¿Qué comer y evitar cuando tienes el síndrome de Hunter?

El síndrome de Hunter es un trastorno genético raro caracterizado por la producción reducida de una enzima iduronato 2-sulfatasa. Esta enzima juega un papel importante en la descomposición de las moléculas complejas. Da lugar a la deposición de moléculas complejas en varias partes del cuerpo. Es causada por la transmisión de genes defectuosos a través de los cromosomas X de la madre a sus hijos. Sus síntomas incluyen una cabeza agrandada, labios gruesos, nariz gruesa, diarrea crónica, comportamiento agresivo, retraso en el desarrollo y muchos más. No hay cura para esta enfermedad.

¿Qué comer cuando tienes el síndrome de Hunter?

Las fibras son la mejor fuente de energía y satisfacen el hambre y aumentan la sensación de plenitud en el estómago. Los ejemplos de alimentos ricos en fibra son granos enteros, frutas frescas, verduras, nueces, aguacates, etc.

Frutas y verduras: las frutas y verduras frescas son fuentes ricas en fibras, carbohidratos simples y muchas vitaminas y minerales. Son una fuente fácil de energía. Su consumo puede ayudar a mantener los niveles de azúcar en el cuerpo. Deben ser frescos y no procesados ​​para disfrutar de sus efectos benéficos.

Ensaladas saludables: las ensaladas con vinagre, jugo de limón y salsa son fáciles de digerir y nutritivas. Debe evitarse la ensalada cremosa ya que también proporcionan grasas complejas.

Las grasas omega-3: las grasas omega-3 son la fuente de energía más saludable. Se encuentran en los suplementos de aceites de pescado, aceite de soja y semillas de lino . Las grasas omega 6 se encuentran comúnmente en el aceite de girasol, aceite de maíz, nueces, aceite de canola y aceite de oliva . Estas grasas son grasas insaturadas y contribuyen mucho a la salud del corazón. (1)

¿Qué evitar cuando tienes el síndrome de Hunter?

Grasas no saludables: tanto las grasas trans como las grasas saturadas no son buenas para las personas con síndrome de Hunter. Aumentan las moléculas complejas en el cuerpo. La grasa saturada está presente en los productos animales y la grasa Trans está disponible en pasteles, galletas, pasteles y otros productos empacados. Para la buena salud del corazón, estos productos deben ser evitados.

Sodio: las altas cantidades de sodio en la dieta no son saludables para las personas con síndrome de Hunter. Aumenta la presión arterial y puede complicar la condición.

Carbohidratos complejos: la harina refinada, los alimentos empacados, los artículos fritos como las papas fritas o la pizza o las hamburguesas pueden acelerar la acumulación de moléculas complejas en varias partes del cuerpo. Deben evitarse. (1)

Las formas correctas de comer

El desayuno se debe consumir poco después de levantarse por la mañana antes de las 10 am. El desayuno no debe saltarse.

Cambie a comidas pequeñas cada 3 a 4 horas para mantener las actividades metabólicas en marcha. Mantendrá altos los niveles de energía.

El síndrome de Hunter o MPS II es una de las enfermedades metabólicas hereditarias que provienen de los cromosomas X que pasan de la madre a sus hijos. Afecta a los hombres más que a las mujeres. Los genes defectuosos en los cromosomas X perturban la producción de la enzima iduronato 2-sulfatasa. Esta enzima es necesaria para metabolizar ciertos carbohidratos y grasas complejos. Causa la deposición de exceso de carbohidratos complejos en el esqueleto, las articulaciones, el corazón, el bazo, el cerebro, la médula espinal y el hígado. Se impone un daño significativo a estos órganos.

Los síntomas del síndrome de Hunter no están presentes desde el nacimiento. Se desarrolla después de los 2 a 4 años de edad, ya que una cantidad significativa de moléculas complejas se depositan en las diferentes partes del cuerpo. Estos síntomas son una cabeza agrandada, labios gruesos, voz ronca, crecimiento atrofiado, articulaciones rígidas, etc. La modificación de la dieta puede retardar el depósito de moléculas complejas en el cuerpo. (2)

Conclusión

El síndrome de Hunter conduce a la deposición de moléculas complejas de azúcar y grasa en el cuerpo. La modificación de la dieta puede reducir el ritmo de deposición de moléculas complejas en el cuerpo. Deben incluirse las fibras, las frutas frescas, las verduras y otros que se mencionaron anteriormente, y el sodio, los carbohidratos complejos y las grasas no saludables deben evitarse en el síndrome de Hunter.

Referencias:  

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment