¿Qué comer y evitar cuando tienes dolor de cuello?

Los alimentos saludables con la cantidad correcta de ejercicios físicos pueden ayudar a la salud de los huesos, los nervios y otros tejidos conectivos del cuerpo. Especialmente cuando sufres de algún dolor o enfermedad, una dieta antiinflamatoria generalmente te ayuda a evitar estas afecciones.

El dolor crónico de cuello y la inflamación suelen coexistir. Cuando el dolor persiste durante varios meses sin dejar espacio para la recuperación, tal vez sea útil una posible dieta antiinflamatoria.

El dolor de cuello, ya sea causado por una mala postura, mal sueño, aumento del nivel de estrés, un giro repentino o una lesión son las quejas comunes de todos los días. Su cuello está formado por siete vértebras que están separadas por cojines amortiguadores de golpes llamados discos.

La flexibilidad de los huesos ayuda a sostener tu cabeza sin molestias. Por lo tanto, cuando se enfatiza debido a muchos factores y el desgaste de años de actividad puede provocar dolor de cuello. La investigación indica que una dieta adecuada junto con ejercicios de fortalecimiento del cuello es muy útil para prevenir el dolor de cuello.

Ácidos grasos omega 3: los aceites de pescado contienen ácidos grasos omega 3 que se consideran una dieta saludable y tienen niveles más bajos de inflamación. Como su cuerpo no está enmarcado para producir ácidos grasos omega 3, puede tomar esto a través de las dietas. La alta ingesta de esta dieta tiene un riesgo reducido de diversos trastornos. (3)

Antioxidantes y fibra: los antioxidantes que se encuentran en los alimentos protegen a las células de los efectos de los radicales libres y eventualmente causan una disminución de la inflamación en su cuerpo. En otras palabras, pueden contrarrestar el estrés oxidativo, proteger las células y reducir la inflamación. Los antioxidantes como los carotenoides y los flavonoides pueden ayudar a reducir la respuesta inflamatoria del cuerpo. De manera similar, una dieta rica en fibra alimenta bacterias beneficiosas que pueden promover niveles más bajos de inflamación. (1)

Coma alimentos ricos en calcio y vitamina D : la inflamación es uno de los principales impulsores de muchas enfermedades comunes. La cantidad correcta de vitaminas puede ayudar a disminuir el nivel de inflamación del cuerpo. Sin embargo, un exceso de vitaminas puede crear un desequilibrio. La osteoporosis es uno de los factores que causan dolor de cuello, por lo que los niveles requeridos de calcio pueden prevenir esta afección. (4)

¿Qué evitar cuando tienes dolor de cuello?

Evite los alimentos muy procesados: los alimentos con alto contenido de azúcares agregados, como chocolates, pasteles, refrescos, pasteles y ciertos cereales, no son una buena opción para usted y pueden desencadenar una inflamación que puede provocar las enfermedades. Los alimentos procesados ​​nos ponen en un mayor riesgo de enfermedad. Por lo tanto, debe reemplazar su dieta con alimentos refinados y alimentos ricos en nutrientes. (2)

Carnes rojas: las carnes magras como el pollo y el pavo son menos inflamatorias, sin embargo las carnes rojas como la carne de res, cordero y cerdo causan inflamación. De hecho, algunos de estos alimentos se han asociado con un mayor riesgo de dolor crónico.

¿Cómo ciertos alimentos pueden proporcionar alivio del dolor de cuello?

La madre naturaleza nos ha proporcionado abundantes nutrientes que promueven la buena salud del esqueleto. Las partes de nuestro cuerpo normalmente están asociadas con un proceso metabólico que implica la creación de radicales libres. El oxígeno en el sistema humano se fragmentó en átomos con electrones no pareados.

Sin embargo, los electrones en el cuerpo siempre tienden a estar en pares. Los átomos a menudo referidos como radicales libres van en busca de otros pares de electrones y formas. Esto puede ser perjudicial para las células, el ADN y las proteínas. Si hay demasiados radicales libres flotando en el torrente sanguíneo para buscar los electrones, pueden causar un desequilibrio. Este desequilibrio se llama estrés oxidativo.

Este estrés puede contribuir a la inflamación crónica en el cuerpo. Por lo tanto, para compensar este desequilibrio, debe comenzar con antioxidantes que pueden reducir el daño y la inflamación. Los alimentos con alto contenido de antioxidantes tienen el potencial de neutralizar un mayor nivel de estrés oxidativo y, por lo tanto, reducir la inflamación.

Conclusión

Los médicos han reconocido cada vez más la importancia de la nutrición para defender la salud física. Si es víctima de dolor de cuello, continúe con la dieta que reduce la inflamación y mejora la fuerza de los huesos y los músculos.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment