Signos tempranos de pérdida ósea

¿Qué es la pérdida ósea?

La osteopenia es una condición atribuida a los signos tempranos de pérdida ósea. La osteopenia puede conducir a la osteoporosis , pero no todas las personas que tienen osteopenia desarrollan osteoporosis. La osteopenia se caracteriza por una densidad mineral ósea inferior a la normal, pero aún no es lo suficientemente baja como para ser considerada como osteoporosis. Para prevenir un mayor deterioro de sus huesos, los pacientes con osteopenia deben hacer algunos cambios en su estilo de vida, como hacer ejercicios regulares de carga de peso, limitar el consumo de alcohol y cafeína, comer una dieta saludable y dejar de fumar .

La relación entre la edad y la masa ósea

La masa ósea, o la cantidad de hueso que uno tiene, generalmente alcanza su punto máximo alrededor de los 30 años. Después de esta edad, la masa ósea comienza a disminuir. El cuerpo comienza a reabsorber el hueso más rápido de lo que puede producir. En las mujeres, esta reabsorción ósea se vuelve más rápida después de la menopausia. A medida que uno envejece, tienden a perder más células óseas de lo que producen. Esto lleva al debilitamiento de los huesos y hace que la osteopenia progrese hacia la osteoporosis. Además, los huesos se vuelven más vulnerables a la rotura, fracturas y otros daños.

Signos tempranos de pérdida ósea

La mayoría de las personas no saben si padecen osteopenia o no. Algunos signos comunes de pérdida ósea son:

Encías en retroceso: las encías en retroceso se asocian comúnmente a muchos factores, uno de ellos es la pérdida ósea. Los dientes están conectados al hueso de la mandíbula. Cuando la mandíbula comienza a perder hueso, las encías comienzan a retroceder. La pérdida de hueso de la mandíbula también se ha relacionado con bajas densidades de minerales óseos en áreas como los cuerpos vertebrales de la columna lumbar.

Uñas débiles y frágiles: la investigación muestra que la buena salud de las uñas también es un signo de buena salud ósea. Las personas con huesos sanos tienen uñas más fuertes y sanas. Sin embargo, al evaluar sus uñas, se deben considerar factores como el tiempo que pasan en el agua, la exposición a sustancias químicas agresivas, la excavación del suelo u otros trabajos que pueden ser difíciles para sus uñas. Las uñas débiles y quebradizas son uno de los primeros signos de pérdida ósea.

Dolores musculares, calambres y dolor óseo: Con la edad, la mayoría de las personas tiende a aceptar dolores y molestias como parte de su vida. Pero estos síntomas pueden ser signos de pérdida ósea. El dolor muscular y óseo puede indicar un nivel severamente inadecuado del nutriente de construcción ósea, la vitamina D, en el cuerpo. Los calambres son otro síntoma de pérdida ósea. Aunque, varios mecanismos pueden desencadenar calambres en las piernas y los pies, pero los calambres en las piernas que ocurren durante la noche a menudo indican una deficiencia de calcio, magnesio o potasio en la sangre. Si esta condición persiste con el tiempo, puede causar una pérdida ósea excesiva. Los dolores musculares, los calambres y el dolor en los huesos son una indicación importante de que está sufriendo de pérdida ósea.

Fuerza de agarre reducida: A medida que uno envejece, pueden minimizar su riesgo de fractura al prevenir las caídas. Esto se puede lograr manteniendo un buen equilibrio corporal, fuerza muscular general y fuerza de agarre. Una empuñadura fuerte es el principal factor físico relacionado con la densidad mineral ósea en general. Las personas con un agarre deficiente en las manos tienden a tener músculos débiles y poca densidad ósea. La disminución de la fuerza de agarre es un signo temprano de pérdida ósea.

Pérdida de altura: Uno pierde altura a medida que envejecen. La pérdida de altura está precedida por fracturas vertebrales y mala postura. La mala postura no siempre es indicativa de pérdida ósea, pero apunta hacia el debilitamiento de los músculos alrededor de la columna vertebral. Dado que los músculos y los huesos trabajan juntos, y tienden a ganar y perder fuerza simultáneamente, cualquier pérdida en el músculo está vinculada a una pérdida eventual en el hueso.

Estado físico disminuido: el estado físico se mide por la fuerza muscular, la capacidad aeróbica y el equilibrio corporal. La osteopenia y la osteoporosis se han asociado con una disminución general de la aptitud física. Cuando el estado físico general disminuye, es probable que la masa ósea también disminuya. La reducción de los niveles de condición física es una indicación de que está sufriendo una pérdida de masa ósea.

Factores de riesgo para la pérdida ósea

En general, los factores de riesgo para desarrollar osteopenia y aquellos para desarrollar osteoporosis son los mismos. Factores como la edad, el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol, el estilo de vida inactivo, la ingesta deficiente de calcio en la dieta y el tratamiento prolongado con esteroides pueden hacer que uno sea más susceptible a estas enfermedades de pérdida ósea. Además, ser mujer, ser anormalmente delgada o tener un cuadro pequeño, un historial familiar de osteoporosis, fracturas previas, histerectomía e historial de anorexia nerviosa tambiénson otros factores que pueden aumentar las posibilidades de estos trastornos óseos. Pacientes con afecciones médicas crónicas como malnutrición, malabsorción, artritis reumatoide , menopausia prematura , diabetes tipo 1 , hipertiroidismo.La enfermedad hepática crónica o el hipogonadismo también tienen altas posibilidades de desarrollar estos problemas óseos. Por lo tanto, se recomienda a estas personas que se pongan en contacto con su médico y se controle la densidad ósea para un diagnóstico y tratamiento oportunos de la osteopenia y la osteoporosis.

Diagnóstico de la pérdida ósea

Para diagnosticar con precisión la pérdida ósea u osteopenia, el médico le pedirá a la persona que se someta a una prueba de densidad mineral ósea. Esto generalmente se hace a través de una exploración de absorciometría de rayos X de doble energía (DEXA). Los resultados de la exploración DEXA se informan como puntuaciones T La puntuación T por encima de -1 se considera normal, la puntuación T entre -1 y -2.5 indica osteopenia, mientras que la puntuación T por debajo de -2.5 implica osteoporosis.Otras pruebas, como la ecografía cuantitativa , también pueden ser necesarias. El ultrasonido cuantitativo mide la velocidad del sonido en el hueso para determinar la fuerza y ​​la densidad del hueso.

Pronóstico de la pérdida ósea

En lugar de asustarse o preocuparse por los signos tempranos de la pérdida ósea, uno debería considerarlos como una oportunidad para enfocarse más en su salud personal y en la longevidad, cuidando adecuadamente sus huesos. Al mantener sus huesos sanos, uno puede asegurar una buena salud y bienestar en general y puede detener y prevenir fácilmente la pérdida de hueso.

También lea:

Leave a Comment