

Aunque no hay pruebas de laboratorio para osmophobia, hay un diagnóstico que se lleva a cabo a través de entrevistas clínicas exhaustivas y pautas para diagnosticar. Su médico le hace preguntas sobre los síntomas de osmophobia y toma un historial médico, social e historia psiquiátrica.

Para que una persona sea diagnosticada con una fobia como la osmofobia, debe cumplir con criterios específicos, que se encuentran en el manual de diagnóstico y estadístico de trastorno mental, publicación de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría. Los proveedores de salud usan el manual para diagnosticar situaciones, mientras que las compañías de seguros lo usan para el reembolso del tratamiento.

Las categorías diagnósticas de fobias específicas como la osmophobia incluyen:

  • Temor extremo o ansiedad, que se inicia por un olor, una situación o un objeto, como tormentas o serpientes.
  • Al enfrentar la fuente de tu miedo, hay una reacción de ansiedad rápida.
  • Experimenta miedo o ansiedad que no es igual al peso de riesgo del objeto o la situación.
  • O evitas objetos o situaciones que temes o soportas la situación con total angustia.
  • Hay fobia persistente o evasión que generalmente duran seis meses o más.
  • Experimenta desafíos totales con las actividades sociales, el trabajo y otras áreas de su vida, como resultado del miedo, la evitación y la ansiedad.

Tratamiento para la Osmophobia

Aunque la osmophobia se puede curar, no existe un tratamiento que garantice su funcionamiento para la osmophobia. Es posible que le recomienden combinar diferentes tratamientos para la osmofobia. Sin embargo, los principales tipos de tratamiento para la osmophobia incluyen:

  1. Tratamiento de psicoterapia o conversación.
  2. Tratamiento de medicación
  3. Uso de técnicas de autoayuda.
  4. Psicoterapia o tratamiento de conversación para la osmophobia

    Los tratamientos de conversación son el medio más eficaz para tratar la osmophobia. Estos métodos incluyen: asesoramiento y psicoterapia . Además,  la terapia cognitivo-conductual (TCC) es un buen medio para tratar la osmophobia.

    Terapia cognitivo-conductual (TCC) para la osmophobia

    La Terapia del Comportamiento Cognitivo (TCC) para la osmophobia es un tipo de tratamiento de asesoramiento que le ayuda a controlar sus desafíos a través del cambio de la forma en que se comporta y su forma de pensar. Puede usar el método para desarrollar medios prácticos para manejar su osmophobia. La mayor parte de la TCC, que se usa principalmente para tratar fobias como la osmofobia, incorpora una exposición gradual a su osmophobia, que lo hace menos ansioso. El proceso se conoce como terapia de exposición o desensibilización.

    Por ejemplo, cuando tiene miedo a los olores, su terapeuta lo presenta asegurándose de leer acerca de los diferentes tipos de olores y olores. El terapeuta podría avanzar más adelante en un proceso paso a paso y durante un período de tiempo su terapeuta se aseguraría de manejar diferentes olores y olores con pánico y ansiedad.

    La terapia de exposición funciona exponiéndolo a su miedo en un nivel aumentado, lo que le permite ganar confianza en contra de su osmophobia. Su osmophobia debería comenzar a sentirse menos ansiosa a medida que avanza el tratamiento.

    El uso de la TCC computarizada va en contra del Instituto Nacional de Excelencia en Salud y Atención (NICE, por sus siglas en inglés) para tratar fobias específicas en adultos.

  5. Tratamiento de medicación para la osmophobia

    No se recomienda el tratamiento de osmofobia con medicamentos, ya que los tratamientos de terapia para la osmophobia son efectivos y no tienen efectos secundarios. Sin embargo, en otros casos, se prescriben medicamentos pero a corto plazo, para el tratamiento de los efectos de la osmofobia que incluye la ansiedad.

    Hay tres tipos de medicamentos, que se recomiendan durante el tratamiento de la ansiedad. Éstas incluyen:

    • Uso de antidepresivos
    • Bloqueadores beta
    • Tranquilizantes

    Antidepresivos para la Osmophobia

    En su mayoría se recetan para ayudar a reducir la ansiedad causada por la osmofobia, mientras que los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina se recetan principalmente para el tratamiento de la fobia social, la ansiedad y el trastorno de pánico. Incluyen:

    • escitalopram
    • Sertaline
    • Paroxetina

    Además, se puede recetar venlafaxina, que es un inhibidor de la recaptación de serotonina y noradrenalina (IRSN).

    Los efectos secundarios comunes que resultan de los tratamientos incluyen:

    Los efectos pueden empeorar inicialmente su ansiedad, además de causar problemas sexuales.

    Otro antidepresivo que tiene licencia para tratar la osmophobia es Clomipramina, también conocido como Anafranil. Sus efectos secundarios incluyen:

    • Boca seca
    • Visión obscurecida
    • Sacudida
    • Somnolencia
    • Latido del corazón irregular
    • Estreñimiento
    • Dificultades para orinar

    En caso de que le receten antidepresivos, se recomienda no dejar de tomarlos de forma repentina, ya que puede causar síntomas de abstinencia. Debería consultar a su médico general, quien lo ayudará a reducir su dosis gradualmente.

    Tranquilizantes para Osmophobia

    Algunos medicamentos grupales, como las benzodiazepinas, se agrupan como tranquilizantes menores. Estos incluyen medicamentos tales como; diazepam que también se conoce como valium. Los medicamentos que se usan se usan a corto plazo en dosis más bajas para tratar la ansiedad extrema causada por la osmofobia. Al igual que los antidepresivos, debe dejar de usar el medicamento gradualmente para prevenir los síntomas de abstinencia.

    Betabloqueantes para Osmophobia

    Estos se utilizan a menudo para el tratamiento de afecciones cardiovasculares que incluyen; hipertensión y problemas cardíacos. A veces se recetan para ayudar a minimizar los síntomas de ansiedad causados ​​por la osmofobia, como los latidos cardíacos irregulares.

    Estos medicamentos normalmente reducen su ritmo cardíaco, así como también disminuyen su presión arterial. El betabloqueante más utilizado para el tratamiento de la ansiedad es el propranolol, también conocido como Inderal. Los probables efectos secundarios de los betabloqueantes incluyen:

  6. Autoayuda para la Osmophobia

    Cada programa de autoayuda para la osmofobia funciona de manera diferente para todos, de ahí la necesidad de desarrollar su propia estrategia de autoayuda, pero si es posible, debe obtener ayuda de un especialista en salud mental, como un psicólogo.

    Un buen programa de autoayuda para la osmophobia incluye:

    1. Cambio del estilo de vida.
    2. Asistir a un grupo de autoayuda y ser miembro.
    3. Superar su osmophobia mediante el uso de terapia de exposición.
    4. Combinando lo anterior para obtener mejores resultados.
    1. Cambio de estilo de vida para la Osmophobia

      Al hacer ajustes simples a su estilo de vida, puede minimizar los síntomas de su osmophobia, como los ataques de pánico. Algunos de los cambios incluyen:

      • Hacer ejercicio regularmente es una buena estrategia de autoayuda.
      • Comer comidas regulares que sean saludables.
      • Dormir lo suficiente.
      • Mantener o reducir la ingesta de cafeína y otros estimulantes.
    2. Terapia de exposición para la osmophobia

      La terapia de exposición también se conoce como desensibilización. Implica aumentar gradualmente la duración del tiempo en que está expuesto a su osmophobia. La terapia de exposición es una forma efectiva de garantizar que afronte su ansiedad.

    3. Otras técnicas de autoayuda para la osmophobia

      Existen otras técnicas de autoayuda para la osmophobia, que incluyen:

      • La relajación es una buena técnica de autoayuda para la osmophobia. Debe realizar una serie de ejercicios físicos que lo ayudarán a relajarse y controlar su respiración.
      • La visualización también puede ser una técnica de autoayuda para la osmophobia. La técnica combina técnicas de relajación y respiración, mientras visualizas mentalmente cómo manejar adecuadamente una situación que puede llevar a la ansiedad.
      • Los grupos de autoayuda son muy útiles para la osmophobia. Es una forma beneficiosa de conocer a otras personas con problemas o experiencias similares, y compartir los diferentes medios para hacer frente a las situaciones. Los grupos de apoyo son altamente efectivos, ya que los pacientes se reúnen y comparten con personas que tienen los mismos desafíos. Es en esos grupos que se lleva a cabo una recuperación importante, ya que se comparan historias y se comparten consejos sobre cómo tratar o superar la fobia con los miembros del grupo.

Tratamiento alternativo para la Osmophobia

Las opciones de tratamiento alternativas para osmophobia incluyen hipnoterapia, programación neurolingüística y psicología energética.

Es bien sabido que hay muchos tipos de fobias. Ver como psicólogo, psiquiatra, hipnoterapeuta o hipnotizador es el medio más popular para tratar la osmofobia. Estos doctores ayudan a un individuo a lidiar con la osmofobia o a determinar la causa de la osmofobia para resolverla. A continuación se encuentran algunos de los tratamientos alternativos para la osmophobia que podrían recomendarse.

  1. Hipnoanálisis o hipnoterapia para la osmophobia

    Hypnoanaysis o hipnoterapia se pueden utilizar como un tratamiento alternativo para la osmophobia. Es un tipo de terapia para la osmophobia donde la mente subconsciente de un individuo se abre a sugerencias, con la ayuda de un especialista entrenado, con el objetivo de cambiar sus patrones de comportamiento. Hablar en subconsciente directamente con ellos puede encontrar el problema que inicia su osmophobia, así como la introducción de nuevas ideas y sugerencias positivas. Son estas sugerencias positivas las que luego se usan para realizar los cambios deseados.

    Con varias sesiones, puede enseñarles a su mente a unir diferentes sentimientos relacionados con los olores que causan su osmophobia. Aunque a algunas personas no les gusta que otros jueguen con sus mentes, la hipnoterapia se considera segura y funciona más rápido. La hipnoterapia fue aprobada como medio de terapia en 1958, por una asociación médica estadounidense.

  2. Programación Neurolingüística o PNL para Osmophobia

    La PNL o la programación neurolingüística pueden usarse como una alternativa para la osmophobia. Se trata principalmente de estudiar y practicar formas de crear nuestra realidad. El argumento principal de NLP es que la percepción interna y subconsciente de un individuo se refleja en el tipo de palabras que usa. Si las palabras y la percepción utilizadas son inexactas, crean un problema básico siempre que se usen y se piense en las palabras. Las actitudes de un individuo son, en cierto sentido, una predicción autocumplida.

    Programación neurolingüística o terapia de la clase PNL para la osmofobia, un terapeuta neurolingüístico analiza cada palabra y frase que usa cuando describe sus síntomas o preocupaciones de salud. Además, el terapeuta examina los movimientos de su cuerpo, así como sus expresiones faciales. Es después de encontrar problemas en su percepción que el terapeuta lo ayudará a comprender la causa principal. El terapeuta luego te ayuda a remodelar tu mente, como una forma de tratar de corregir tus nociones previamente desarrolladas. Las nociones podrían estar impidiéndote alcanzar el éxito que mereces.

  3. Psicología energética para la osmophobia

    La psicología energética para la osmophobia es una técnica de tratamiento alternativa que utiliza diferentes técnicas que incluyen: acupresión , prana, medicina energética y qi gong. Estas técnicas enseñan a las personas algunos pasos simples para adoptar al hacer cambios en sus vidas. Las técnicas funcionan estimulando los puntos de energía en la superficie de la piel, que se combina con ciertos métodos psicológicos para cambiar la electroquímica del cerebro. Aunque la técnica parece ser controvertida, parece ser una forma efectiva de tratar fobias como la osmophobia.

Hacer frente a la Osmophobia

No debe convertirse en prisionero de su miedo al olfato, ya que puede manejar o superar su osmophobia de manera efectiva, con un tratamiento profesional. También puede lidiar con la osmofobia y cuidarse a sí mismo, siguiendo algunos pasos que incluyen:

  • No evitar las situaciones temidas desencadenadas por la osmophobia. Usted trabaja en esto con la ayuda de un terapeuta, amigo y familia.
  • Descansar lo suficiente, comer dietas saludables y estar físicamente activo todos los días.
  • Tomar medicamentos según lo prescrito es una buena manera de lidiar con la osmofobia y hablar con su proveedor de atención médica antes de suspender la medicación, para evitar los síntomas de abstinencia de la osmofobia.
  • Acérquese y únase a grupos de autoayuda o de apoyo para la osmofobia, con el fin de conectarse fácilmente con personas con desafíos similares.

¿Cómo ayudar a su hijo a sobrellevar la osmophobia?

Debe hablar con su médico si su hijo tiene un miedo persistente y excesivo al olfato, lo que limita su capacidad para desempeñarse en la vida diaria. Para ayudar a su hijo a enfrentar la osmofobia, debe hacerlo;

  • Sea abierto al hablar de osmofobia, sin trivializar el desafío o menospreciar a su hijo por miedo. Debe dejar que su hijo sepa que escuchará y ayudará.
  • Evite reforzar la osmophobia y aproveche la oportunidad de ayudar a su hijo a superar la osmophobia. Deberías ayudar al niño a lidiar con los olores cuando se enfrenta, si teme olores.
  • Demuestre osmophobia a sus hijos, luego muéstreles cómo superarlos.

Prevención de Osmophobia

Si padece un miedo irracional al olfato, debe buscar ayuda psicológica para evitar contagiar a sus hijos, ya que sus hijos podrían tener la osmophobia por genética o simplemente por observar que usted sufre de osmofobia puede desencadenar fobia en los niños.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment