Dolor de cuello o cervicalgia: tipos, causas, fisiopatología, síntomas, tratamiento, ejercicios, pruebas

¿Qué es el dolor de cuello o la cervicalgia?

Muchos de nosotros hemos experimentado dolor de cuello severo o cervicalgia en algún momento de nuestras vidas. Puede ser causado por una variedad de razones, como por ejemplo, no dormir en una posición correcta, tener un accidente que provoque lesión por latigazo cervical o torcer el cuello durante una actividad física extenuante. El dolor de cuello severo también puede provocar dolores de cabeza o mareos. Los síntomas pueden desaparecer en unos días o puede haber un dolor persistente que limita las actividades cotidianas. ( Obtenga más información : “ Puede calificar para beneficios de discapacidad para el dolor de cuello “)

La columna cervical es una estructura muy compleja y flexible con la capacidad de soportar una cabeza que pesa 15 o más libras mientras se mueve en varias direcciones. La columna cervical tiene la máxima libertad de movimiento en comparación con otras partes de la columna vertebral. La columna cervical es capaz de mover la cabeza en muchas direcciones, como 90 grados de flexión (avance), 90 grados de extensión (retroceso), 180 grados de rotación (de lado a lado) y casi 120 grados de inclinación hacia cada hombro. Debido a esta combinación de complejidad y flexibilidad, el cuello o la región de la columna cervical son más propensos al dolor y las lesiones. La columna cervical se compone de 7 vértebras pequeñas junto con discos intervertebrales para absorber los impactos, las articulaciones, la médula espinal, las 8 raíces nerviosas, los elementos vasculares, los 32 músculos y los ligamentos. Las raíces nerviosas comienzan desde la médula espinal como ramas de los árboles a través del agujero vertebral. Cada raíz nerviosa transmite impulsos nerviosos o señales hacia y desde el cerebro hombros, brazos y cofre . Una combinación de 4 arterias y venas forman parte del sistema vascular que atraviesa el cuello para hacer circular la sangre entre el cerebro y el corazón. Las articulaciones, los músculos y los ligamentos permiten el movimiento y ayudan a estabilizar la estructura de la columna cervical.

Clasificación y tipos de dolor de cuello o cervicalgia

  1. Dolor de cuello agudo o cervicalgia:

    Esto es grave dolor en el cuello con punzante y punzante dolor referido a los hombros y los brazos. Los pacientes que presenten los siguientes síntomas deben buscar atención médica de inmediato: el déficit neurológico progresivo, como la debilidad en los brazos o la pérdida de sensibilidad y la coordinación en los brazos o las piernas, puede indicar daño a los nervios. El dolor persistente o creciente acompañado de falta de apetito, pérdida de peso no planificada, náuseas y vómitos con fiebre / escalofríos / temblores podría ser una indicación de tumor espinal o infección.

  2. Dolor crónico de cuello o cervicalgia:

    Se prolonga el dolor crónico de cuello dolor presente durante un largo período de tiempo. Se acompaña de dolor que se irradia hacia los brazos y hacia las manos y los dedos. La hernia de disco cervical o la estenosis foraminal pellizcando un nervio en el cuello es la causa común. El tratamiento para la hernia discal cervical depende de la duración del dolor, la intensidad del dolor y la medida en que se ven afectados el nervio cervical y / o la médula espinal. Por lo general, los síntomas son temporales y pueden tratarse con éxito con cuidado no quirúrgico, como medicamentos fisioterapia manipulaciones, etc. Si el dolor persiste más allá de las 6 a 12 semanas a pesar de tratamientos conservadores, entonces se recomienda cirugía.

Causas de dolor de cuello o cervicalgia

Las causas de dolor en cuello o cervicalgia incluyen:

  • Lesión, trauma y accidentes: La lesión de latigazo es una lesión común sufrida durante un accidente. Este tipo de lesión se denomina lesión por hiperextensión y / o hiperflexión porque la cabeza se ve forzada a moverse hacia atrás y / o hacia adelante rápidamente de una manera que está más allá del rango normal de movimiento del cuello. Los músculos y ligamentos del cuello se ven afectados por este movimiento anormal y contundente y los músculos reaccionan apretando y contrayendo lo que lleva a la debilidad muscular que produce dolor y rigidez.
  • Envejecimiento: La columna vertebral se ve afectada por trastornos degenerativos como osteoartritis estenosis espinal y enfermedad degenerativa del disco . Uno de los trastornos comunes de las articulaciones que causa un deterioro creciente del cartílago es la osteoartritis. Debido a esto, el cuerpo responde formando nuevos huesos llamados osteofitos (espolones óseos) que afectan el movimiento articular. La estenosis espinal es otro trastorno degenerativo que estrecha el foramen y los conductos neurales pequeños que conducen a la compresión y el atrapamiento de las raíces nerviosas. Debido a la estenosis, los nervios no pueden funcionar normalmente, lo que produce dolor y entumecimiento en el cuello, hombros y brazos. La enfermedad degenerativa del disco (DDD, por sus siglas en inglés) afecta los discos intervertebrales de manera que se vuelven menos hidratados, lo que da como resultado una elasticidad y altura del disco dañadas. A medida que progresa el trastorno, un disco puede protruir o herniar causando dolor, hormigueo y entumecimiento en las extremidades superiores.
  • Vida cotidiana: El equilibrio de la columna se ve afectado por la mala postura, la obesidad y la debilidad de los músculos abdominales. el cuello para inclinarse hacia adelante para compensar. Otras afecciones como el estrés y la tensión emocional también pueden hacer que los músculos del cuello se contraigan y contraigan, causando dolor y rigidez.
  • Otras enfermedades y afecciones: El dolor de cuello generalmente es causado por tensión, pero persiste el dolor y / o la insuficiencia neurológica una causa de preocupación y debe tomarse en serio. Estos síntomas podrían deberse a infección de la columna vertebral, compresión de la médula espinal, tumor, fracturas y otros trastornos. Si el paciente ha sufrido una lesión en la cabeza, es probable que el cuello también se haya visto afectado. Por lo tanto, es prudente que se busque atención médica inmediatamente.

Fisiopatología del dolor de cuello o cervicalgia

Varias estructuras son responsables de causar dolor en el cuello como huesos, nervios, discos, ligamentos longitudinales, músculos, articulaciones facetarias y duramadre . Todas estas estructuras causan dolor cuando están irritadas o inflamadas. El dolor se puede clasificar como de origen nociceptivo, neuropático o idiopático. El dolor nociceptivo es el tipo más común de dolor. El dolor agudo a menudo es de origen nociceptivo, pero cuando se convierte en un dolor crónico, la influencia de los factores psicológicos y sociales se hace más evidente. La activación de los aferentes primarios periféricos da lugar a una sensación nociceptiva de dolor. Los impulsos son conducidos por una parte de fibras A-delta mielinizadas y C no mielinizada, que son producidas por estímulos nocivos y transmiten sensaciones que se consideran dolor. Las aferentes nociceptivas primarias ascienden contralateralmente y estimulan las neuronas espinotalámicas y espinotalámicas en el asta dorsal de la médula espinal mediando neurotransmisores, tales como glutamato, aspartato, sustancia P y péptido relacionado con el gen de la calcitonina. Los axones transmiten el estímulo al cerebro que viaja en 3 tractos ascendentes primarios que se proyectan hacia el tálamo y la formación reticular. El daño o la disfunción de los nervios periféricos o del sistema nervioso central (SNC) causa dolor neuropático. Las neuronas pueden estar sensibilizadas para reaccionar incluso a un estímulo extremadamente leve que normalmente no causará dolor. El dolor neuropático a menudo aparece como dolor crónico. Se piensa que la reorganización del procesamiento central está relacionada con este estado de dolor. Infecciones como herpes zóster enfermedades metabólicas como diabetes y lesiones traumáticas en la médula espinal y accidentes cerebrovasculares que involucran daño isquémico en las vías nociceptivas ascendentes son las causas más comunes de dolor neuropático. El dolor se denomina idiopático cuando no se pueden encontrar daños en tejidos o neuronas.

Signos y síntomas del dolor de cuello o cervicalgia

  • Dolor de cuello en uno o ambos lados .
  • Rigidez.
  • Dolor ardiente.
  • Sensaciones de hormigueo.
  • Dolor alrededor de los omóplatos.
  • Adormecimiento o debilidad en los brazos.
  • Dificultad para tragar, hablar, escribir o caminar.
  • Dolor de cabeza
  • Sudores nocturnos
  • Mareos.
  • Náuseas.
  • Visión borrosa.
  • Fiebre.
  • Cansancio.
  • Pérdida de peso involuntaria.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos (glándula) debido a una infección viral de la garganta que causa dolor en el cuello.
  • Pulsaciones.
  • Sonidos de silbido en la cabeza.
  • Dolor facial.

Se debe buscar atención médica inmediata para los siguientes Síntomas:

  • Fiebre alta.
  • Fotosensibilidad.
  • Irritabilidad.
  • Licor agudo ness con movimiento del cuello.
  • Entumecimiento, debilidad y / u hormigueo.
  • Lesión reciente de cabeza o cuello.

Tratamiento del dolor de cuello o cervicalgia:

El tratamiento depende de la causa del dolor de cuello. Por lo general, el dolor de cuello se origina por la tensión y puede tratarse sin cirugía. Esto implica aliviar la presión del cuello y el espasmo muscular. Otros métodos incluyen:

  • Collares cervicales: Estos restringen el movimiento y sostienen la cabeza para quitar la carga del cuello. Acostarse también ayuda a limitar el movimiento del cuello y reducir la presión (peso), por lo que los músculos descansan durante la curación.
  • Tracción cervical: Por lo general, se receta para usar en casa. La tracción cervical tira suavemente de la cabeza y estira los músculos del cuello aumentando así el tamaño de los conductos neurales (foramen).
  • Medicamentos orales: Medicamentos como fármacos antiinflamatorios no esteroideos ( AINE) pueden recetarse relajantes musculares y narcóticos para uso a corto plazo. Las inyecciones de punto gatillo son beneficiosas en algunos pacientes.
  • Terapia física (PT): Esto también es útil para aliviar el dolor de cuello y se incorpora al plan de tratamiento. Las aplicaciones de calor / frío, ultrasonido y masaje son algunas de las formas pasivas de PT y pueden ayudar a aliviar el dolor y la rigidez. Los ejercicios terapéuticos ayudan a desarrollar la fuerza y ​​aumentar el rango de movimiento. Los pacientes también se benefician al aprender sobre su condición y sobre la postura correcta y las técnicas de relajación.
  • Cirugía: El dolor de cuello rara vez requiere intervención quirúrgica. Algunas de las indicaciones para la cirugía pueden ser disfunción de la médula espinal, dolor severo que no responde a medidas conservadoras y dolor y / o debilidad persistentes. El tipo de procedimiento quirúrgico depende de las necesidades del paciente. El cirujano tiene en cuenta la historia clínica, la edad, la condición física general, la ocupación y otros factores del paciente. La cirugía de columna cervical es complicada y requiere un cirujano experto.

Pruebas para diagnosticar el dolor de cuello o la cervicalgia

  • Se realiza un historial médico del paciente junto con un examen físico y neurológico.
  • Estudios radiográficos como rayos X pueden revelar estrechez de espacio discal, fractura, formación de osteofitos y osteoartritis.
  • La resonancia magnética se hace para detectar discos abultados y hernia que generalmente son responsables de los síntomas neurológicos.
  • Se realizan estudios de conducción nerviosa y / o electromiografía para determinar si ha habido alguna daño a los nervios.
  • El escáner óseo detecta problemas espinales como osteoartritis, fracturas o infecciones.
  • Discogram ayuda a confirmar o descartar los discos como fuente de dolor.
  • El mielograma ayuda a encontrar cualquier canal espinal o trastorno de la médula espinal.
  • Prueba de velocidad de conducción nerviosa (NCV).

Ejercicios para el dolor de cuello o cervicalgia:

  1. Ejercicio de flexión del cuello para el dolor de cuello o cervicalgia:

    Párese derecho y mueva su cabeza hacia adelante para que su barbilla toque el pecho o se acerque lo más posible al pecho como se muestra en el video. La flexión del cuello estira los músculos de su cuello en la parte posterior de la columna cervical y alivia la tensión muscular del cuello.

  2. Extensión del cuello para el dolor de cuello o cervicalgia:

    Párese derecho e incline su cabeza hacia atrás, no rápido ni con fuerza, hasta que su cara mire directamente al techo. El movimiento de extensión del cuello estira la parte frontal de los músculos del cuello. No continúes con este movimiento si te sientes mareado.

  3. Rotación del cuello para el dolor de cuello o cervicalgia:

    Párese derecho y gire lentamente la cabeza hacia la derecha todo lo que pueda, mirando por encima del hombro derecho. Mantenga la posición al final del movimiento durante 20 a 30 segundos. Repita este ejercicio 5 veces. Luego, haz el mismo ejercicio en el lado izquierdo.

  4. Flexión lateral del cuello para el dolor de cuello o cervicalgia:

    Mantenga su cabeza recta e inclínela hacia abajo por su oreja derecha hacia el hombro derecho, hasta que sienta un ligero estiramiento. Mantenga la posición durante 20 a 30 segundos. Haz el mismo movimiento en tu lado izquierdo.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment