Yoga como una opción de tratamiento para los trastornos de ansiedad

Comprender la relación entre el yoga y la ansiedad:

Si bien la ansiedad puede contarse como una reacción normal al estrés que experimenta el cuerpo humano, un estado constante de niveles excesivos de ansiedad es un síntoma preliminar de un trastorno de ansiedad. Los trastornos de ansiedad afectan a casi el 18 por ciento de los adultos en Estados Unidos y son una combinación de factores psicológicos, genéticos, del desarrollo y ambientales.

El tratamiento del trastorno de ansiedad demuestra ser efectivo con psicoterapia y medicación, pero la meditación y yoga puede contribuir enormemente al tratamiento del trastorno de ansiedad. Ayudan a reducir el nivel de estrés y pueden elevar los efectos positivos de otras terapias también.

Estudios recientes han mostrado que con una práctica regular de yoga y meditación, los niveles de ansiedad pueden reducirse considerablemente. Una práctica de yoga cuidadosa y suave ayudará a aliviar los signos de ansiedad excesiva. A través de varias posturas de yoga, el cuerpo y la mente se pueden calmar junto con la creación de un equilibrio emocional y la liberación de la tensión corporal. Una combinación de meditación y respiración yóguica conocida como Pranayama rinde resultados sobresalientes al calmar los sentidos y al eliminar el pensamiento negativo.

Yoga para equilibrar las emociones que desempeñan un papel en los trastornos de ansiedad:

Las emociones juegan un papel fundamental en los trastornos de ansiedad. La sensación de excesiva irritabilidad, depresión, miedo, enojo y preocupación puede resumirse para aumentar los niveles de ansiedad. Posiciones de apertura de cadera, giros corporales, curvas laterales, etc. Las posturas de yoga ayudarán a equilibrar las emociones y a reducir los sentimientos de ansiedad.

Impacto de los ejercicios de respiración para aliviar la ansiedad:

La ansiedad excesiva a menudo se caracteriza por fuertes respiraciones. Durante un ataque de ansiedad, la respiración parece sonar rápida, superficial y gradual, lo que afecta el sistema nervioso central. Cuando se practican pranayama y varios ejercicios de respiración yóguica, esto ayuda a calmar los sentidos. Cuando se practica regularmente, puede ayudar a reducir el nivel de ansiedad. Seguir la respiración lenta y profunda en momentos en que te golpea la ansiedad puede ayudar a aliviar los pensamientos negativos.

NadiSodhana y Dirga son los tipos de Pranayama que ayudan a calmar el cuerpo y aliviar La ansiedad. Shitali y Sit Cari son los dos pranayamas que ayudan a enfriar el cuerpo cuando hay un exceso de producción de calor. Esto puede ocurrir debido a diversos síntomas, como inquietud, deseo, compulsiones, insomnio y agitación.

Efectos positivos del yoga y la meditación sobre la calma mental y el control de la ansiedad:

Por más complicado que parezca, la mente contribuye en gran medida a la ansiedad a largo plazo. La obsesión persistente y el enfoque en pensamientos temerosos solo aumentarán los niveles de ansiedad. A través de la meditación y el yoga, tu mente podrá concentrarse en las experiencias presentes con calma. El nivel de estrés, ansiedad, frustración y tensión se puede reducir con una práctica regular de yoga. Cuando se resume con la meditación, puede ayudar a crear un desapego mental, así como una mente tranquila en todo momento.

La meditación, el yoga y el pranayama han sido herramientas influyentes para reducir y prevenir los niveles extremos de ansiedad. Todas estas prácticas fomentan la mente para construir un fuerte sentido de autocontrol, determinación, fe, paciencia y concentración. Cuando esto se practica regularmente, creará un impacto positivo en la mente.

Nota: Es aconsejable evitar practicar esas poses que te dan miedo o te hacen sentir inseguro. Esto también puede desencadenar las respuestas de seguridad en el cuerpo que pueden elevar los niveles de ansiedad. Si bien el yoga es beneficioso, nunca descuides los medicamentos que te recetó tu médico. Consulte a su médico si está experimentando signos de ansiedad y reciba tratamiento en el momento adecuado.

10 mejores posturas de yoga para aliviar los síntomas de los trastornos de ansiedad:

Tree Pose o Vrikshasana para ayudar a superar el trastorno de ansiedad

Esta actitud fundamental ayuda a aliviar los síntomas de la ansiedad. A menudo le enseña al cuerpo a mantener el equilibrio mientras mantiene la postura de pie, lo que facilita el aumento de la conciencia, la concentración y el enfoque. Esta es una gran manera de concentrarte en ti mismo y alejar tu mente de los pensamientos ansiosos.

Antes de cambiarte a las otras posturas equilibrantes como Half Moon y Eagle, debes practicar la Pose del Árbol para calmar la mente acelerada y ganar concentración. Las posturas equilibradas te obligan a prestar atención a las posturas que has mantenido y hacerlo con honestidad.

Pose del niño o Balasana: una actitud efectiva para aliviar los trastornos de ansiedad

Child’s Pose contribuye como un calmante para el cuello, la espalda y los hombros. Estas son las áreas donde las personas tienden a almacenar sus tensiones. La pose ayuda a relajarse manteniendo un patrón de respiración constante, que es más consciente. Esto ayuda a calmar el sistema nervioso y hace maravillas para las personas que sufren de ansiedad.

Warrior Pose o Virabhadrasana para controlar el desorden de ansiedad

La salud general del colon y la digestión adecuada tiene una relación inusual. Estudios recientes han demostrado que existe una fuerte relación entre ambos. La pose de Guerrero también ayuda a calmar el cuerpo y la mente al desviar tu mente de los pensamientos estresantes a tu cuerpo.

Headstand o Sirsasana-Beneficial Yoga Pose para el desorden de ansiedad

La disminución en los niveles de depresión se puede lograr desintoxicando las glándulas suprarrenales. A través de Headstand o Sirsasana, se estimulará el flujo de sangre en la cabeza. Puede parecer difícil mantener la pose, pero puedes aprenderla gradualmente con la ayuda de un profesor de yoga. Esta postura también te ayuda a prestar atención a tu patrón de respiración y a mantenerte concentrado durante toda la práctica.

Piernas arriba de The Wall Pose o ViparitaKarani- para controlar los síntomas de ansiedad

Las piernas arriba de la pared hacen maravillas para aquellos que sufren de dolor de espalda y los síntomas de ansiedad. Alivia la incomodidad y puede reducir la presión arterial alta así como el insomnio. Esto se puede practicar con el apoyo de una pared, pero es esencial para encontrar un lugar de confort. De esta manera, disfrutarás de practicarlo y para aliviar el estrés en la columna vertebral, puedes colocar una almohada o una manta.

Águila Pose o Garudasana para estabilizar la mente y controlar la ansiedad

Esta postura promueve la curación del cuerpo y la mente al desviar los pensamientos de una manera positiva. La Pose del Águila es extremadamente beneficiosa para silenciar la mente y llamar la atención sobre el cuerpo. Mantenga la postura de 30 a 60 segundos en cada lado. Una práctica constante de esta postura puede ayudar a obtener la estabilidad del cuerpo y la mente.

Pose de media luna o Ardha Chandrasana para calmar la mente

Sigue la postura de la media luna, una postura de equilibrio es esencial para calmar la mente y cultivar la conciencia de la mente. Levante las piernas a 90 grados y coloque una mano en el bloque. Ayuda a desviar su atención de la mente y concentrarse en el cuerpo.

Standing Forward Bend o Uttanasana para calmar la mente

Las curvas hacia adelante son esenciales para calmar el sistema nervioso y calmar la mente. Se pueden usar como una pose de inversión y se pueden practicar individualmente o entre cada pose. También libera la tensión de la parte superior del cuerpo cuando el cuerpo se inclina hacia adelante durante unos minutos.

Pose de pez o Matsyasana para aliviar la ansiedad

Los síntomas de fatiga y ansiedad pueden aliviarse haciendo la postura de los peces. Ayuda a estirar la espalda y el hombro de una manera suave. Los principiantes tendrán que colocar una cobija debajo de la cabeza como apoyo, ya que pueden experimentar incomodidad.

Corpse Pose o Savasana

Después de toda la práctica del yoga, asegúrate de acostarte sobre tu espalda y colocar los brazos sobre tu costado. Mantenga esta postura y concéntrese en su patrón de respiración durante 30 minutos. Esta postura ayuda a poner a tierra el cuerpo y mantenerlo quieto en todo momento. Aprovechar tu respiración se hace más fácil cuando puedes ver el vientre que sube y baja con un patrón de respiración constante.

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.