¿Qué puede causar una fuga anal o un ano con fugas y cómo se trata?

Acerca de la fuga anal o el ano con fugas

El término médico que se usa para la fuga anal es la incontinencia fecal, también conocida como ano con fugas. Es la afección en la que el paciente sufre una fuga incontrolable de heces del ano, que en casos graves conduce a la pérdida completa de la evacuación intestinal. Hay varios síntomas, causas, diagnóstico, proceso de tratamiento y medidas preventivas para este problema de fuga anal o ano con fugas que se resumen a continuación.

Síntomas de la fuga anal o el ano con fugas

Los signos o síntomas de la pérdida anal varían de persona a persona. Sin embargo, algunos de los síntomas comunes asociados con el ano con fugas incluyen:

  • Picazón en las nalgas.
  • Picazón en el ano.
  • Dolor y molestia en el área anal.
  • Áno. Quemador
  • Tiene ganas de pasar el intestino incluso después del movimiento intestinal.
  • Movimiento intestinal alterado como diarrea y estreñimiento.

¿Qué puede causar la fuga anal o el ano agujereado?

Aunque en términos simples anal Las fugas producen una fuga de contenido rectal, el líquido y el moco que pasan a través del área de los glúteos no siempre se originan en el ano. Algunas de las causas asociadas con dicho problema incluyen:

Diarrea: La diarrea bacteriana desencadena la aparición de fugas anal o ano con filtraciones en pacientes.

Daño al esfínter: Hay puede ser un daño posterior a los músculos en el área rectal inferior, llamados músculos del esfínter, debido a la cirugía postraumática o rectal, trauma en la región anal, daños después del parto, efectos adversos del tratamiento con radiación y muchas otras razones. Cualquier daño a los músculos del esfínter puede causar el problema del ano con fugas.

Problemas neurológicos que causan fugas anal: Puede haber varias razones para dañar los nervios, como neuropatía diabética esclerosis múltiple lesión de la médula espinal y accidente cerebrovascular. El hábito de forzar durante la expulsión de los intestinos puede causar daño a los nervios y causar una disfunción del esfínter. A su vez, puede provocar una fuga anal.

Estreñimiento: Debido a la evacuación intestinal irregular y el estreñimiento, los músculos del colon y del recto se sobreexcitan y débil, lo que lleva a la fuga de heces del ano.

Prolapso rectal como causa de ano con fugas: Debido al daño severo de los músculos rectales, hay una tendencia de que sobresalga por el ano que conduce a fuga de líquido transparente.

Otras causas de fuga anal o ano con escape: Existen otros motivos para la aparición de dicho problema, como cáncer anal, rigidez rectal, keriorrea, hemorroides y otros que solo se pueden curar. con la medicación adecuada.

Diagnóstico de fuga anal o ano con escape

Las pruebas realizadas en caso de fuga anal dependen de las circunstancias del caso. El médico requerirá una lista de los antecedentes médicos del paciente, como la dieta y la rutina de ejercicios y los casos de trastornos digestivos. También se deben realizar varias pruebas y varias preguntas del médico son:

  • Frecuencia de incontinencia
  • ¿Cuándo comenzó esa complicación?
  • ¿Hay alguna advertencia o impulso?
  • Prueba de expansión con balón
  • Manometría anal
  • Proctografía
  • Proctosigmoidoscopia
  • Ecografía anorrectal
  • Resonancia magnética .

¿Cómo se trata la fuga anal o el ano con fugas?

El tratamiento para la pérdida anal varía significativamente en la causa subyacente. Se puede tratar mediante el uso de aplicaciones tópicas, medicamentos orales o incluso puede requerir cirugía. Por lo tanto, requiere un diagnóstico adecuado por parte de un médico calificado para diagnosticar la causa real de tal ocurrencia. Algunos de los tratamientos no quirúrgicos para la fuga anal o el ano con fugas implican:

  • Medicamentos antidiarreicos, enemas, dieta y ejercicios para la incontinencia fecal.
  • Descanso en cama, rehidratación y uso de antibióticos durante la gastroenteritis.
  • Medicamentos antiespasmódicos, antidepresivos, suplementos de fibra y laxantes para síndrome del intestino irritable .
  • Ungüentos de hidrocortisona, analgésicos orales y cambios en el estilo de vida durante las hemorroides.

Estas son algunas de las opciones de tratamiento que pueden ser realizado por el médico en caso de ano con fugas, aunque se debe prescribir un examen clínico solo después de una adecuada investigación diagnóstica.

Prevención de la fuga anal o del ano con escape

Hay algunas formas naturales de evitar tales problemas de fuga anal . El primer paso debe ser modificar la ingesta de alimentos. Los alimentos ricos en fibra deben aumentarse para aumentar las heces. Se deben realizar varios ejercicios de esfínter para fortalecer los músculos rectales. Se debe practicar el hábito de hacer que el intestino esté vacío en un momento específico del día. Las almohadillas protectoras como las almohadillas corporales de mariposas se deben usar para ayudar durante esas fugas intestinales menores.

Conclusión

Aunque puede ser vergonzoso discutir problemas de fuga anal (ano con fugas) con el médico, solo acciones apropiadas durante el inicio las etapas de tal ocurrencia pueden ayudar a mitigar dicho problema. Entonces, si alguna vez llega a experimentar alguno de esos síntomas, consulte inmediatamente a un médico.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment