¿Qué se debe hacer si su niño está vomitando?

El vómito es la expulsión forzada e involuntaria de los contenidos del estómago a través de la boca. Aunque los vómitos pueden estar acompañados de náuseas en adultos y niños mayores; los bebés y los bebés generalmente no pueden entender cuándo tienen náuseas. Aunque los vómitos no son un problema grave y, en general, alivian por sí solos, es importante averiguar cuál es la causa para ayudar a que su niño pequeño se sienta mejor y reciba la atención adecuada. Si un niño pequeño vomita solo una vez, puede deberse a que comieron demasiado en su última comida. Pero si el vómito continúa, puede indicar problemas más serios. Las infecciones virales o bacterianas como resfriado y tos, gripe estomacal, infección del tracto urinario, faringitis estreptocócica, neumonía meningitis y también una infección del oído pueden desencadenar náuseas y vómitos en su niño pequeño. El llanto excesivo puede causar reflejo nauseoso que puede hacer que el niño también vomite. La cinetosis, las obstrucciones intestinales y el consumo de una sustancia venenosa son otras razones que también pueden causar vómitos frecuentes en su niño pequeño. Repase la siguiente lectura para saber cómo deben tratarse los vómitos y qué debe administrar al niño para vomitar.

¿Qué debe hacerse si su niño está vomitando?

El niño que vomita generalmente no es una causa grave de vómito. preocupación y generalmente se detiene por sí solo sin tratamiento. Sin embargo, hay ciertas cosas que los padres pueden hacer en esta situación.

Déle a su niño pequeñas comidas

Vómito después de una sola alimentación puede ocurrir a veces. No significa que el niño pequeño tenga un problema. El vómito solo se convierte en una preocupación si ocurre repetidamente después de los alimentos. Para evitar los vómitos, su niño debe recibir comidas pequeñas, debe mantenerse activo y debe enseñarse al niño cómo lavarse las manos adecuadamente, especialmente cuando hay una enfermedad en la casa.

Mantenga a su niño pequeño en posición vertical durante el vómito

Cuando un niño pequeño está vomitando, debe mantenerse en posición vertical o acostado sobre su estómago o costado. Esto puede ayudar a evitar que inhalen el vómito en las vías respiratorias superiores y los pulmones. A la hora de la siesta o la hora de acostarse, se debe permitir que el niño duerma en la posición que le resulte más cómoda. Al niño pequeño no se le deben dar alimentos sólidos dentro de las primeras 24 horas después de vomitar.

Asegúrese de que su niño esté hidratado

Los vómitos constantes pueden causar deshidratación en su niño pequeño. Es importante asegurarse de que su niño beba a menudo y se mantenga bien hidratado. Beber pequeñas cantidades de líquidos con frecuencia funciona mejor para su niño pequeño. Al principio, se debe preparar a su hijo para que tome sorbos de agua a intervalos cortos y se le permita beber tanto líquido como lo desee. Se les debe alentar a beber líquidos extra o chupar helados con sabor. Sin embargo, a su niño pequeño no se le debe dar jugo de frutas o bebidas gaseosas, ya que contienen exceso de azúcar y poca cantidad de electrolitos, que el cuerpo pierde a través del vómito. El refresco dietético carece de calorías que el niño necesita para obtener energía. Si los vómitos del niño se vuelven severos o prolongados, el médico puede recomendar una solución electrolítica de venta libre disponible en forma líquida o en forma de hielo. El médico también puede recomendar un producto electrolítico en particular en dosis apropiadas para el peso y la edad del niño. Generalmente se recomienda la solución de rehidratación oral (SRO) en dicha situación.

Evite darle alimentos sólidos a su niño dentro de las 24 horas de vómitos

El niño debe mantenerse alejado de los alimentos sólidos durante las primeras 24 horas después del episodio de vómito. Una vez que su niño deje de vomitar, los padres deberían empezar a darles alimentos regulares. A su niño pequeño solo se le deben dar aquellos alimentos sólidos que ya haya comido antes. Los alimentos como caldos, galletas, sopas suaves, arroz, pan tostado, panes y puré de papas se le deben dar al niño pequeño. El cereal combinado con leche o agua también se le puede dar a su niño pequeño para reemplazar los líquidos perdidos. Deben evitarse alimentos ricos en fibra y alimentos que contienen mucha azúcar.

Esté preparado antes de llevar a su niño a viajes largos

Cuando los vómitos en el niño son causados ​​por cinetosis entonces los padres deben detenerse frecuentemente durante el viaje para darle al niño la oportunidad de calmar su barriga y tomar un poco de aire fresco. A los niños pequeños también se les debe dar un pequeño paquete de refrigerio al comienzo del viaje para mantener su estómago lleno y hacer beber abundantes líquidos durante el viaje para evitar que se deshidraten. A su niño también se le pueden dar ciertos medicamentos para el mareo, pero solo después de consultar a un médico.

Mantenga las sustancias tóxicas lejos del alcance de su niño pequeño

Si los padres sospechan que su niño tragó algo tóxico que está causando el vómito, deben buscar asistencia médica inmediata. Si los padres han sido capaces de identificar la sustancia tóxica, como un medicamento que está causando vómitos en su niño, entonces deben informar al médico acerca de la misma. Las medicinas siempre deben mantenerse en lugares que son imposibles de alcanzar para un niño pequeño. Las medicinas deben incluso desecharse en lugares inaccesibles para su niño.

¿Se deben administrar medicamentos al niño para tratar el vómito?

Al niño pequeño no se le debe dar ningún medicamento recetado o de venta libre contra las náuseas hasta su doctor lo recomienda. Además, los medicamentos que contienen aspirina nunca deben administrarse a un niño. La aspirina puede hacer que los niños sean más susceptibles a una enfermedad rara y potencialmente mortal llamada síndrome de Reye.

¿Cuándo debe llamarse el médico cuando su niño tiene vómitos?

Los padres deben contactarse con un médico inmediatamente si los vómitos de su niño no mejoran y los síntomas se agravan en frecuencia o severidad. Además, también se debe llamar al médico si el niño desarrolla deshidratación. Algunos síntomas comunes de la deshidratación severa son fatiga, sed excesiva, menor producción de orina, ojos hundidos, manos y pies fríos y manchados, problemas respiratorios, mareos aturdimiento y somnolencia excesiva. Si hay sangre o un líquido amarillo verdoso en el vómito, y si su niño experimenta hinchazón y sensibilidad en el abdomen y dolor abdominal severo, se debe buscar ayuda médica con prontitud.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment