Qué es la retrolistesis degenerativa: tipos, causas, síntomas, tratamiento, pronóstico, ejercicio, prevención

La columna vertebral está formada por múltiples huesos llamados vértebra. La columna vertebral está formada por 33 huesos individuales apilados uno sobre el otro. La columna vertebral se divide en las siguientes zonas: cervical, torácica lumbar, sacro y cóccix . Los 24 huesos superiores son movibles. Los discos espinales descansan entre las vértebras y actúan como un amortiguador entre los huesos. La columna vertebral alberga una compleja red de huesos, nervios, tendones, músculos y ligamentos. El daño a cualquiera de estas redes puede causar dolor, sensibilidad y limitaciones funcionales. La retrolistesis degenerativa es una de esas afecciones en donde la vértebra se desplaza y se mueve desde su posición normal y causa dolor intenso. Veamos los síntomas, causa el diagnóstico y el tratamiento de la retrolisthesis degenerativa en detalles.

Una descripción de la retrolisthesis degenerativa

Dolor dorsal anchoLa retrolisthesis degenerativa es una condición caracterizada por el desplazamiento de la vértebra en la columna vertebral. Puede haber un deslizamiento hacia adelante o hacia atrás de las vértebras. Sin embargo, la ocurrencia de desplazamiento hacia adelante es mayor que el desplazamiento hacia atrás. Retrolisthesis es el opuesto de spondylolisthesis caracterizado por el desplazamiento posterior del cuerpo vertebral. El deslizamiento del disco es más común en la porción cervical o superior de la columna vertebral, ya que los discos en esta área son comparativamente más pequeños. En la mayoría de los casos, el disco se rompe o se deteriora, lo que conduce a una mala colocación de las vértebras encima del disco. Esto causa una presión excesiva sobre el hueso debajo de él.

Tipos de retrolisthesis degenerativo

De acuerdo con la extensión del daño, las retrolisthesis degenerativas se clasifican bajo los títulos siguientes:

  • Retrolisthesis completo: Aquí está el desplazamiento completo del cuerpo vertebral en la parte posterior.
  • Retrolisthesis escalonada de la escalera: Aquí la vértebra se desliza hacia atrás con respecto a la vértebra sobre ella.
  • Retrolisthesis parcial: Aquí la vértebra se desliza hacia atrás con respecto a la vértebra debajo de ella

Según la extensión del desplazamiento posterior en términos de porcentaje de los agujeros, se clasifica en:

  • Retrolisthesis de Grado 1: Hasta un cuarto
  • Retrolisthesis de Grado 2: De un cuarto a la mitad
  • Retrolisthesis de Grado 3: De una mitad a tres cuartos
  • Retrolisthesis de Grado 4: De tres cuartos al desplazamiento total.

Síntomas de la retrolisthesis degenerativa

Los síntomas asociados con la retrolisthesis degenerativa varían de persona a persona. Los síntomas más comunes incluyen:

  • Dolor de espalda y sensibilidad constantes
  • Rigidez de la espalda
  • Movilidad limitada
  • Adormecimiento
  • Dolor con las actividades diarias, como estar sentado, caminar o pararse.

Daño nervioso causado por La retrolistesis degenerativa puede provocar entumecimiento y hormigueo en el área que suministran los nervios dañados. Esto puede estar asociado con debilidad en brazos, piernas, hombro, dedos, torso, etc.

Pronóstico de la retrolisthesis degenerativa

La retrolisthesis degenerativa tiene un buen pronóstico. Si se diagnostica temprano, la retrolisthesis degenerativa puede estabilizarse. Puede causar compresión de los nervios y causar entumecimiento y hormigueo en múltiples lugares si no se trata a tiempo. Si no se trata, la retrolisthesis degenerativa puede conducir a diversos trastornos degenerativos.

Causas y factores de riesgo de la retrolisthesis degenerativa

Las causas comunes de la retrolisthesis degenerativa incluyen:

Complicaciones de la retrolisthesis degenerativa

La retrolisthesis degenerativa, si no se trata, puede tener serias manifestaciones neurológicas. Puede provocar entumecimiento y debilidad permanentes en el área intervenida por la raíz nerviosa afectada. Puede limitar la movilidad y puede afectar la capacidad de llevar a cabo funciones y actividades diarias. Si no se trata, la retrolisthesis degenerativa también puede conducir a una hernia discal y de disco abultada.

Diagnóstico de la retrolisthesis degenerativa

Un ortopedista experimentado evalúa la condición de la retrolisthesis degenerativa. Se realiza un examen físico de la columna vertebral junto con un historial detallado del paciente.

Para confirmar el diagnóstico, se pueden realizar más estudios especializados. Estos incluyen:

  • Análisis de sangre para confirmar la retrolisthesis degenerativa: Se realizan ciertos análisis de sangre como ANA, pruebas de factor reumatoide, título de Lyme, etc. para descartar afecciones inflamatorias y trastornos infecciosos.
  • Estudios de imágenes para diagnosticar Degenerative Retrolisthesis: Estudios de imágenes como rayos X, tomografía computarizada y MRI ayudan a diagnosticar la condición de la retrolisthesis degenerativa.
  • Electromiografía o EMG para diagnosticar la retrolisthesis degenerativa: La electromiografía ayuda a estudiar el funcionamiento apropiado del nervio células y músculos.

Tratamiento de la retrolisthesis degenerativa

Se requiere la intervención del especialista en manejo del dolor o quiropráctico para controlar el dolor y las molestias causadas por la retrolisthesis degenerativa. El protocolo de tratamiento incluye:

  • Tratamiento no quirúrgico para la retrolisthesis degenerativa: El tratamiento no quirúrgico incluye reposicionamiento, liberación miofascial Robb, suplementos nutricionales, terapia micro actual, terapia de agua, etc. Además de estos, también incluye lo siguiente:
    • Medicamentos orales: Se administran medicamentos de venta libre como Advil, Aleve y Tylenol, etc. para reducir el dolor asociado con la retrolisthesis degenerativa.
    • Medicamentos tópicos: Un número geles, ungüentos, cremas y sprays están disponibles que se pueden aplicar para obtener alivio sintomático del dolor de retrolítesis degenerativa.
    • Fisioterapia : La manipulación física del cuello ayuda a aliviar el dolor asociado con la retrolisthesis degenerativa y también ayuda a mejorar la flexibilidad. Sin embargo, esto solo debe hacerlo un fisioterapeuta experimentado.
    • Traction: Un fisioterapeuta experimentado utiliza la técnica de tracción estirando el cuello con pesas, poleas y vejigas de aire. Esto ayuda a reducir el dolor en gran medida.
    • TENS (Estimulación Nerviosa Eléctrica Transcutánea): Los impulsos eléctricos se administran usando electrodos para relajar los músculos y aliviar el dolor de la retrolistesis degenerativa.
    • Inmovilización: En ocasiones, los médicos recomiendan el uso de collarín blando o aparato ortopédico posterior que brinde soporte y descanso adecuados para el cuello.
    • Inyección de esteroides: En casos avanzados, se administran inyecciones de corticosteroides en la articulación facetaria para obtener alivio del dolor y la incomodidad.
  • Intervención quirúrgica para tratar la retrolisthesis degenerativa: La cirugía puede requerirse para liberar un nervio comprimido debido a la retrolisthesis degenerativa y el reposicionamiento de los huesos maltratados.
  • Cuidados domiciliarios para la retrolisthesis degenerativa: Solicitud alternativa de compresas de calor y frío sobre el área afectada proporciona cierto alivio. Para mejorar la rigidez del cuello y la espalda, se pueden tomar duchas tibias por la mañana.
  • Medicina alternativa para controlar la retrolisthesis degenerativa: Medicina alternativa como masaje, acupresión y acupuntura y la terapia quiropráctica también puede proporcionar alivio del dolor y la incomodidad que entra con la retrolisthesis degenerativa.

Ejercicio y prevención de la retrolisthesis degenerativa

Se recomienda mantenerse físicamente activo y hacer ejercicio regularmente para evitar la retrolisthesis degenerativa. Las actividades físicas ayudan a mantener la flexibilidad de la columna vertebral. Se recomiendan varios ejercicios en el hogar para mejorar y prevenir la retrolisthesis degenerativa. Estos incluyen simples ejercicios de estiramiento seguidos por rollos de cuello, rollos de hombro y rollos de cadera y también movimientos de aislamiento de cada parte del cuerpo para mantenerlos activos. Para obtener mejores resultados, uno puede tomar compresas de calor o duchas calientes. Los ejercicios especiales pueden ser recomendados por el médico o fisioterapeuta en función del tipo y grado de retrolisthesis degenerativo.

Se recomienda lo siguiente para evitar la retrolisthesis degenerativa:

  • Mantener una postura apropiada: Se aconseja mantener la columna vertebral en la postura correcta estando de pie y sentado. Arrugarse y encorvarse aumenta el riesgo o dolor de cuello. Mantener la postura correcta mientras duerme también es importante para evitar la retrolisthesis degenerativa.
  • Tomar descansos frecuentes ayuda a prevenir la retrolisthesis degenerativa: Debe evitarse mirar televisión, usar un teléfono móvil o tableta o trabajar en computadoras durante mucho tiempo para evitar la retrolistesis degenerativa. Uno debe tomar descansos frecuentes para proporcionar un descanso y movimiento adecuado a la columna vertebral.
  • Ergonomía del lugar de trabajo apropiado: Se deben usar computadoras y otros aparatos electrónicos, manteniendo la ergonomía correcta en mente. Uno debe usar una cómoda silla cómoda ergonómica en la oficina que proporciona un soporte completo para la columna vertebral. La postura debe ser tal que la columna mantenga su curvatura adecuada, con la rodilla debajo del nivel de la cadera y el pie apoyado en el suelo. El monitor de la computadora debe estar a la altura de los ojos.
  • Evitar los paquetes de espalda pesada: Los paquetes pesados ​​de espalda causan un estrés adicional en la columna vertebral. Por lo tanto, se recomienda evitar paquetes pesados ​​de espalda; en su lugar, uno puede usar bolsas de carro.

Conclusión

La ​​retrolistesis degenerativa es un trastorno óseo caracterizado por un desplazamiento posterior del cuerpo vertebral que causa dolor y malestar en la espalda. Afecta el cuello más comúnmente que las otras porciones inferiores de la columna vertebral. Se ve comúnmente con un mayor envejecimiento, ya que la incidencia de ruptura del disco espinal aumenta con el envejecimiento. A medida que el disco se rompe, las vértebras superiores pierden soporte y se expanden hacia afuera. Puede causar compresión nerviosa y causar entumecimiento y hormigueo en las extremidades. Si no se trata, la retrolisthesis degenerativa puede conducir a deformidades permanentes. La intervención del quiropráctico, el especialista en manejo del dolor y el fisioterapeuta es beneficiosa. La fisioterapia a menudo se recomienda. En casos extremos, se puede requerir intervención quirúrgica. Se aconseja seguir un estilo de vida saludable, hacer ejercicio regularmente, mantener una postura adecuada y seguir una ergonomía correcta en el lugar de trabajo para prevenir el desarrollo de la retrolisthesis degenerativa.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment