¿Se puede revertir la gammapatía monoclonal o de MGUS de significado indeterminado?

La gammapatía monoclonal de importancia indeterminada no es una afección maligna, pero a lo largo del tiempo puede volverse maligna. La enfermedad se caracteriza por la presencia de proteína monoclonal (M), células plasmáticas clonales y la ausencia de células cancerosas linfoplasmocíticas. MGUS en ciertos casos puede convertirse en neoplasias sanguíneas.

¿Se puede revertir la gammapatía monoclonal o de MGUS de significado indeterminado?

La gammapatía monoclonal de importancia indeterminada no se puede revertir y la progresión de la enfermedad no se puede controlar.

La proteína M detectará a muchos pacientes diagnosticados de gammapatía monoclonal de importancia indeterminada mientras analizan otras enfermedades. En los pacientes que presentan síntomas de dolor en los huesos, pérdida de peso inexplicable e hiperviscosidad, estos pacientes a menudo sufrirán de mieloma múltiple, amiloidosis u otros trastornos sanguíneos graves.

Las pruebas realizadas para gammapatía monoclonal incluyen electroforesis de proteínas séricas (SPEP), inmunofijación sérica y cadenas ligeras libres (FLC). A esto le sigue la electroforesis de proteínas en la orina. Estas pruebas son muy sensibles y detectan la proteína M de manera eficiente en pacientes con LPM.

Los pacientes que no tienen ningún síntoma de la enfermedad no se recomiendan para el análisis de rutina para MGUS. No existe un tratamiento o prevención de la gammapatía monoclonal de importancia indeterminada, por lo que los médicos no recomiendan el análisis de la proteína M La mayoría de las personas a las que se les realizó la prueba de MGUS no se diagnostican clínicamente, solo los pacientes que están en riesgo y que han desarrollado síntomas de enfermedades relacionadas deben ser propuestos para el diagnóstico regular de proteína M

Una vez que se detectan las proteínas M, se determina la explicación de las proteínas M ya sea debido a LPM u otras afecciones médicas. MGUS se confirma mediante hemograma completo, calcio sérico, creatinina, FLC, inmunofijación y electroforesis de proteínas en orina de 24 horas.

La gammapatía monoclonal de importancia indeterminada se puede clasificar de la siguiente manera:

Inmunoglobulina M (IgM) MGUS . El suero indica la presencia de proteína monoclonal IgM <3 gm / dL. Aparte de esto, a los pacientes se les diagnostica síntomas de hiperviscosidad, linfadenopatía o hepatoesplenomegalia que indican un trastorno linfoproliferativo.

No IgM MGUS . El suero indica proteína monoclonal (tipo no IgM) <3 gm / dL. No habrá ningún síntoma de hipercalcemia, insuficiencia renal, anemia y lesiones óseas.

Cadena Ligera MGUS . Durante la inmunofijación, habrá una mayor cantidad de cadenas ligeras y no se podrá ver la expresión de cadenas pesadas. Los síntomas no indican daño en el órgano terminal que puede atribuirse al trastorno proliferativo de las células plasmáticas.

Si bien no existe tratamiento para ciertas neoplasias malignas linfoproliferativas, como el mieloma múltiple, el diagnóstico temprano puede ayudar a prevenir complicaciones, mejorar los síntomas y aumentar el tiempo de supervivencia. Los médicos solicitan informes de laboratorio de hemograma completo, SPEP, FLC, calcio y creatinina de pacientes. Los pacientes que están desarrollando la complicación de la enfermedad en forma de disminución de la densidad ósea, lesión ósea, cardiomiopatía o disminución del recuento de glóbulos rojos tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades malignas en la sangre.

Como se discutió, los pacientes mayores tienen un mayor riesgo de desarrollar mieloma múltiple después de una gammapatía monoclonal de importancia indeterminada; estos pacientes (mayores de 85 años) no necesitan un seguimiento.

En el 50% de los pacientes diagnosticados, habrá un rápido aumento de la proteína M en suero. Esto genera preocupación entre los pacientes y los médicos sobre el riesgo de posibles tumores malignos. El diagnóstico se vuelve muy difícil cuando hay cambios constantes en los parámetros de laboratorio de hemoglobina, calcio o creatinina.

El diagnóstico de gammapatía monoclonal de importancia indeterminada crea estrés psicológico en los pacientes si existe la posibilidad de desarrollar malignidad y una disminución en la tasa de supervivencia. El pánico provocado debe manejarse con el máximo cuidado por parte de familiares y amigos y, si es necesario, debe buscarse atención médica para eliminar o reducir el estrés.

Conclusión

A los pacientes a los que se les diagnostica MGUS se les recomienda realizar exámenes de detección regulares a intervalos de 6 meses para monitorear la progresión de la enfermedad y buscar atención médica para un tiempo de supervivencia más prolongado. Se aconseja a los pacientes que se les controle el hemograma, SPEP, FLC, calcio y creatinina. Los pacientes que están en riesgo de desarrollar trastornos linfoproliferativos y presentan síntomas de anemia , cardiomiopatía , hipercalcemia, diarrea o neuropatía deben tener su seguimiento regular de las visitas y la prueba. Otros pacientes sin síntomas, pero con riesgo de aumentar las proteínas M. y desarrollar trastornos proliferativos, pueden controlarse anualmente.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment