Bazo

¿Qué causa el infarto esplénico y cómo se trata?

¿Qué es el infarto esplénico?

El bazo es un órgano linfático de nuestro cuerpo situado en el cuadrante abdominal superior izquierdo. La función del bazo es filtrar y almacenar los glóbulos rojos, la producción de glóbulos blancos para la inmunidad y la eliminación de microorganismos, como las bacterias. Si se produce una interrupción del flujo sanguíneo o de la circulación sanguínea hacia el bazo, como una obstrucción en la arteria esplénica o una de sus ramas, se produce una afección conocida como infarto esplénico (muerte del tejido por falta de oxígeno). El infarto esplénico puede ser parcial o completo. El área del bazo afectada por la pérdida de suministro de sangre o, esencialmente, las regiones donde se ha producido la muerte del tejido en el bazo se conoce como infarto esplénico. La interrupción en el suministro de sangre al bazo puede ser causada por un objeto, como un trozo de placa o coágulo de sangre. También podría deberse a infección trauma o ciertas enfermedades. Las regiones del bazo que se ven afectadas por la falta de suministro de sangre mueren ya que no reciben suficiente sangre y oxígeno lo que resulta en infarto esplénico o formación de infarto esplénico. Algunas de las complicaciones serias del infarto esplénico son el absceso esplénico y la ruptura esplénica.

El infarto de esplenio se forma cuando hay privación de flujo sanguíneo a una o más áreas pequeñas dentro del bazo. Como se mencionó anteriormente, el bloqueo en la circulación sanguínea puede deberse a coágulos, afecciones como válvulas cardíacas infectadas, válvulas cardíacas artificiales, estados de hipercoagulabilidad, traumatismo del bazo, cáncer y su metástasis.

  • ¿Qué causa el infarto esplénico?
    • La causa del infarto esplénico es la disminución de la circulación sanguínea hacia el bazo debido a un bloqueo en la arteria esplénica o cualquiera de sus ramas. El bloqueo podría deberse a un coágulo, masa, infección o trauma.
    • Hay muchos factores que aumentan la tendencia a la formación de coágulos, como infecciones como infección por citomegalovirus, mononucleosis infecciosa, malaria o babesiosis, trastornos de la coagulación hereditarios, como el síndrome antifosfolípido, trombofilia, tumores malignos como cáncer de páncreas o metástasis del cáncer, o puede deberse a una combinación de todos los factores anteriores.
    • Hay algunas afecciones como la fibrilación auricular, tener una válvula mitral protésica, endocarditis , foramen oval permeable, embolia paradójica del corazón derecho, embolia del colesterol, injerto aórtico torácico infectado, trombo mural ventricular izquierdo después de un infarto de miocardio e infecciones micobacterianas asociadas con VIH donde hay coagulación de la sangre en una parte del sistema circulatorio y el coágulo de sangre se desprende y viaja a otra parte del cuerpo, que también puede incluir el bazo, lo que conduce a Los trastornos hematológicos benignos, como estados de hipercoagulabilidad, uso de anticonceptivos orales, anticoagulante lúpico, trombosis venosa idiopática, terapia con eritropoyetina, hemoglobinopatías drepanocíticas y policitemia vera también pueden causar infarto esplénico.
    • Algunos trastornos hematológicos como los trastornos mieloproliferativos con esplenomegalia asociada también pueden causar infarto esplénico. Los trastornos hematológicos malignos, como el linfoma, la leucemia o la mielofibrosis también pueden causar infarto esplénico.
    • Otras causas médicas de esplenomegalia como la enfermedad de Gaucher también pueden predisponer o aumentar el riesgo de tener infarto esplénico.
    • La crisis de células falciformes en individuos con anemia falciforme también puede causar infarto esplénico. Esta condición se caracteriza por esplenomegalia y una tendencia a la formación de coágulos. Puede haber infartos esplénicos repetidos en la enfermedad de células falciformes que da como resultado un bazo no funcional (autosplenectomía).
    • Los factores que comprometen directamente la arteria esplénica pueden causar infarto esplénico. Algunos de estos factores incluyen disección aórtica, traumatismos abdominales, torsión de la arteria esplénica y compresión de la arteria esplénica debido a un tumor.
    • La ​​complicación de los procedimientos vasculares también puede causar infarto esplénico.
    • La ​​coagulación intravascular difusa o la vasculitis también pueden causar esplénica infarto.
    • Ciertos medicamentos, como los vasoconstrictores, aumentan la predisposición a la trombosis o el vasoespasmo que conduce al infarto esplénico.
    • Existen algunas afecciones relacionadas con el infarto esplénico, como la granulomatosis con poliangeítis.
    • Colágeno vascular enfermedades o enfermedades autoinmunes también pueden conducir a infarto esplénico.
    • Otras afecciones médicas como la trombosis de la vena esplénica, amiloidosis pancreatitis sarcoidosis síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), cáncer de páncreas y síndrome de shock tóxico posparto también pueden conducir a infarto plenario.
    • Los procedimientos quirúrgicos, como el trasplante de hígado y la pancreatectomía, también pueden causar infarto esplénico.

    Signos y síntomas del infarto esplénico

    Los síntomas dependen de la causa del infarto esplénico y del grado y la gravedad del daño al bazo En algunos casos, el paciente no presenta ningún síntoma de infarto esplénico hasta que haya alcanzado una etapa grave. Algunos de los síntomas comunes del infarto esplénico incluyen:

    • El síntoma más común es dolor intenso y sensibilidad en el abdomen superior izquierdo.
    • El dolor puede irradiarse al hombro izquierdo.
    • Dolor en el flanco izquierdo.
    • Fiebre con escalofríos.
    • Náuseas y vómitos.
    • Dolor en la parte inferior izquierda del tórax.
    • La ​​hipotensión y la taquicardia pueden ser una indicación de un inminente shock hemorrágico por ruptura esplénica.
    • Distensión abdominal.
    • Cambios en el estado mental; puede deberse a un choque séptico que ocurre como resultado de un absceso esplénico, si la causa del infarto esplénico es una bacteria.

    Complicaciones del infarto esplénico

    El infarto esplénico puede provocar complicaciones graves, como absceso esplénico y ruptura esplénica que se describen a continuación:

    Absceso esplénico: El infarto esplénico causado por bacterias puede provocar un absceso esplénico. Los síntomas del absceso esplénico comprenden dolor agudo en la parte superior del abdomen, dolor de hombro irradiado, sensibilidad en la parte superior del abdomen, dolor en la parte inferior izquierda del tórax, vómitos y fiebre. Si no se trata el absceso esplénico, puede provocar sepsis debido a que la bacteria ingresa al torrente sanguíneo y se disemina a otros órganos y tejidos del cuerpo. Si la sepsis no se trata entonces, puede provocar un shock séptico cuando el paciente presenta síntomas, como taquicardia, hipotensión severa y cambios en el estado mental.

    Ruptura esplénica: En algunos casos, el infarto esplénico puede causar la ruptura de el bazo y la hemorragia. El diagnóstico de tipo no traumático de ruptura esplénica es difícil, ya que los síntomas de la ruptura esplénica son similares a la apendicitis, ataque cardíaco o pancreatitis aguda. El síntoma más común de ruptura esplénica es nuevamente dolor en el abdomen superior izquierdo, que puede irradiar hacia el hombro izquierdo. Algunos de los signos comunes son la taquicardia y la hipotensión que pueden ser una indicación de posible choque hemorrágico. Aparte de esto, el paciente también puede tener distensión abdominal con presencia de masa en el abdomen superior izquierdo.

    Investigaciones para diagnosticar el infarto esplénico

    • Se toma la historia clínica y el examen físico del paciente.
    • Tomografía computarizada del abdomen es la investigación común realizada para confirmar el diagnóstico.
    • El ecocardiograma o un soplo cardíaco pueden revelar si el coágulo ha viajado desde el corazón.
    • Hemograma completo (CBC).
    • Panel metabólico completo (CMP).
    • Resonancia magnética (MRI).
    • Angiografía.

    ¿Cómo se trata el infarto esplénico?

    El objetivo del tratamiento del infarto esplénico es tratar la causa subyacente y aliviar el dolor. No hay un tratamiento específico para el infarto esplénico. Inicialmente, el paciente se pone en observación. Los analgésicos y AINE como el ibuprofeno y el naproxeno se administran para aliviar el dolor.

    La cirugía, es decir, la esplenectomía, se realiza solo cuando es necesario, como cuando hay complicaciones solamente, ya que extirpar quirúrgicamente el bazo aumenta riesgo de infecciones post-esplenectomía graves.

    Los pacientes con bazo no funcional deben someterse a una evaluación para la vacunación contra haemophilus, neumococo y bacterias meningocócicas.

    Como se mencionó anteriormente, las complicaciones del infarto esplénico incluyen la ruptura del bazo, absceso esplénico, hemorragia o formación de pseudoquiste. La esplenectomía también es necesaria para los seudoquistes persistentes o si hay múltiples abscesos en el bazo ya que tiene un alto riesgo de ruptura.

    A veces, los pacientes con infarto esplénico pueden retrasar el tratamiento debido a la ausencia inicial de síntomas o si los síntomas son leves. Si el paciente sufre de una afección que lo hace más propenso a cualquier tipo de infarto, incluido el infarto esplénico, deben recibir tratamiento inmediatamente, especialmente si también tienen síntomas, como sensibilidad en la parte superior izquierda del abdomen o en la parte superior izquierda dolor abdominal que también se irradia al hombro izquierdo.

    Si también hay fiebre junto con estos síntomas, indica un absceso esplénico. Si hay signos de shock hemorrágico con estos síntomas, entonces indica la ruptura del bazo. Todas estas afecciones son mortales y pueden causar la muerte, por lo que es imprescindible que el paciente busque atención médica inmediata.

    Infarto esplénico terapéutico

    El infarto esplénico puede inducirse con fines médicos, como para tratar afecciones como la lesión esplénica o la hipertensión portal. La inducción médica del infarto esplénico también se puede realizar antes de realizar una esplenectomía para prevenir la pérdida de sangre.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment