¿Puede curarse el síndrome de Reye?

El tratamiento y el tratamiento de los pacientes con síndrome de Reye requirieron una pronta hospitalización en las unidades de cuidados intensivos. Lamentablemente, no hay ciertos medicamentos disponibles para una cura efectiva para el síndrome de Reye en un corto período de tiempo. El tratamiento generalmente se dirige a disminuir los efectos asociados con disfunciones metabólicas y edema cerebral. No hay un tratamiento específico para el daño mitocondrial y todavía está en fase experimental. El monitoreo continuo neurológico, respiratorio, cardiovascular, coagulativo y electrolítico es necesario para los pacientes. El reconocimiento y el tratamiento de los resultados de las pruebas de laboratorio es el método más razonable. El manejo y la atención exitosos en la etapa inicial ciertamente reducirán los síntomas neurológicos y la tasa de mortalidad.

Los niños pequeños inmediatamente (dentro de las 36 h) se administran por vía intravenosa por vía intravenosa 1500 a 1800 ml de dextrosa, manitol, glicerol o desametasona al 5% o 10%. La temperatura debe mantenerse por debajo de 37 ° C con una manta de enfriamiento. La inyección hipertónica de glucosa intravenosa puede evitar el desarrollo del síndrome, específicamente las inflamaciones del cerebro. La determinación cuantitativa de la glucosa sérica debe realizarse cada cuatro horas. La osmolalidad sérica debe medirse cada cuatro horas y mantenerse por debajo de 320 mOsm por litro. La administración de vitamina K demostró ser útil en la restauración del tiempo de protrombina a la normalidad. En algunos casos, una transfusión puede ser esencial si ha habido una pérdida importante de sangre. Se recomienda la hemodiálisis (diálisis peritoneal) para eliminar toxinas, es decir, se cree que es en parte responsable de la inflamación del cerebro.

¿Puede curarse el síndrome de Reye?

No hay cura para el síndrome de Reye. El objetivo principal del tratamiento es controlar la presión intracraneal, es decir, los espacios epidurales, subaracnoideos y ventriculares se controlan de forma continua. La presión de perfusión cerebral debe ser superior a 50 mmHg para evitar la isquemia tisular. La presión intracraneal por encima de 20 mmHg debe reducirse con manitol intravenoso. El paciente se coloca en un respirador con hiperventilación controlada y es esencial mantener la tensión del dióxido de carbono en el nivel adecuado. Las presiones venosas centrales y arteriales deben ser monitoreadas. Paralizar al paciente con un agente como el bromuro de pancuronio ayuda a controlar la presión intracraneal. En algunos casos, se prescriben altas dosis de corticosteroides, pero entonces no se han observado beneficios en el tratamiento de pacientes, incluso en pacientes altos. En tiempos recientes,

Hay medicamentos disponibles para tratar el alto nivel de amoníaco sérico y ácidos grasos libres. Los enemas de neomicina se usan para disminuir el nivel de hiperamoníaco en la sangre. Sin embargo, se identifica mal pronóstico. El pronóstico es bueno, solo si el tratamiento inmediato se administra a tiempo para los pacientes hospitalizados. Esto reducirá el 90% de la mortalidad y los pacientes que ingresaron en las últimas etapas de las enfermedades podrían causar una mortalidad del 80 al 90%. Los casos de muerte ocurren cuando no hay signos o respuesta inflamatoria. Se observa particularmente en algunos pacientes de fase tardía, que resultan de insuficiencia renal y cardíaca. Ciertos medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como el diclofenaco y el ácido mefenámico, deben interrumpirse ya que empeoran los casos.

Los casos del síndrome de Reye fueron más de 1000 durante la década de 1980, pero en la actualidad uno o dos casos ocurren raramente en diferentes regiones del mundo. Tantos estudios de investigación no se centran en Reye’s en la era actual. Por lo tanto, hasta ahora no hay una explicación precisa sobre el mecanismo desencadenante y la incidencia de la enfermedad y cómo algunos casos se resuelven espontáneamente en los pacientes sigue siendo un misterio. Los desequilibrios metabólicos entre pacientes en un nivel diferente asociado con el síndrome de Reye siguen siendo intrigantes y desconcertantes.

Cualquier niño con síndrome de Reye que no se sienta cómodo con los estímulos verbales o con el dolor leve se considera gravemente enfermo y se trata de inmediato. Cualquier sospechoso de sensación inesperada de náuseas después de una enfermedad viral como infección del tracto respiratorio superior o varicela y alto nivel de enzimas hepáticas (SGOT-SGPT, generalmente 200 unidades o más) en ausencia de ictericia , la hospitalización inmediata es importante para reducir los síntomas. El tratamiento de los desequilibrios metabólicos y la lucha contra la hipertensión intracraneal podría resultar en la recuperación completa del síndrome de Reye.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment