¿Cómo se trata la linfadenitis mesentérica?

La linfadenitis mesentérica es una condición por la cual los ganglios linfáticos del mesenterio están inflamados. Los ganglios linfáticos ayudan a su cuerpo a luchar contra las enfermedades al atrapar y destruir cualquier agente patógeno que ataca su cuerpo. Los ganglios linfáticos inflamados generalmente se encuentran en la membrana entre el intestino y la pared abdominal. En la mayoría de los casos, este trastorno se produce debido a una infección intestinal como la gripe estomacal. La linfadenitis mesentérica suele ser leve y apenas causa complicaciones graves. Sin embargo, si experimenta dolores abdominales severos repentinos, debe asegurarse de visitar a un médico para recibir el tratamiento adecuado. La linfadenitis mesentérica afecta comúnmente a niños y adolescentes. También se le conoce como adenitis mesentérica.

La linfadenitis mesentérica no es una enfermedad grave. Por lo tanto, puede curarse por sí solo en unos pocos días sin necesidad de tratamiento. Sin embargo, si la causa subyacente de la enfermedad es una infección bacteriana, se debe administrar una prescripción de antibióticos para matar la bacteria. Para el manejo del dolor, el paciente puede tomar medicamentos de venta libre como el ibuprofeno. Aparte de eso, basta con cuidados generales de apoyo, incluida la hidratación.

El tratamiento de la linfadenitis mesentérica es importante en los casos graves para evitar posibles complicaciones como:

  • Deshidratación por diarrea y vómitos frecuentes .
  • Absceso (pus) en el abdomen.
  • La peritonitis , aunque rara, es una condición que afecta la membrana que rodea el exterior de los órganos en el abdomen.
  • Sepsis, que es el resultado del exceso de trabajo del sistema inmunológico al tratar de combatir el agente causal (infección) de la linfadenitis mesentérica.

¿Cuándo debe visitar a un médico?

Bueno, el pronóstico general de la condición de linfadenitis mesentérica es que no es grave y mejorará por sí solo con el tiempo. En cualquier caso, debe estar alerta ante cualquier signo de síntomas graves o complicaciones adicionales que puedan surgir. Si experimenta dolores abdominales severos, vómitos y diarrea severos, pérdida de peso y fiebre alta, asegúrese de hacer una cita con el médico. Aparte de eso, debe visitar a un médico para confirmar que realmente padece adenitis mesentérica y no apendicitis grave.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la linfadenitis mesentérica?

Los signos y síntomas de la linfadenitis mesentérica se basan en la causa de la enfermedad en primer lugar. Sin embargo, los síntomas comunes incluyen;

  • Sensibilidad en la piel cerca del abdomen Diarrea
  • Náuseas y vómitos.
  • Fiebre
  • Dolor en la zona abdominal.
  • Malestar general (sensación general de enfermedad)

En otros casos, incluso antes de que uno muestre signos de tener adenitis mesentérica, se puede desarrollar una infección del tracto respiratorio superior. Como resultado, uno desarrolla un dolor de garganta . Los síntomas de esta enfermedad a menudo ocurren en la parte inferior del abdomen derecho, que se asemeja a los síntomas de la apendicitis. Sin embargo, la linfadenitis mesentérica es menos grave en comparación con la apendicitis .

Diagnóstico de la linfadenitis mesentérica

El diagnóstico de linfadenitis mesentérica a veces puede ser difícil ya que un paciente puede carecer de síntomas. En otros casos, puede ser difícil diagnosticar si el dolor resultante está muy extendido, lo que dificulta la identificación del lugar del dolor. La forma más fácil de examinar una para esta dolencia es realizar una prueba de imágenes para determinar si los ganglios linfáticos están inflamados. De todos modos, el primer paso para diagnosticar una linfadenitis mesentérica es pasar por el historial médico. Es probable que un paciente que haya tenido recientemente una gripe estomacal u otra infección intestinal haya desarrollado la afección. Además de eso, un examen físico es importante para detectar la sensibilidad, cualquier inflamación o dolor en el área abdominal. Su médico también puede optar por tomar una muestra de sangre para detectar infecciones.

Conclusión

Los médicos tratan la linfadenitis mesentérica con antibióticos y analgésicos para los dolores abdominales. Aparte de eso, el cuidado general de apoyo ayudará a mejorar la condición en poco tiempo. Puede hacerlo asegurándose de descansar lo suficiente, mantenerse hidratado y, a veces, aplicar calor en la zona abdominal para aliviar el dolor. Además, puede adoptar algunos remedios naturales para el tratamiento como el regaliz, la equinácea y el añil silvestre, que tienen numerosos beneficios para la salud.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment