¿Puede el síndrome mielodisplásico causar insuficiencia renal?

El síndrome mielodisplásico es una condición de salud que se presenta debido a un trastorno que se encuentra en las células sanguíneas o cuando las células sanguíneas no funcionan correctamente. El síndrome mielodisplásico ocurre en el material esponjoso presente dentro de los huesos donde se forman las células sanguíneas. El tratamiento de este problema está dirigido a minimizar las complicaciones ocurridas a causa de esta enfermedad. La fase inicial del tratamiento incluye medicamentos, pero en algunas afecciones graves, los médicos también pueden recomendar la quimioterapia o incluso el trasplante de médula ósea . (3)

El síndrome mielodisplásico puede causar insuficiencia renal . Reducir en el recuento de glóbulos rojos funcionales causa anemia y otros problemas relacionados con las células sanguíneas. Estos problemas tienen un impacto directo en las funciones renales que imponen un alto estrés en el riñón. En última instancia, esto conduce a la insuficiencia renal a largo plazo. La única opción de tratamiento para superar este problema es un trasplante de riñón. (1) (2)

Los factores prominentes que pueden aumentar drásticamente el riesgo de contraer síndromes mielodisplásicos son:

Años. Las personas mayores de sesenta años son más propensas a desarrollar este problema.

Exposición a metales pesados. Las personas que están más expuestas a metales pesados ​​como el plomo o el mercurio son más propensas a desarrollar este problema.

Quimioterapia o radioterapia. Las personas que se han sometido a quimioterapia o radioterapia tienen un mayor riesgo de desarrollar síndromes mielodisplásicos.

Exposición a productos químicos. Las personas que están expuestas a sustancias químicas como el humo del tabaco, el benceno o los pesticidas también tienen un mayor riesgo de desarrollar este problema de salud. (3)

Algunas de las complicaciones comunes asociadas con los síndromes mielodisplásicos son las siguientes:

La anemia . Cuando el recuento de glóbulos rojos se reduce en el cuerpo, conduce a la anemia, lo que hace que uno se sienta agotado y cansado.

Infecciones recurrentes. Tener un recuento muy limitado de glóbulos blancos aumenta el riesgo de infecciones graves.

Hemorragia continua. Caída en el número de plaquetas en la sangre deja de sangrar; Esto puede llevar a un sangrado continuo.

Riesgo de cáncer. Aunque es muy raro, se ha observado que las personas que padecen síndromes mielodisplásicos también pueden desarrollar cáncer en la sangre, también conocida como leucemia. (3)

Diagnóstico del síndrome mielodisplásico

Los médicos preguntan sobre los antecedentes familiares del paciente, realizan un examen físico y prescriben algunas pruebas para identificar este problema relacionado con la sangre. Las pruebas que se prescriben para diagnosticar este problema incluyen:

Análisis de sangre. Los médicos pueden prescribir una serie de análisis de sangre para identificar el recuento de glóbulos rojos, glóbulos blancos y el recuento de plaquetas. Junto con el recuento, la prueba también predice el cambio en la forma y el tamaño de las células sanguíneas.

Prueba de médula ósea. Para realizar una prueba de médula ósea o una biopsia, se usa una aguja fina para extraer una pequeña muestra de médula ósea líquida. Luego, esta muestra se examina en el laboratorio para análisis adicionales para identificar la anomalía (si está presente). (4)

Síntomas del síndrome mielodisplásico

Es muy raro que los síndromes mielodisplásicos muestren algún síntoma en la fase inicial. Con el tiempo, el paciente experimentará los siguientes síntomas, tales como:

  • Disnea
  • Palidez en el cuerpo
  • Fatiga
  • Caída en el recuento de plaquetas que conduce a sangrado repentino
  • Propenso a la infección

Tratamiento del síndrome mielodisplásico

Como los síndromes mielodisplásicos están relacionados con las células sanguíneas que no pueden ser reemplazadas o un trasplante, por lo tanto; no se ha identificado ninguna cura efectiva de este problema hasta la fecha. La única solución es controlar los síntomas dolorosos de sangrado continuo, fatiga e infecciones.

Los médicos pueden solicitar someterse a exámenes de sangre frecuentes para identificar la condición de diferentes células sanguíneas en el cuerpo y, en consecuencia, prescribir medicamentos para el mismo. Los médicos vigilan constantemente el estado del paciente y, en consecuencia, realizan el tratamiento para evitar cualquier daño adicional en el cuerpo.

Junto con la medicación, también es necesario realizar algunos cambios saludables en el estilo de vida en su rutina diaria para mantener una buena salud. Los cambios en el estilo de vida son muy simples, como los ejercicios regulares, la ingesta de una dieta balanceada, evitar el alcohol o fumar y, sobre todo, tener una perspectiva positiva hacia la vida; Todo esto ayuda a que el cuerpo sea saludable. (4)

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment