Fractura de maléolo medial: causas, síntomas, tratamiento, tiempo de recuperación, diagnóstico

La parte inferior de la pierna tiene dos huesos, la tibia en el lado interno y el peroné en el lado externo. Ambos huesos terminan con un bulto en el lado interno y externo conocido como maléolo medial y lateral. La fractura del maléolo medial, cuando es causada por una ruptura en la estructura ósea, produce una protuberancia en la parte interna del tobillo. La protuberancia o inflamación después de la fractura de la articulación del tobillo o maléolo medial se encuentra en la parte más baja de la tibia en el lado interno de la articulación del tobillo. Dicha fractura de la articulación del tobillo también se denomina fractura de tobillo o fractura de tobillo medial (interior). El maléolo medial es una parte de la articulación del tobillo y el extremo inferior de la parte inferior de la pierna conocido como tibia. El hueso maléolo medial se siente fácilmente con las manos en la parte interna del tobillo. El maléolo medial es una parte de la articulación del tobillo y la fractura del tobillo es común, con una incidencia de 174 casos por 100,000 adultos por año. 1

Anuncio

La forma en que se rompe el hueso define los tipos de fractura del maléolo medial. La fractura de maléolo medial suele ser parte de otras lesiones o fracturas de otros huesos, mientras que a veces también puede ser una fractura aislada. Las fracturas de tobillo son una de las fracturas más comunes de las extremidades inferiores y alrededor del 9% de todas las fracturas. A veces, el maléolo interno puede lesionarse y desarrollar una grieta, pero los huesos no se separan, lo que se denomina fractura capilar o fractura por estrés. Hay casos publicados que sugieren que la fractura del tendón de Aquiles puede estar asociada con la fractura del hueso del maléolo medial. 2Se observa un corto tiempo de curación y recuperación en el paciente que tuvo una intervención quirúrgica temprana. 3

Tipos de fractura de maléolo medial:

Fractura de la línea del cabello: la fractura del maléolo medial de la línea del cabello es una grieta en la capa superficial del hueso. El hueso no se rompe en fragmentos. La fractura capilar también se conoce como fractura por estrés. La curación lleva poco tiempo.

Tipos de fractura del maléolo medial de la línea del cabello –

  • Fractura de maléolo medial transversal: es una ruptura horizontal en la prominencia ósea o maléolo medial.
  • Fractura del maléolo medial oblicuo: en este caso, la ruptura es oblicua en la esquina del maléolo medial y generalmente se debe a una lesión rotacional y también puede estar asociada con una lesión en el peroné.
  • Fractura de maléolo medial vertical: la fractura de maléolo medial vertical ocurre debido a una ruptura vertical en el hueso y también puede afectar la parte principal de la articulación del tobillo.
  • Fractura del maléolo medial no desplazado: la grieta en el hueso se extiende por todo el espesor del hueso. Los fragmentos de fractura están alineados y no separados.

Tipos de fracturas de maléolo medial no desplazadas: –

  1. Fractura transversal
  2. Fractura oblicua
  3. Fractura vertical

Fractura desplazada: la grieta en el maléolo medial se extiende a lo largo de todo el espesor del hueso. Los dos fragmentos de fractura están separados.

Tipos de fractura desplazada

  • Fractura transversal
  • Fractura oblicua
  • Fractura vertical

Fractura por avulsión: la articulación del tobillo está apoyada por varios ligamentos y el tendón de Aquiles. La fractura por avulsión del maléolo medial se asocia con lesión o desgarro del ligamento de la articulación del tobillo y el tendón de Aquiles. En la mayoría de los casos, el fragmento óseo se fractura con un desgarro en el ligamento que está unido a fragmentos óseos.

Fractura conminuta: en este caso, la fractura del maléolo medial produce múltiples fracturas en los huesos. Los múltiples fragmentos de fractura pueden dispersarse (desplazarse) o alinearse (sin desplazamiento).

Fractura compuesta: la fractura se conoce como fractura compuesta cuando el hueso fracturado se expone a la atmósfera debido a un corte profundo en la piel y el tejido subcutáneo. La fractura compuesta puede dar lugar a fragmentos óseos triturados o desplazados.

Factores de riesgo que pueden influir en la fractura del maléolo medial:

Edad: las personas de edad avanzada con frecuencia caen debido a enfermedades que afectan el equilibrio y resultan en una caída frecuente.

Causas de la fractura del maléolo medial

La fractura de maléolo medial o la fractura de tobillo es más común en hombres jóvenes y mujeres mayores.

Causas de la fractura del maléolo medial:

  • Osteoporosis: la osteoporosis es una enfermedad que produce una disminución de la concentración de calcio. El uso excesivo de la articulación del tobillo o la torcedura del pie y el tobillo pueden causar fractura del maléolo interno.
  • Estrés excesivo en las articulaciones del tobillo: correr o caminar largas distancias con regularidad agrega estrés en la articulación del tobillo que resulta en un movimiento descoordinado de la articulación. Tal desequilibrio en la actividad de la articulación provoca la transmisión del peso de la parte superior del cuerpo a través de la articulación y puede provocar una fractura por estrés en el maléolo medial. 4

Lesiones-

  • Caída doméstica: la caída doméstica es causada por tropezar con una alfombra o escalera, resbalándose en el hielo fuera de la casa en la entrada o caer después de pisar una superficie aceitosa resbaladiza.
  • Accidente automovilístico: el accidente automovilístico que resulta en una colisión provoca un impacto hacia el interior de la parte delantera del automóvil. El pie izquierdo que descansa en el piso o el pie derecho en el acelerador se golpea y se atasca, lo que resulta en una rotación de fuerza forzada, hiper flexión o articulación del tobillo muy extendida. Tal movimiento articular puede causar fractura del maléolo medial.
  • Lesiones en el trabajo : algunas de las causas de la fractura del maléolo medial también están relacionadas con el golpe directo en la articulación del tobillo o en el lado interno de la articulación del tobillo mientras se trabaja moviendo un objeto. Tal impacto directo causa la fractura del maléolo medial. A veces, el movimiento repetido de la articulación del tobillo en el trabajo puede causar una fractura por estrés del maléolo medial.
  • Lesiones deportivas: los deportes que involucran torceduras y giros repentinos de la parte inferior de la pierna y el pie pueden causar lesiones en la articulación del tobillo, lo que puede ocasionar una fractura medial del maléolo. La mayoría de las fracturas de maléolo medial ocurren en individuos que participan en deportes de contacto profesionales.

Los síntomas de la fractura del maléolo medial

Síntomas observados después de fractura de maléolo medial: –

  • Dolor
  • Moretones
  • Articulación del tobillo rígido
  • Rango restringido de movimiento de la articulación del tobillo.
  • Sensibilidad articular e hinchazón
  • Dificultades de ambulación

Dolor: el dolor se localiza alrededor del maléolo medial o del lado interno de la articulación del tobillo. El dolor por fractura de maléolo medial puede empeorar al girar el tobillo hacia adentro o hacia afuera con dificultad para pararse o caminar. Después de una lesión, el dolor y la hinchazón del área es el síntoma más común de la fractura de maléolo medial. Los síntomas como dolor después de la fractura de maléolo medial se desarrollan en unos pocos días cuando la fractura es causada por el estrés repetido que resulta en la fractura por estrés. El dolor causado por la fractura del maléolo medial se siente alrededor de la articulación del tobillo, pero el dolor de mayor intensidad se localiza en el lado medial. Inicialmente, los síntomas de fractura de maléolo medial debido a lesiones repetidas o estrés son perceptibles después de la actividad o el ejercicio. El dolor es extremadamente intenso inmediatamente después de una lesión que resulta en una fractura desplazada, conminuta o compuesta.

Moretones: los moretones son un signo de propagación de sangre debajo de la piel. La torsión y giro de la articulación del tobillo da como resultado un traumatismo de los tejidos blandos y la fractura del maléolo interno. El trauma de los tejidos blandos provoca sangrado debajo de la piel. El sangrado se produce después de la acumulación de sangre conocida como hematoma debajo de la piel, tejido subcutáneo y músculos. La sangre que se disemina en el tejido subcutáneo se infiltra en la sección de la dermis de la piel y causa una decoloración púrpura de la piel. Por lo tanto, la piel se ve púrpura y la condición es conocida como moretones.

Articulación rígida del tobillo: sin embargo, durante un período de tiempo, el dolor puede empeorar y puede estar presente incluso después de actividades de bajo impacto como caminar y, finalmente, incluso en reposo. El tobillo puede parecer rígido y también se puede notar algo de hinchazón.

Rango restringido de movimiento de la articulación: el rango de movimientos de la articulación del tobillo está restringido debido al dolor y al mal funcionamiento de la articulación secundario al segmento de fractura que interfiere con el movimiento de la articulación. Se observa dolor al mover o girar el tobillo.

Inflamación y sensibilidad de las articulaciones: la articulación del tobillo está inflamada y sensible. La hinchazón se debe a la inflamación del tejido y al coágulo de sangre (hematoma) que se disemina en el tejido subcutáneo. 
Dificultad de ambulación: el individuo no puede poner peso en el tobillo y no puede caminar con el bastón y el andador. La mayor parte de la ambulación depende del uso de la silla de ruedas.

Diagnóstico De La Fractura De Maléolo Medial

El diagnóstico de fractura de maléolo medial se puede realizar en función de la historia clínica, el examen clínico y la lectura de las imágenes después de los estudios radiológicos.

Historial de lesiones y síntomas: el historial a menudo revela un accidente, una caída o una lesión deportiva, mientras que se puede sospechar una fractura por estrés en el dolor a largo plazo que aumenta lentamente.

Examen: el examen confirma el dolor, la ternura y la hinchazón. Los resultados se evalúan para comprender si se trata de una lesión de tejido blando o una fractura. El examen confirma si la fractura es fractura compuesta o fractura cerrada.

Investigaciones: las investigaciones realizadas en su mayoría para diagnosticar fracturas y lesiones de tejidos blandos son estudios radiológicos y ecografías de la articulación del tobillo.

Estudios radiológicos 5 –

Rayos X: los rayos X confirman una ruptura en el hueso y también dan una idea sobre el tipo y la gravedad de la fractura de maléolo medial. Los rayos X distinguen el tipo de fractura como la tensión, el no desplazamiento, el desplazamiento y la fractura conminuta.

Tomografía computarizada : las imágenes de tomografía computarizada (TC) muestran fracturas así como lesiones de tejidos blandos como fracturas de tendón, sangrado y desgarro muscular. La tomografía computarizada muestra una vista tridimensional y mejores imágenes del tipo de fractura

IRM : las imágenes de resonancia magnética muestran imágenes similares a la tomografía computarizada.

Anuncio

Ultrasonido examen de ultrasonido Examination- muestra imágenes de coágulo de sangre, tendón y lesiones musculares.

Examen de sangre: el recuento de glóbulos blancos se eleva si hay una infección alrededor del área de la fractura.

Anuncio

Tratamiento de la fractura de maléolo medial

En caso de una nueva lesión en la articulación del tobillo, que resulte en una posible fractura del maléolo medial, se necesita tratamiento de emergencia.

Fractura de la línea del cabello: fractura de la línea del cabello del maléolo interno no necesita cirugía y se trata principalmente con aparatos ortopédicos y analgésicos.

Fractura no desplazada estable: esta fractura del maléolo medial también se trata inicialmente con tratamiento conservador y yeso.

Fractura inestable desplazada: la fractura inestable desplazada de maléolo medial muestra un segmento de fractura inestable y una brecha sustancial entre el fragmento posiblemente causado por el tejido que se encuentra entre el fragmento. Dicha fractura exige la aproximación de los fragmentos fracturados para una correcta alineación y curación.

Fractura de maléolo medial y tendón de Aquiles desgarrado: esta lesión necesita cirugía para corregir la fractura y reparar el desgarro del tendón de Aquiles. Estas lesiones múltiples requieren asistencia médica inmediata.

Fractura compuesta: la lesión grave que se produce después de un accidente de trabajo o de automóvil causa división en la piel y los tejidos blandos que protegen la articulación y el hueso. Tal lesión expone los huesos a la atmósfera y puede infectarse. La fractura compuesta necesita una cirugía extensa para reparar la piel, el tejido subcutáneo, el tendón muscular y los huesos de la fractura.

Opciones de tratamiento para tratar la fractura del maléolo medial

El tratamiento de la fractura de maléolo medial incluye tratamiento conservador (no quirúrgico), medicamentos y tratamiento quirúrgico. La selección del tratamiento depende del tipo y la gravedad de la fractura del maléolo medial y del estado del paciente.

Tratamiento conservador: se recomienda un tratamiento conservador para la fractura de maléolo medial hasta que se completen los estudios radiológicos. El tratamiento conservador también es beneficioso para tratar la fractura del maléolo medial de la línea del cabello. Por lo general, el tratamiento conservador de la fractura de maléolo medial se recomienda para lesiones menos graves y sin complicaciones. La fractura inestable con fragmento de fractura ósea que no está fuera de lugar se puede manejar bien con tratamiento conservador o no quirúrgico. También se puede recomendar un tratamiento conservador cuando los fragmentos de huesos fracturados son demasiado pequeños para ser reparados quirúrgicamente. Por lo general, el peso sobre la pierna fracturada debe evitarse durante al menos 6 semanas, después de lo cual, depende de la curación de la fractura. Se pueden tomar controles regulares y radiografías repetidas para verificar la curación y detectar cualquier cambio de posición de la fractura.

Terapia de calor: el calor dilata los vasos sanguíneos y puede causar un aumento del sangrado. En la mayoría de los casos de fractura del maléolo interno, se evita la terapia de calor durante la fase inicial. El calor ayuda a reducir el dolor durante la fase de curación de la lesión después de la cirugía y de 5 a 7 días después de la lesión.

Terapia de frío : se puede hacer hielo para el dolor y la hinchazón. La formación de hielo es más efectiva durante la fase inicial para prevenir la inflamación de los tejidos blandos lesionados. La formación de hielo también reduce el sangrado y la pérdida de sangre. En la mayoría de los casos, la aplicación inmediata de hielo ayuda a reducir el hematoma y los moretones.

Descanso y elevación de la pierna: se recomienda al paciente que descanse y mantenga la pierna elevada si la lesión ha causado una fractura capilar o una fractura no desplazada de maléolo interno.

Aparatos ortopédicos: la fractura del maléolo medial de la línea del cabello se trata con analgésicos y aparatos ortopédicos.

Fractura de cabellera y maléolo medial no desplazado en paciente activo tratado con la colocación de yeso sobre el tobillo.

Medicamentos-

Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos: el tratamiento de la fractura de maléolo medial también incluye el uso de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Los AINE ayudan a reducir la inflamación y la hinchazón de la articulación. Los AINE también disminuyen la secreción de la enzima prostaglandina que ayuda a reducir el dolor.

Tylenol: el dolor leve a moderado se trata con tylenol. Tylenol también se usa en lugar de AINE si el paciente presenta dolor de estómago después de tomar AINE.

Opioides: el dolor intenso que no responde a los AINE y el Tylenol se trata con opioides. La terapia con opioides está restringida por 2 a 3 semanas, ya que un estudio reciente sugiere que la dependencia y adicción causan opioides.

Antibióticos: la infección es rara en casos de fractura cerrada de maléolo medial. La infección se observa después de la cirugía y en pacientes con fractura compuesta sostenida. La infección se trata con antibióticos. La elección de los antibióticos depende del tipo de infección bacteriana.

Terapia física: se recomienda la terapia física después de la cicatrización de la herida. La fisioterapia ayuda a rehabilitar y también ayuda a recuperar la fuerza muscular y también a mejorar la movilidad articular.

Cirugía: el tipo de cirugía recomendada depende de la gravedad de la lesión y las complicaciones. Las opciones de tratamiento quirúrgico dependen del tipo de lesión. y fragmentos óseos, la mayoría de las correcciones quirúrgicas se realizan mediante tornillos, placas y opciones de cableado. Las posibles complicaciones de la cirugía de fractura de maléolo medial incluyen el riesgo de infecciones y retraso en la cicatrización.

¿Cuándo es necesario el tratamiento quirúrgico para la fractura del maléolo medial?

Fragmentos de fractura mal alineados: generalmente se recomienda el tratamiento quirúrgico de la fractura de maléolo medial cuando la fractura está fuera de lugar o mal alineada.

Tratamiento conservador fallido: el tratamiento quirúrgico también se considera después de un tratamiento conservador fallido cuando los fragmentos de fractura del hueso no están alineados ni fusionados.

Fractura compuesta: la fractura del maléolo medial compuesto se trata con cirugía abierta.

Riesgo de falta de unión: a veces, incluso si la fractura no está fuera de lugar, pero si parece existir un riesgo de falta de unión o si los pacientes son muy activos, se puede considerar la cirugía. La cirugía se realiza a menudo para alinear y estabilizar los huesos.

Opciones de tratamiento quirúrgico

Fijación externa

Inserción de alambres: la cirugía de fijación externa para el tratamiento de la fractura de maléolo medial se realiza bajo anestesia local y sedación. La radiografía o la tomografía computarizada se utilizan para detectar los fragmentos de fractura. El alambre pasa a través de la piel hacia los fragmentos de fractura. Los fragmentos se tiran para alinearlos tanto como cerca de la posición anatómica. Luego se aprieta el alambre para mantener unido el fragmento de fractura. La radiografía periódica se realiza para asegurarse de que los fragmentos no estén separados. La curación depende de la proximidad de los fragmentos de fractura.

Tornillos externos y estabilización de fragmentos: la cirugía se realiza con sedación y anestesia local. En lugar de cables, los tornillos se insertan en fragmentos de fractura. El extremo externo de los tornillos está conectado a la varilla externa que tira del fragmento de fractura hasta que los extremos del fragmento están cerca y más en la posición anatómica normal.

Fijación interna

Inserción de alambres: la fijación interna implica una pequeña incisión en la piel. El procedimiento se realiza bajo sedación o anestesia. La radiografía se utiliza para identificar fragmentos fracturados. El cable pasa a través de fragmentos y los fragmentos se acercan apretando el cable. Una vez que se observa la reducción aceptable de la fractura en la radiografía, el alambre se entierra bajo el tejido subcutáneo y la piel se cierra con suturas.

Colocación de tornillos y varillas o placas4: el procedimiento quirúrgico se realiza bajo anestesia. La radiografía se utiliza durante la cirugía. Los fragmentos óseos se alinean entre sí y la posición se mantiene al pasar los tornillos a través de los fragmentos y el otro extremo del tornillo conectado a la barra o placa. Una vez que se acepta la posición, la herida de la piel se cierra.

Reducción abierta

La cirugía de reducción abierta se realiza bajo anestesia espinal o anestesia general. Se toma la incisión adecuada para que se vean todos los fragmentos de fractura. Los fragmentos se juntan y alinean manualmente en posición anatómica. El alambre o tornillo se pasa entre dos huesos fracturados. El otro extremo del tornillo está anclado a la barra o placa. Una vez que los fragmentos de fractura están fijos y no se mueven, la piel se cierra.

Terapia intervencionista

La terapia de intervención para la fractura de maléolo medial se recomienda para el dolor crónico que continúa después de que la herida se haya curado. La terapia conservadora incluye la inyección de cortisona cerca del lugar de la fractura.

Rehabilitación-

La rehabilitación es una parte necesaria del tratamiento de la fractura del maléolo medial. Ya sea que la fractura se trate con tratamiento conservador o quirúrgico, los programas de rehabilitación apropiados promueven una mejor curación. La rehabilitación reduce el riesgo de dolor y complicaciones a largo plazo. El tratamiento de rehabilitación incluye fisioterapia, entrenamiento para hacer trabajo de oficina y técnica adecuada de ambulación, así como entrenamiento para usar el andador y la silla de ruedas hasta que la persona lesionada pueda caminar sin ayuda.

Tiempo de recuperación para fractura de maléolo medial

El tiempo de recuperación para curar la fractura depende del tipo de fractura. La fractura capilar se cura en 6 a 8 semanas. La fractura compuesta después de una cirugía abierta puede tardar mucho tiempo en sanar. El tiempo esperado para sanar es de 12 a 16 semanas. En pocos casos, el tiempo de recuperación puede prolongarse si la persona lesionada sufre una infección de la herida u osteoporosis. Tales casos pueden llevar de 16 a 24 semanas. Sin embargo, en algunos casos, pocas personas lesionadas pueden sufrir dolor crónico. El tiempo de recuperación para mejorar completamente el dolor crónico puede tomar varios meses.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | Dolor[email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment